martes, abril 23, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaUnos 1650 millones de personas en todo el mundo necesitan tratamiento para...

Unos 1650 millones de personas en todo el mundo necesitan tratamiento para una enfermedad tropical desatendida

El 'Informe mundial sobre las enfermedades tropicales desatendidas 2023' publica los avances y los retos en la prestación de atención a las ETD en todo el mundo, en un contexto de alteraciones relacionadas con la COVID-19 y destaca que unos 1650 millones de personas necesitan tratamiento para al menos una ETD en todo el mundo

Según advierte la OMS, las ETD siguen afectando «de forma desproporcionada» a los miembros más pobres de la comunidad mundial, principalmente en zonas donde la seguridad del agua, el saneamiento y el acceso a la atención sanitaria son inadecuados. Aunque hasta 179 países y territorios notificaron al menos un caso de ETD en 2021, 16 países representaban el 80 por ciento de la carga mundial de ETD.

 
El nuevo informe de progreso muestra que el número de personas que requieren intervenciones contra las ETD se redujo en 80 millones entre 2020 y 2021, y solo en 2022 se certificó o validó que ocho países habían eliminado una ETD. En diciembre de 2022, 47 países habían eliminado al menos una ETD y más países estaban en proceso de alcanzar este objetivo.
 
Los logros alcanzados en 2021-2022 se basan en una década de avances significativos. En 2021, un 25 por ciento menos de personas necesitaron intervenciones contra las NTD que en 2010, y más de mil millones de personas recibieron tratamiento contra las NTD cada año entre 2016 y 2019 a través de intervenciones de tratamiento masivo.
 
«En todo el mundo, millones de personas se han liberado de la carga de las enfermedades tropicales desatendidas, que mantienen a las personas atrapadas en ciclos de pobreza y estigma», ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. «Pero como muestra este informe de situación, aún nos queda mucho trabajo por hacer. La buena noticia es que disponemos de las herramientas y los conocimientos necesarios no solo para salvar vidas y evitar sufrimientos, sino para liberar de estas enfermedades a comunidades y países enteros. Es hora de actuar ahora, actuar juntos e invertir en las ETD», añade.
 
El informe también señala el importante impacto de la Covid-19 en las intervenciones comunitarias y en el acceso a los centros sanitarios, así como en las cadenas de suministro de productos sanitarios. Esto ha llevado a que un 34 por ciento menos de personas recibieran tratamiento para las NTD entre 2019 y 2020, aunque la reanudación general de las actividades permitió un aumento del 11 por ciento en la recuperación en 2021, cuando aproximadamente 900 millones de personas recibieron tratamiento.
 
Así las cosas, el nuevo informe hace hincapié en los mayores esfuerzos e inversiones necesarios para revertir los retrasos y acelerar el progreso hacia los objetivos de la hoja de ruta de las ETD para 2030. La promoción de la apropiación y la rendición de cuentas por parte de los países, así como la sostenibilidad y previsibilidad de la financiación, incluida una financiación nacional más sólida, son fundamentales para alcanzar los objetivos de la hoja de ruta sobre las ETD y permitir que los países cumplan sus compromisos de proporcionar servicios de calidad contra las ETD a las poblaciones afectadas.
 
Por ello, la OMS destaca que «la colaboración y las alianzas multisectoriales son vitales para conseguirlo». La semana pasada, el organismo sanitario de Naciones Unidas y Gilead Sciences firmaron un nuevo acuerdo para la donación de 304.700 viales de AmBisome (anfotericina B liposomal inyectable) para el tratamiento de la leishmaniasis visceral en los países más afectados por la enfermedad, ampliando su acuerdo anterior hasta 2025. La nueva colaboración, de tres años de duración, está valorada en 11,3 millones de dólares y también prevé apoyo financiero para la OMS.
 
La OMS insta a más socios y donantes a que se presenten y colmen las lagunas existentes que dificultan la plena ejecución de las actividades relacionadas con las ETD a escala mundial y local. A finales de esta semana, la reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS estudiará la posibilidad de admitir al Centro Carter en las relaciones oficiales con la OMS.
 
El trabajo de la OMS sobre las ETD en 2021 y 2022 dio como resultado más de 100 directrices científicas, herramientas y otros productos de información, para ayudar a la comunidad mundial de ETD, incluidos los países necesitados. La plataforma Open WHO puso en marcha un canal sobre ETD que ofrece 36 cursos de formación para trabajadores sanitarios sobre 19 temas distintos. La OMS sigue evaluando y aprobando nuevos medicamentos para tratar las enfermedades tropicales desatendidas, y trabaja firmemente para garantizar la equidad y los derechos humanos en toda la prestación de servicios relacionados con las ETD.
 
En el Día Mundial de las ETD, bajo el lema ‘Actúa ahora. Actuemos juntos. Invierte en las enfermedades tropicales desatendidas’, la OMS hace un llamamiento a todos, incluidos los dirigentes y las comunidades, «para que hagan frente a las desigualdades que provocan las ETD y realicen inversiones audaces y sostenibles para liberar a las comunidades más vulnerables del mundo afectadas por las ETD de un círculo vicioso de enfermedad y pobreza».
 
Acceso al informe en: https://www.who.int/campaigns/world-ntd-day/2023
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares