jueves, junio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoEl doctor Marcos Gómez Sancho recibirá este jueves, en el Ministerio de...

El doctor Marcos Gómez Sancho recibirá este jueves, en el Ministerio de Trabajo, la «Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo»

El doctor Marcos Gómez Sancho recibirá este jueves, en el Ministerio de Trabajo e Inmigración, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, tras su concesión por el Consejo de Ministros el pasado 11 de noviembre. Su labor asistencial y en especial, su dedicación de más de 30 años a los Cuidados Paliativos y a la atención a los enfermos al final de la vida han sido merecedoras de este distinguido galardón que considera, según afirma en esta entrevista concedida a «Medicos y Pacientes», «un aliciente para seguir trabajando por la mejora de la atención médica que deben recibir todas las personas a lo largo de su última enfermedad»

Madrid, 22 de noviembre 2011 (medicosypacientes.com)

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, entregará este jueves al doctor Marcos Gómez Sancho la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, tras su concesión por el Consejo de Ministros el pasado 11 de noviembre. Al acto, que tendrá lugar en la sede del Ministerio de Trabajo, asistirán los miembros de la Comisión Permanente de la Organización Médica Colegial, encabezada por su presidente el doctor Rodríguez Sendín. También estarán presentes, además de su familia, el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, el doctor Javier Rocafort, y el director-gerente del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, donde actualmente ejerce el doctor Gómez Sancho.

Este galardón, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 11 de noviembre, a propuesta del ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha sido otorgado al doctor Gómez Sancho por su labor asistencial y en especial por su dedicación, de más de 30 años, a los Cuidados Paliativos y a la atención a los enfermos al final de la vida, de las que queda constancia en esta entrevista que ha concedido a ?Medicos y Pacientes? con motivo de esta distinción.

«Este premio es un aliciente para seguir trabajando por la mejora de la atención médica que deben recibir todas las personas a lo largo de su última enfermedad»

Dr. Marcos Gómez Sancho.

-¿Qué representa para su trayectoria profesional el reconocimiento al Mérito de su trabajo?

-Siempre es muy agradable que se valore nuestro trabajo, sobre todo cuando las condiciones para llevarlo a cabo no siempre han sido favorables, ni mucho menos. Aparte de la sorpresa inicial, ha significado una tremenda satisfacción por el hecho de haberlo recibido vivo y más o menos sano ya que, con frecuencia, estas distinciones se otorgan post mortem. Aunque todavía me quedan algunos años laborales por delante (si Dios quiere) puede decirse que estoy, más o menos, en la recta final de mi vida profesional. No puedo negar que, dentro de la mayor humildad posible, este reconocimiento me ha hecho mucha ilusión. Pero tampoco quiero olvidar el sabio mensaje de Ghandi cuando decía: ?No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso?.

¿Considera significativo para la profesión médica recibir este tipo de condecoraciones, sobre todo, en momentos como los que se atraviesan actualmente?

-El hecho de que esta Medalla se le otorgue a un médico creo que es bueno para la profesión. En la persona de un médico, en este caso yo, se hace un reconocimiento a tantos y tantos médicos que trabajan denodadamente un día tras otro en los cuidados a sus enfermos y no siempre en las mejores condiciones. Por otra parte, es cierto que atravesamos una importante crisis económica, pero no es la sanidad la que está en crisis, no nos equivoquemos, sino el país como tal. Yo personalmente creo que a lo mejor un día hay que hacer recortes en la sanidad pero antes hay mucho, muchísimo que recortar en otros sitios, como instituciones inútiles y perfectamente suprimibles sin que se resienta mínimamente la marcha del país. Por no hablar de la duplicidad o multiplicidad de organismos o el despilfarro de algunos sectores de la administración. Prefiero no poner ejemplos, pero todo aquel que esto lea, se le ocurrirán un buen número de ellos.

-Uno de los principales méritos de su trayectoria profesional ha sido su contribución al desarrollo de la Medicina Paliativa en España ¿Cómo recuerda sus inicios en el Servicio de Cuidados Paliativos en el Hospital El Sabinal en el año 1989?

-Yo descubrí la Medicina Paliativa a través de un episodio biográfico, una enfermedad que duró tres años y que me provocó dolor intenso de tipo central por daño medular y, además, con una mortalidad muy alta. Es decir, que la carencia que existía en este campo lo comprobé en mis propias carnes. Decidí entonces reorientar mi vida y mi profesión hacia algo que en aquellos momentos prácticamente no existía en España. Solicité una beca y marché a Italia cuatro meses a aprender esta nueva modalidad asistencial. Desde entonces adquirí conmigo mismo el compromiso de que lo que yo había descubierto y aprendido lo aprendieran todos mis compañeros. No se puede permitir que ni un solo enfermo más se muera en malas condiciones porque a su médico nadie le ha dicho lo que tiene que hacer para ayudarle.

Los comienzos fueron muy duros porque, además de ser algo absolutamente desconocido, significaba una especie de ?contracultura? en un mundo sanitario en el que había un predominio casi exclusivo de la medicina curativa, con escaso interés frecuentemente por los enfermos incurables. Un número importante de médicos, fascinados por la tecnología que le brindaba la medicina actual, no siempre se preocuparon debidamente de esta otra medicina considerada ?poco brillante?. Preparados solamente para curar, muchos médicos interpretan la muerte de sus enfermos como un fracaso profesional. Hizo falta mucho tesón, mano izquierda y paciencia para ir introduciendo estos nuevos principios en las instituciones sanitarias y entre nuestros compañeros. Ahora que es algo extendido y aceptado de forma casi general, considero que el esfuerzo valió la pena.

-Como acabamos de comprobar, los Cuidados Paliativos son muy recientes, sobre todo en España ¿Teme que la situación que atraviesa merme su expansión, creando mayores desigualdades a nivel autonómico de las existentes?

-Espero que no. Ya acabo de decir que no deberían efectuarse recortes en la sanidad en estos momentos pero, cuando haya que hacerlo, probablemente el último lugar donde se debería llevar a cabo es en los cuidados paliativos. Es un área muy nueva, con muchas carencias, con poca consolidación de los programas y por ello las más mínimas restricciones tendrían un impacto negativo, desproporcionado y absolutamente demoledor para nuestros enfermos, además, los más vulnerables.

-La Medicina Paliativa no deja de ser una práctica médica muy especial ¿Podría explicarnos cómo es la relación entre médico y paciente en una Unidad de Cuidados Paliativos?

.En cualquier acto médico, la relación médico-paciente debe ser sagrada. Pero en el caso que nos ocupa, muchísimo más. La importancia de establecer una adecuada empatía con el enfermo, la necesidad de compadecer, es decir, ?padecer junto con? el paciente, es la base de nuestra atención. Utilizamos poca tecnología, pocos aparatos y pocas veces necesitamos de los costosísimos procedimientos diagnósticos o terapéuticos. Nuestra ?tecnología?, por el contrario, es la escucha y la palabra y nuestras principales herramientas, el tiempo y el espacio. Muchos enfermos, por cierto, aunque no sean avanzados ni estén en situación terminal, se verían muy beneficiados si sus médicos utilizaran estas herramientas y esta curiosa tecnología. Por otra parte, no debemos olvidar que los familiares también son parte de nuestros objetivos terapéuticos. Hay familiares que lo pasan muy mal, a veces incluso peor que el propio enfermo y necesita una intensa atención y soporte. Y, por supuesto, nuestra relación con ellos debe ser similar a la que establecemos con el propio paciente.

-Para concluir ¿cuáles son sus retos a corto y medio plazo enfocados a esta disciplina médica?

-Este premio es un aliciente para seguir trabajando por la mejora de la atención médica que deben recibir todas las personas a lo largo de su última enfermedad. Seguiré impartiendo conferencias, dando cursos, trabajando con mis alumnos en la Universidad y, por supuesto, continuaré al frente de la Unidad de Medicina Paliativa que dirijo en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín. Y simultáneamente seguiré trabajando en la Organización Médica Colegial, tanto a través de la Comisión Central de Deontología de la que soy el Presidente, como en el grupo de trabajo ?Atención médica al final de la vida? conjuntamente con la Sociedad Española de Cuidados Paliativos. En ambos grupos hemos elaborado importantes documentos que hemos llevado a organismos internacionales (Asociación Médica Mundial y Foro Iberoamericano de Entidades Médicas). Algunos de estos documentos ya han sido aprobados y otros están en fase de estudio. Estos documentos son referencias obligadas para todos los médicos de la mayoría de los países del mundo. Hace escasamente un par de semanas la Asamblea General de la OMC aprobó el último documento que hemos elaborado hasta el momento: ?Guía de la sedación paliativa? adelantándonos, una vez más, a una posible legislación futura sobre la materia y estableciendo los criterios profesionales y éticos que deben regirla.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares