miércoles, julio 17, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoEl envejecimiento y la cronicidad han de contemplarse en la cartera de...

El envejecimiento y la cronicidad han de contemplarse en la cartera de servicios sanitarios, según un reciente informe

La Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria ha hecho público su informe correspondiente a 2010 en el que, bajo el título “Integración asistencial. ¿Cuestión de modelos?”, llega, entre otras, a la conclusión de que la falta de coordinación entre Atención Primaria y Hospitalaria y el predominio de procesos crónicos es una de las causas de que se hayan generado distintas estrategias de intervención en las CCAA

Madrid, 27 de octubre 2010 (medicosypacientes.com)

El fortalecimiento de la AP y un profundo cambio en la cultura de la organización sanitaria deberían formar parte del Pacto por la Sanidad entre los partidos políticos, si es que realmente se quiere hacer sostenible el Sistema Nacional de Salud. Ésta es la conclusión final del Informe de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP) para 2010. Un Informe cuyo lema: ?Integración asistencial. ¿Cuestión de modelos?? resume a la perfección su contenido. En la búsqueda de la continuidad asistencial en el sistema, la SEDAP ha realizado un estudio de los diferentes modelos que se están implantando en España que se ha presentado hoy en Madrid, y que también será distribuido en el próximo congreso de la Sociedad que se va a celebrar del 3 al 5 de noviembre en La Coruña.

En un escenario en el que en la asistencia priman cada vez más los procesos crónicos y el envejecimiento de la población, se insiste en que el papel de la Atención Primaria debe salir reforzado; así lo han entendido ya países como Estados Unidos, con la reforma puesta en marcha por el presidente Obama, o el Reino Unido, como apunta el estudio. Por lo que respecta a España, el Informe admite el gran desarrollo que ha tenido el primer nivel asistencial; pero añade que ?la atención integral e integrada tiene algunas deficiencias?. Además, ?no se la ha dotado de los recursos necesarios y la coordinación con otros servicios continúa siendo la asignatura pendiente?.

Es precisamente la falta de coordinación entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria y el predominio de procesos crónicos los que han favorecido que se generen distintas estrategias de intervención en las CCAA con el fin de impulsar la continuidad asistencial; estrategias que van desde el fomento de la gestión por procesos entre ambos niveles, dentro de la organización ?tradicional?, hasta cambios estructurales de organización de los servicios.

Colaboración de CCAA y profesionales

El Informe estudia y analiza estos distintos modelos de gestión, siempre desde el punto de vista de la AP, y para ello también ha elaborado un cuestionario que se ha remitido a las 17 CCAA , así como otro enviado a las sociedades científicas de AP (se ha contado con la participación de semFYC, SEMERGEN, SEMG y FAECAP) para conocer la percepción de los profesionales respecto a los modelos actuales.

Según la presidenta de la SEDAP, Marta Aguilera, “más que de la Gestión Integrada o el Área Única, se trata de lograr la continuidad asistencial. Decimos que el Área Única y la Gestión Integrada, únicos modelos que conllevan un cambio de estructura organizativa, podrían tener una serie de ventajas? pero, cuando profundizas en las estrategias que se están poniendo en marcha en los distintos servicios, ves que son las mismas: hacen énfasis en la información compartida, en desarrollar vías de comunicación más ágiles entre niveles, o en hacer guías clínicas consensuadas entre ellos?.

Un problema en el que insiste la SEDAP (ya lo señaló en el Informe 2009) es que todavía existen escasas evaluaciones respecto a los modelos que se han ido implantando. En todo caso, los responsables de las CCAA los han analizado, con sus ventajas e inconvenientes.

Así, sobre ?Gestión Clínica en el Sistema Sanitario Público de Andalucía? escribe Áurea Bordóns, directora general de Asistencia Sanitaria del SAS; sobre ?Integración Asistencial en un Departamento de Salud. Modelo Alzira?, Rosa Espinosa, directora médico asistencial del Área de Salud y cuatro firmantes más; ?Hacia la integración de niveles asistenciales? es el artículo de Joaquín Estévez, presidente de SEDISA; ?Atención Primaria. Reflexiones en época de crisis?, el de Juli Fuster, director general de Planificación y Financiación de la Consejería de Salud de Baleares.

?Las Entidades de Base Asociativa: una innovación del siglo pasado que debe modernizarse? son revisadas por Joan Gené, del ICS y la Universidad de Barcelona; la ?Mejora de la Atención Primaria a Pacientes con Condiciones Crónicas: El Modelo de Atención a Crónicos?, por Roberto Nuño, director de O+berri, Instituto Vasco de Innovación Sanitaria; la ?Atención Integrada en el Modelo Tradicional?, José María Pino, por el director general de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla y León; y la ?Continuidad Asistencial, Sostenibilidad e Integración Socio-Sanitaria?, por Álvaro Santos Gómez, ex director general de Atención Sanitaria y Calidad del SESCAM.

Respecto a la opinión de las sociedades científicas de AP, se constata la importancia que los profesionales dan a los sistemas de información y comunicación para lograr una adecuada continuidad asistencial, así como los protocolos, vías o guías clínicas consensuadas por ambos niveles asistenciales. Asimismo, el informe señala la existencia de cierta confusión en los conceptos de Área Única y Gestión Integrada, así como con la existencia de estas innovaciones en la respectiva Comunidad Autónoma. ?Esto hace pensar sobre si se ha tenido en cuenta la información y participación de los profesionales en la implantación de los nuevos modelos?, tal como se indica en el Informe.

Conclusiones del Informe

Las conclusiones de este trabajo se resumen en nueve puntos:
1.- Las reformas organizativas deben contemplar, necesariamente, un fortalecimiento de Primaria para avanzar en la sostenibilidad del sistema. El envejecimiento de la población y la cronicidad de las enfermedades son los principales retos a los que tiene que dar respuesta el sistema sanitario.
2.- Este envejecimiento poblacional y cronicidad exige una mayor integración de los niveles asistenciales, por lo que la Cartera de Servicios del SNS debería evolucionar en consonancia.
3.- Las claves de la mejora pasan por aplicar nuevas estrategias asistenciales, maximizando los beneficios de las TIC y por implantar vías clínicas basadas en la evidencia y en coordinación con otros servicios sanitarios y sociales, desarrollando las competencias de enfermería y la atención domiciliaria.
4.- La renovación de la AP pasa también por la capacitación de los profesionales, en un nuevo modelo relacional con el paciente, los grupos de pacientes, la comunidad y la atención especializada con una utilización inteligente de las TIC, y desarrollando una cultura de calidad total. Trabajar desde la perspectiva poblacional y territorial estableciendo alianzas con las diferentes instituciones, alrededor de las necesidades de los pacientes es una cuestión clave.
5.- La continuidad asistencial sigue siendo una de las preocupaciones más importantes de los Servicios Regionales de Salud. Con independencia del modelo de organización adoptado en cada Servicio Regional, los medios son muy similares, por lo que no parece ?a priori? que el Área
Única o la Gestión Integrada sean las únicas vías para dar respuesta a los problemas de discontinuidad asistencial.
6.- En línea con lo anterior, insistimos en la necesidad de diseñar y poner en marcha sistemas de evaluación de efectividad y eficiencia desde el inicio de la implantación de modelos, que aportarán los beneficios y limitaciones de cada uno de ellos.
7.- Para ello, es necesario invertir en sistemas de información y comunicación que hagan posible facilitar por un lado la información clínica entre ambos niveles y, por otro, realizar el seguimiento y evaluación de los modelos.
8.- Los profesionales deben implicarse en la implantación de modelos innovadores, por lo que se deberían contemplar estrategias de información, sensibilización y participación que abarquen desde la toma de decisión de llevar a cabo cambios en los modelos de organización asistencial hasta su implantación y desarrollo.
9.- Es imprescindible establecer estrategias para un cambio cultural en la organización con directivos profesionalizados que impulsen la nueva cultura con el fin de avanzar a organizaciones no burocráticas.

El informe íntegro se puede consultar a pie de página

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares