lunes, marzo 4, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaMás de la mitad de los países europeos no han presentado sus...

Más de la mitad de los países europeos no han presentado sus planes de control de contaminación atmosférica

Según la ley, los gobiernos tenían hasta el 1 de abril para entregar sus programas detallados de reducción de la contaminación del aire a la Comisión Europea, sin embargo, Sin embargo, solo 13 de los 28 Estados miembros de la UE los habían presentado sus planes a finales de dicho mes, por lo que la Comisión Europea ha recordado su obligación de entregarlos y los riesgos que el retraso puede acarrear a la salud de los europeos

Los funcionarios de la UE siguen a la espera de recibir programas  de reducción de la contaminación del aire de 14 gobiernos de la UE. En concreto, los de Bulgaria, Chipre, República Checa, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Lituania, Malta, Polonia, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, y España.

Según la ley, los gobiernos tenían hasta el 1 de abril para entregar sus programas detallados de reducción de la contaminación del aire a la Comisión Europea. Los gobiernos debían consultar con el público sobre el contenido de sus planes. Los  Estados miembros que cumplieron con el plazo  fueron: Austria, Irlanda, Países Bajos, Croacia, Letonia, Portugal, Dinamarca, Italia, Suecia, Bélgica, Reino Unido, Estonia y Finlandia. 

Francia y Alemania formaron parte de un ‘bloque tóxico’ de los países de la UE, comunicado al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas el año pasado por no haber reducido las emisiones lo suficientemente rápido como para adaptarse a las normas de calidad del aire de la UE. 

Bruselas envió el 10 de abril una carta a todos los países que no han comunicado sus planes pidiendo información al respecto y recordando que están obligados a hacerlo tal y como establece la directiva sobre reducción de emisiones nacionales de determinados contaminantes atmosféricos.

Margherita Tolotto, oficial de Políticas de Aire Limpio en la  Oficina Europea del Medio Ambiente (EEB por sus siglas en inglés) señaló, al respecto que «es sorprendente que más de la mitad de los gobiernos de la UE no hayan cumplido con el plazo para algo tan importante». Cada día de demora en reducir la contaminación del aire significa que más personas sufren las consecuencias para su salud.
 
“Faltan pocas semanas para las elecciones europeas, se nos recuerda por qué es tan importante la supervisión de la UE. Incluso en un tema tan importante como la contaminación del aire, donde existe un amplio apoyo público para la acción, los gobiernos nacionales no lo logran. Necesitamos que la UE los haga rendir cuentas», indicó.
 
Los planes de contaminación del aire que faltan son un requisito de la Directiva de Techos Nacionales de Emisión (NEC), que establece objetivos de reducción de la contaminación dañina por país. Deberían haber detallado las medidas que los gobiernos usarán para reducir las emisiones de áreas como el transporte, la industria y la agricultura.
 
Los programas nacionales de reducción de la contaminación del aire y otros requisitos de la Directiva NEC complementan el papel de las normas de calidad del aire de la UE, que establecen niveles de concentración máximos para ciertos contaminantes en el aire que respiramos.
 
El Ejecutivo comunitario es el encargado de examinar la coherencia de los programas nacionales con las normas europeas, incluida la trayectoria de reducción emisiones desde 2020 a 2030. Los Estados miembros, además, tendrán que actualizar sus programas nacionales como mínimo cada cuatro años.
 
En ellos, los países deben valorar en qué medida las fuentes de emisiones nacionales pueden tener un impacto sobre la calidad del aire en su territorio y en el de Estados miembros vecinos, además de tener en cuenta la necesidad de reducir dichas emisiones para cumplir los objetivos de calidad del aire.
 
Los programas de cada socio comunitario también tienen que dar prioridad a las medidas de reducción de las emisiones de carbono negro a la hora de adoptar medidas para cumplir sus compromisos nacionales de reducción de las partículas finas y garantizar la coherencia con otros planes y programas pertinentes establecidos en virtud de requisitos indicados en la legislación nacional o comunitaria.
 
 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares