lunes, julio 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoLas Administraciones sanitarias, satisfechas con la gestión de la Gripe A, pero...

Las Administraciones sanitarias, satisfechas con la gestión de la Gripe A, pero preocupadas ante la respuesta a la vacunación

El sistema sanitario español funciona y una buena prueba de ello ha sido la gestión coordinada y de cooperación entre las Administraciones sanitarias españolas y sus correspondientes estructuras, establecida durante la crisis de la gripe A, de cuyo inicio se cumple un año en estos días. Así se puso de manifiesto en el transcurso de la última sesión de la Jornada ?Balance de una gripe anunciada: la Gripe A?, promovida por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial. Durante la misma, se ofreció la oportunidad única de escuchar el balance tanto de consejeros de Sanidad como de responsables sanitarios de los principales Grupos parlamentarios. Hubo coincidencia de opiniones en cuanto a la óptima labor desarrollada por los profesionales sanitarios pero también respecto a la baja respuesta obtenida de la población en cuanto a la vacunación y sus posibles consecuencias

Madrid, 30 de abril 2010 (medicosypacientes.com)

La última sesión de la Jornada estuvo dedicada al
análisis de la gestión de la crisis de la Gripe A.

“Balance positivo de coordinación entre CC.AA., bajo la organización del Ministerio de Sanidad, y actuación ejemplar”, fue una de las conclusiones más escuchadas durante la última sesión de la Jornada “Balance de una pandemia anunciada: la Gripe A”, organizada, en Madrid, por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC).

La mesa dedicada a “La pandemia y la actuación de las Administraciones” fue moderada por el doctor Ricard Gutiérrez quien tras plantear una serie de cuestiones de interés para ser analizadas desde el punto de vista de la gestión tales como, el tipo de coordinación, el alarmismo, los recursos destinados, los gastos ocasionados o los resultados de la vacunación, entre otros, dio paso a la intervención de cada uno de los consejeros de Salud participantes.

El máximo responsable de la Sanidad de Castilla-La Mancha, se detuvo en destacar, como fundamental, la coordinación entre Servicios de Salud Pública y Servicios asistenciales, asi como la buena respuesta de la ciudadanía. Tras lo cual, apuntó una serie de propuestas extraídas tras el análisis de la crisis de la Gripe A, y que pasan, entre otras, por: reforzar la canalización de informes de los expertos a través de las autoridades sanitarias, con el fin de evitar mensajes diferentes simultáneos; y por fijar posición común en el Consejo Interterritorial antes de acudir a reuniones en el marco de la Unión Europea.

El doctor Fernando Lamata considera necesario, además, que el Instituto de Salud Carlos III vuelva a manos de Sanidad, fundamentalmente, el centro nacional de epidemiología. Asimismo, cree conveniente que España proponga a la OMS en la próxima reunión que se va a celebrar el mes de mayo que la definición de fases de pandemia se modifique en función del grado de letalidad de cada epidemia o pandemia, con nuevos sistemas para precisar todo lo posible. Finalmente, considera oportuno hacer un esfuerzo por reforzar y protocolizar la forma de difundir la información en todos los ámbitos para intentar orientarla mejor a la opinión pública.

Con lo que no quedó muy satisfecto el doctor Lamata fue con el papel desempeñado por la UE “no ha cumplido su papel adecuadamente, no se ha visto una actuación decidida ni en cuanto a la compra de vacunas, ni en cuanto a la declaración de las fases, ni tampoco discusiones para plantear ningún tipo de modificaciones”, tal como puso de manifiesto.

Respuesta a la vacunación

El consejero de Castilla y León subrayó, por su parte, la actuación de los sindicatos y empresas así como la coordinación social que “tuvieron los planes de contingencia estructurados y listos para ponerlos en marcha.

Para el doctor Álvarez Guisasola, no obstante, el aspecto más negativo fue el bajo índice de vacunación, en general, y en particularentre los profesionales sanitarios y mujeres embarazas. “Me preocupa -señaló- porque puede poner en algún momento la eficacia de las vacunas”.

Por su parte, la consejera de Sanidad de Galicia, Pilar Farjas, se detuvo en dos herramientas, a su juicio, fundamentales como la red de vigilancia epidemiológica que, “proporcionó un alto nivel de respuesta y capacidad de adaptación en cada momento”, y, por otro lado, “la utilización de las nuevas tecnologías como herramienta novedosa a la hora de gestionar una pandemia de estas características”.

Si bien, al igual que sus homólogos autonómicos, reseñó el alto nivel de coordinación, Farjas se detuvo en destacar la cooperación alcanzada a nivel intersectorial, es decir, dentro de cada Comunidad autónoma, la conexión que se produjo entre los ámbitos laboral, educacional, social, local, a nivel político, lo cual, a su juicio, “ha permitido poner de manifiesto la capacidad de respuesta de cada autonomía ante la opinión pública”.

Farjas coincidió, en cierto modo, con Lamata sobre el papel de la UE. La consejera gallega se refirió, en este sentido, “a la falta de unidad de criterio en la UE”, que no apoyó ni favoreció el resultado final en cuanto a utilización de las políticas de vacunación haya sido el deseado.

También hubo unanimidad a la hora de considerar la vacunación como una de las principales asignaturas pendientes de esta pandemia. La responsable sanitaria de Galicia opina que va a tener su interferencia en el programa de vacunaciones en España, que goza, por otra parte, de una alta aceptación entre los ciudadanos.

De izda. a dcha., los doctores Lamata, Gutiérrez,
Farja y Álvarez Guisasola.

De las intervenciones realizadas por los consejeros de Sanidad, el vicepresidente de la OMC extrajo el siguiente resumen:

-El sistema sanitario español funciona y una buena prueba de ello ha sido la gestión coordinada y de cooperación entre las Administraciones sanitarias españolas.
-Buena coordinación entre las partes, entendiendo por ello los servicios regionales, salud pública y asistencia sanitaria, ayuntamientos, A.P. y A.H., que se suma al haber del buen funcionamiento.
-Replanteamiento a la OMS de las fases de la pandemia.
-Reconocimiento a la labor de los profesionales sanitarios durante la crisis.
-La dificultad de gobernabilidad de la comunicación. No en vano hay alrededor de 1.400 millones de personas que utilizan Internet.
-En un momento dado, se planteó rebajar las medidas pero después no se llevó a cabo.
-Escasa respuesta a la vacunación sobre todo ciertos grupos como los profesionales sanitarios. Preocupa que esta situación pueda trasladarse al sistema general de vacunación.

El punto de vista político

Los Grupos Parlamentarios también tuvieron la oportunidad de expresarse en esta Jornada de evaluación de la crisis sanitaria producida por la Gripe A. Acudieron a esta cita por parte del PSOE, la doctora Pilar Grande, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad; al igual que el doctor Mario Mingo, por parte del PP. En este caso, moderó la mesa el propio presidente de la OMC, el doctor Rodríguez Sendín, quien constató la utilidad de esta Jornada por la enseñanza y formación que puede desprenderse de la misma.

Ambos parlamentarios coincidieron en destacar la actuación rápida y eficaz, así como de la gestión económica por parte de las Administraciones sanitarias y en la necesaria reflexión ante los errores cometidos, con vistas a una mejor actuación en pandemias venideras. También se resaltó el correcto proceder conjunto para este caso entre los distintos partidos políticos.

Enlaces relacionados:

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares