jueves, junio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoLos dolores lumbares experimentan un incremento en niños y adolescentes

Los dolores lumbares experimentan un incremento en niños y adolescentes

Con motivo del Día Mundial del Dolor Lumbar, se ha recordado el incremento significativo de pacientes que sufren dolores lumabres, sobre todo entre la población infanto-juvenil. Los expertos atribuyen este aumento a factores como la obesidad infantil y la sobrecarga de peso en las carteras escolares, entre otros

Madrid, 15 de noviembre 2011 (medicosypacientes.com)

Los dolores lumbares no solamente suponen la primera causa de incapacidad laboral -con una media de más de un mes de baja- sino que ?están aumentando de forma significativa en nuestro país debido fundamentalmente a los malos hábitos en niños y en adolescentes?, según ha advertido el doctor Cayetano Alegre, del Servicio de Reumatología del Instituto Universitario Dexeus, con motivo del Día Mundial del Dolor Lumbar, que se celebra hoy, 15 de noviembre.

En opinión del doctor Alegre, hay muchos factores que influyen en los jóvenes y que son cruciales en el desarrollo de dolores de espalda como puede ser la obesidad infantil que se ha visto incrementada de forma preocupante en España, con una tasa del 20%. Además, en la actualidad se ven a muchas adolescentes que usan tacones superiores a 7 centímetros lo que cambia el eje de verticalidad de la espalda y favorece este tipo de dolores.

Asimismo, la sobrecarga de peso en las carteras escolares; la mala práctica de determinados tipos de deportes como el baloncesto o el ballet ?si no están bien controlados ?en niñas excesivamente elásticas también pueden ocasionar lesiones; y el sedentarismo o la ausencia de ejercicio regular no violento son los principales motivos que hacen que muchos chicos padezcan dolores de espalda también en la edad adulta.

Se estima que en torno al 90% de la población sufrirá una lumbalgia a lo largo de la vida y si no se tienen en cuenta medidas adecuadas para corregir los desencadenantes se volverá a repetir este dolor, que más o menos tiene una incidencia de en torno al 15%. No obstante, detalla el experto, hay que diferenciar las lumbalgias agudas de las lumbalgias crónicas; las primeras son consecuencia de una contractura muscular lumbar provocada por sobreesfuerzo, por debilidad en momentos bajos de salud o incluso por ansiedad; las segundas se deben a una alteración de la columna -ya sea de nacimiento o adquirida- que ocasiona una alteración mecánica, lo que provoca una sobrecarga funcional lumbar que puede dar lugar a dolor.

Cuándo acudir al médico

Según el doctor Alegre, hay que acudir al médico en las siguientes circunstancias: cuando no hay motivo aparente para tener lumbalgia; cuando dura más de lo habitual, considerando como normal 2 ó 3 días intensos y su desaparición en menos de 10 días; cuando no tiene una relación con el movimiento, es decir, que persiste en reposo o interrumpe el sueño; cuando se acompaña con signos de afectación general como fiebre, falta de apetito, adelgazamiento, depresión, etcétera; cuando aparece en personas mayores fuera de la edad laboral; cuando se precede de un crujido brusco; cuando el dolor se irradia a la pierna o produce sensación de fallo u ?hormigueo?.

No es necesario acudir en una primera lumbalgia después de un esfuerzo por muy intenso que sea el dolor, suelen ser suficientes dos días ?como máximo- de reposo, calor local y algún analgésico o relajante muscular para combatir este dolor, ha precisado el experto.

Respecto al diagnóstico, el método más preciso es la historia clínica y la exploración física. ?Además hoy día existen numerosas herramientas que pueden sacarnos de dudas como son la resonancia magnética, la radiografía, el escáner, la gammagrafía y la electromiografía?, ha asegurado el doctor Alegre y ha recalcado que ?en el campo del tratamiento del dolor hay fármacos mucho más eficaces y menos tóxicos, y actualmente los nuevos opioides dan más seguridad, mejor manejo y provocan menos efectos adversos?.

Prevención

Las malas posturas, tanto en el trabajo como en nuestra vida diaria, el sedentarismo, la obesidad y algunas actividades ?sobre todo laborales- en las que se requiere un gran esfuerzo físico, suelen ser los detonantes de este tipo de dolencia. Por eso, desde la Sociedad Española de Reumatología consideran que es necesario que los ciudadanos aprendan a prevenir estos dolores conociendo determinadas medidas higiénico-posturales como coger peso de forma adecuada, caminar y sentarse correctamente.

Por otra parte, los especialistas de la SER resaltan que las labores domésticas pueden ser una de las causas del dolor lumbar. Por eso, recomiendan arrodillarse o, al menos, doblar las rodillas para ajustar la ropa de cama, subirse a una altura para limpiar los objetos que estén por encima del hombro, repartir la carga entre ambos brazos tras volver de la compra y descansar una pierna en una pequeña tarima al planchar. Asimismo, se aconseja evitar las almohadas excesivamente altas o dormir sin ellas, mientras que la mejor postura para dormir es de lado.

Recomendaciones

Como la mayoría de lumbalgias agudas son por espasmo de la musculatura adyacente a la columna lo lógico es relajarla estirándola, por lo que se recomienda hacer estiramientos musculares suaves y progresivos. Mientras que si se trata de una lumbalgia crónica, se precisaría un diagnóstico concreto para poder aconsejar un ejercicio u otro aunque en general la idea sería potenciar la musculatura anexa a la columna para que hiciese de sostén y equilibrase cualquier movimiento de ese eje vertebrador. En concreto, los ejercicios que directamente están enfocados a la espalda son los estiramientos, la natación o el ?pilates?, entre otros métodos.

A juicio del experto, el momento ideal de iniciar la prevención de las lumbalgias es antes de padecerla. Se tendría que analizar el tipo de vida, la actividad física que se lleva, la postura en el trabajo, la ergonomía del puesto laboral y realizar los ejercicios necesarios para prevenir. En este sentido, juegan un papel clave los médicos del trabajo.

Finalmente el doctor Alegre, ha afirmado que todavía existen ideas preconcebidas erróneas sobre las causas de los dolores de espalda. De este modo ha aclarado que la osteoporosis no duele a menos que tenga una fractura vertebral; la escoliosis tampoco ocasiona dolor a menos que con los años se correlacione con una artrosis; y la mayoría de hernias discales son asintomáticas.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares