domingo, junio 16, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoLa realidad diaria en las unidades de cuidados paliativos

La realidad diaria en las unidades de cuidados paliativos

Las IX Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos se celebran en España bajo el objetivo de analizar la realidad diaria de las unidades de cuidados paliativos y estudiar cómo abordar y atender el sufrimiento en el entorno sanitario desde una perspectiva académica y profesional

Palma de Mallorca, 12 de mayo 2011 (medicosypacientes.com)

De izd. a dcha.,Javier Rocafort,
Juli Miquel Fuster, Jaume
Lanaspa y Jacinto Bátiz.

El cuerpo duele, las personas sufren. Esta realidad, que se vive a diario en las unidades de cuidados paliativos ante la proximidad de la muerte, ha motivado la organización por parte de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), con la colaboración de la Fundación ?La Caixa?, de la primera reunión celebrada en España para tratar específicamente la espiritualidad all final de la vida, y para estudiar cómo abordar, explorar y atender el sufrimiento en el entorno sanitario desde una perspectiva académica y profesional.

Aproximadamente, 250.000 personas cada año en España precisan cuidados paliativos para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida perdida a causa de una enfermedad avanzada o en fase terminal. Al lado de ellos, hay al menos 500.000 cuidadores, que pueden llegar a sufrir con tanta o mayor intensidad que los propios enfermos. Según estas cifras ofrecidas por SECPAL, uno de cada 50 hogares españoles sufre cada año una circunstancia en la que, si no se ponen los medios adecuados, el sufrimiento puede llegar a ser intenso.

La Jornada en la que participan Javier Rocafort, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos; Jaume Lanaspa, director general de la Fundación ?la Caixa?; Juli Miquel Fuster Culebras, director general de Planificación y Financiación (Consejería de Salud y Consumo. Gobierno de las Islas Baleares), y Jacinto Bátiz, presidente del Comité Científico de las Jornadas, se celebra en Palma de Mallorca durante estos días. Es el primer encuentro monográfico dedicado a explorar la espiritualidad, como un componente esencial de la naturaleza humana y como un área en la que se plantean recursos y necesidades, especialmente en el entorno del final de la vida, y que demanda la atención de los profesionales que trabajan en cuidados paliativos y no necesariamente ni exclusivamente desde una perspectiva religiosa.

Existen herramientas y estrategias de exploración y acompañamiento para afrontar el sufrimiento desde el ámbito clínico. El paso de la negación de la muerte (?no me quiero morir?) a la fase de la aceptación (?sólo quiero que esto acabe bien y los míos queden bien?), exige profesionales especializados, capaces de dar respuesta a las múltiples preguntas que surgen ante la cercanía de la muerte. En este sentido, las jornadas servirán para presentar experiencias de todo el país sobre cuestionarios y herramientas de exploración y acompañamiento. Los avances en este campo, avalados por miembros del grupo de espiritualidad de SECPAL, tras años de investigación, también centrarán esta XI Jornada Nacional.

Se pretende, ha explicado el Dr. Enric Benito, presidente de la Jornada, ofrecer ?un espacio de reflexión y debate y compartir las herramientas de exploración y acompañamiento que usamos y cómo podemos mejorar nuestra comprensión clínica del sufrimiento, así como del proceso que sigue el paciente en la última etapa de la enfermedad terminal?. También se trata de ofrecer una nueva visión del profesional de cuidados paliativos como una herramienta que debe cuidarse para poder cuidar, ha añadido el Dr. Benito.

Además de por tratar por primera vez un tema que hasta ahora parecía estar fuera del ámbito académico, la originalidad del encuentro radica en la participación de expertos de diferentes tradiciones de sabiduría (cristianismo, budismo, zen) para compartir desde su perspectiva las habilidades profesionales que permiten el acompañamiento del sufrimiento como son la hospitalidad, presencia y compasión.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares