Jueves, 14 Noviembre 2019

Estudio en JAMA

Expertos apuestan por una mejor información a los pacientes sobre los beneficios y riesgos de los TAC

Un tercio de las personas que se someten a una tomografía computarizada (TAC) desconoce la radiación que emite sobre su organismo, según estudio norteamericano, publicado en "JAMA Internal Medicine". Por ello, expertos como Janet Busey, ha apostado por que los médicos comuniquen mejor a los pacientes  riesgos y beneficios de esta técnica, "incluyendo la radiación a la que se someten"

06/01/2013 medicosypacientes.com

 

Madrid, 8 de enero 2013 (medicosypacientes.com/E.P)

Un tercio de las personas que se someten a una tomografía computarizada (TAC) -un escáner para obtener la imagen de una sección interna del cuerpo -desconoce la radiación que emite sobre su organismo, según estudio norteamericano, publicado en "JAMA Internal Medicine". Por ello, expertos como Janet Busey, ha apostado por que los médicos comuniquen mejor a los pacientes  riesgos y beneficios de esta técnica, "incluyendo la radiación a la que se someten".

Busey, autora principal del estudio,  asegura haber comprobado que muchos pacientes apenas conocían las consecuencias de este tipo de escáner. Después, realizó una encuesta a 235 personas que iban a someterse a esta prueba para chequear una parte de su cuerpo.

Tras ello, observó que dos tercios de los pacientes creían que su revisión era necesaria y beneficiosa para su salud, y el 84 por ciento aseguró que sus médicos le habían explicado el motivo de la exploración.

Otras dos terceras partes de los pacientes comprendieron que este tipo de escáner incluía radiación y, en general, pocos pacientes estaban preocupados por las exploraciones o el vínculo entre la exposición a la radiación y el cáncer. De hecho, solo uno de cada 20 pacientes creía que este tipo de escáner incrementaría sus posibilidades de desarrollar cáncer.

"Está claro que el escáner salva vidas", ha subrayado Busey, quien procede de la Universidad de Washington (Estados Unidos), al tiempo que ha asegurado que, normalmente, los beneficios normalmente superan los riesgos.

"Es realmente el trabajo de un médico que le explique al paciente cuáles son los riesgos y los beneficios, A veces tenemos que hacer un mejor trabajo", ha insistido, por su parte, la doctora Angela Mills, investigadora de Medicina de Emergencia, quien ha estudiado los riesgos de radiación en el Hospital de la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia (Estados Unidos).

Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer estima que podrían producirse unos 29.000 cánceres futuros relacionados con tomografías computarizadas realizadas en 2007.