lunes, mayo 27, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

No menu items!
InicioFundacionesProtección socialDr. Luis Beato: “El conocimiento de técnicas básicas de manejo del estrés...

Dr. Luis Beato: “El conocimiento de técnicas básicas de manejo del estrés posibilita la capacidad a los médicos a hacer frente a las situaciones de mayor exigencia laboral”

Médicos y Pacientes habla con el Dr. Luis Beato, especialista en psiquiatra y jefe de la Unidad de Salud Mental en el Hospital General Universitario de Ciudad Real. El Dr. Beato imparte talleres para concienciar sobre salud mental para residentes de primer y segundo año.

Concretamente, el psiquiatra el Dr. Luis Beato, participó el martes pasado en el curso sobre adquisición de hábitos de higiene mental para residentes organizado por el Hospital General Universitario de Ciudad Real, la Fundación para la Protección Social de la OMC y el Colegio de Médicos de la provincia. Impartió un seminario sobre hábitos saludables. Así como la importancia de su adquisición y una sesión sobre la construcción de la identidad y el manejo del estrés.

El martes 23 de abril, el curso continuará con el Dr. Luis Beato Fernández abordando temas como las dificultades diarias. Y la conexión del profesional sanitario con su entorno, destacando la importancia de incorporar la parte humana en la profesión.  

¿Por qué es importante formar en hábitos saludables y su adquisición a los médicos residentes?

Desafortunadamente la presencia de sintomatología de ansiedad y bajo ánimo, así como el desgaste profesional es una constante en la población médica. Esta elevada prevalencia de sintomatología afectiva está presente desde los primeros años de formación de grado. Como puso en evidencia un estudio llevado a cabo en 43 facultades de Medicina de España por el CEEM y la Sociedad Española de Educación Médica (SEDEM).

Señala que hasta el 41% de los estudiantes presenta síntomas de depresión, uno de cada cuatro “alta ansiedad” y hasta el 36’8% señales de “burnout”. Lejos de mejorar, esta situación se agrava en los primeros años de residencia. Esto no es sino la punta del iceberg de un problema. Que indica la necesidad de “aprender” y de “incorporar” hábitos de higiene mental saludables en nuestros residentes. Lo cual supondrá un beneficio tanto personal como en su desarrollo profesional. Estos conocimientos tendrían aplicación también en algunos de los pacientes que atiendan estos profesionales, que se podrán beneficiar de los conocimientos adquiridos por su médico.

¿Y sobre técnicas del estrés?

El conocimiento reglado de técnicas básicas de manejo del estrés. Posibilita la capacidad a los médicos en formación de hacerle frente a las situaciones de mayor exigencia laboral que irán encontrando desde los primeros años de su práctica asistencial. Nuestra experiencia nos señala que estos conocimientos son especialmente valiosos en situaciones de mayor exigencia clínica como son las guardias médicas.

¿Qué objetivos persigue el I curso de adquisición de hábitos de higiene mental para médicos?

Este curso persigue dos objetivos generales que entendemos especialmente útiles en nuestros residentes. En primer lugar, capacitarles para la identificación de señales tempranas de estrés y desgaste profesional en ellos mismos. Un segundo objetivo está más relacionado con su práctica asistencial y está relacionado con mejorar su capacidad de aprendizaje en la detección de estos síntomas en la población que atienden, así como dotarles de herramientas básicas que puedan trasmitir a sus pacientes.

¿Está demostrado que adquirir herramientas prácticas para mejorar el bienestar emocional ayuda a prevenir el desgaste profesional?

Diversas publicaciones a nivel internacional confirman la utilidad de estrategias básicas fácilmente implementables y que mejoran el estado emocional del profesional sanitario en la práctica clínica habitual. Por supuesto, estas estrategias incorporadas en los profesionales que pueden estar más expuestos a situaciones de mayor riesgo. Previenen, en último caso, el desarrollo de desgaste profesional. Diversos manuales ([1],[2]) no sólo dimensionan el problema en nuestro colectivo desde los años en formación. Sino que enfatizan la necesidad de establecer intervenciones específicas en los primeros años del desarrollo profesional.

¿Están suficientemente concienciados los médicos sobre la gestión emocional y ejercicios de autocuidado? ¿Falta formación en este aspecto?

La respuesta es clara en este sentido ya que no es un problema exclusivamente de la falta de concienciación, sino que tiene otras connotaciones que hace que el problema sea más difícilmente abordable, si lo comparamos con otros factores de riesgo en la población, como podría ser la concienciación de los problemas de factores de riesgo cardio-vascular. Los problemas emocionales se consideran de menor rango. Y no sólo en el sentido de que no se relacionan con una mortalidad directa, sino que se les atribuye un componente peyorativo asociándose a aspectos como “debilidad”.

Con frecuencia, reconocer dificultades en el manejo de situaciones de estrés se puede atribuir a incapacidad e insuficiencia personal. O en el peor de los casos, a señalar a quien lo sufre como enfermo. El estigma de la enfermedad mental sigue presente como un obstáculo para identificar y aceptar las propias necesidades emocionales y de cuidado personal.

Poner en primera línea la necesidad de hablar y reconocer las necesidades emocionales de los sanitarios, así como conocer e incorporar aquellos hábitos y estilos de vida que mejoran nuestra salud mental. Es un área que debería ganar una especial atención. Esto no sólo sería válido como un interés personal, sino que debería facilitarse tanto por los responsables sanitarios, como por todos aquellos que deben velar por las condiciones laborales de los profesionales asistenciales.

¿Qué más se puede hacer para prevenir la depresión, ansiedad y burnout en los residentes de Medicina? ¿Y en los médicos?

En mi opinión el primer paso es que todos los profesionales tengan acceso a conocer aquellos factores que mejoran el estado emocional de las personas. Las investigaciones suelen coincidir en la identificación de estos factores, no son más de 5 ó 6, y han mostrado su efectividad en la mejoría emocional de quienes los practican. Incorporar estos hábitos es la herramienta más eficaz para prevenir el burnout en nuestros profesionales (estudiantes, residentes o adjuntos). Por otra parte, está fuera de toda duda la importancia de la prevención primaria en aquellos colectivos que por sus condiciones pueden ser de especial riesgo para desarrollar problemas emocionales. Por lo tanto, la sensibilización y el desarrollo de estrategias preventivas que preserven la salud mental en los sanitarios debería ser un área de especial interés. En este sentido, pienso que debería ser preceptivo la formación en esta materia para todos los residentes en formación de nuestros hospitales, así como desarrollarse y considerarse como asignatura transversal en nuestras facultades de Medicina, el aprendizaje teórico-práctico de técnicas y hábitos de higiene mental.

Aunque ya se están dando pasos para desestigmatizar los problemas de salud mental entre los sanitarios y admitir el problema que el desgaste profesional, aún quedaría generalizar la enseñanza de cómo construir estilos de vida que nos aseguren un buen estado de salud mental.

¿En su hospital cómo se tratan y previenen estos casos?

Desde hace años llevamos impartiendo un curso de “Higiene mental” para los estudiantes de tercer curso de nuestra facultad de Medicina de Ciudad Real. Durante este curso lo hemos extendido a los alumnos de primero y a los residentes de primero y segundo de nuestro hospital. Somos conscientes de que aún queda un largo camino, pero al menos hemos empezado a dar los primeros pasos.


[1] “Combating Physician Burnout. A Guide por Psychiatrists” Ed: S LoboPrabhu,MD, R.F. Summers, MD, H S Moffic, MD. American Psychiatric Association. 2020

[2] “Student Mental Health. A Guide for Psychiatrist, Psychologists, and Leaders Serving in Higher Education”. Ed: LW Roberts, MD. American Psychiatric Association. 2018

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares