lunes, junio 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoDiagnóstico universal y diagnóstico dirigido, dos estrategias para frenar la infección por...

Diagnóstico universal y diagnóstico dirigido, dos estrategias para frenar la infección por VIH

En su ponencia ?Estrategias en el diagnóstico precoz?, que tuvo lugar en Zaragoza dentro del marco del Congreso Nacional sobre el Sida, el Dr. Santiago Moreno, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, afirma que para frenar la infección por VIH es prioritario ampliar el número de pacientes a los que se les realizan las pruebas y hacerlo cuanto antes

Madrid, 22 de junio 2011 (medicosypacientes.com)

En su ponencia ?Estrategias en el diagnóstico precoz?, que tuvo lugar en Zaragoza dentro del marco del Congreso Nacional sobre el Sida, el Dr. Santiago Moreno, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, afirma que para frenar la infección por VIH es prioritario ampliar el número de pacientes a los que se les realizan las pruebas y hacerlo cuanto antes. Para lograr este objetivo se han propuesto dos estrategias.

Diagnóstico dirigido

La primera propone realizar la prueba de VIH a aquellas personas que tengan una mayor probabilidad de ser VIH positivo, como por ejemplo, personas que pertenecen a un grupo de riesgo o que padecen enfermedades que se asocian con frecuencia al VIH. De esta manera, a través de la que se puede definir una estrategia de diagnostico dirigido, se podrían diagnosticar un mayor número de casos de infecciones por el VIH.

?Desde mi punto de vista, dicha estrategia presenta tanto ventajas como desventajas?, afirma el Dr. Moreno. ?Realizar la prueba solo a los grupos de riesgo sería discriminatorio y no compatible con lo que estamos intentando lograr desde hace muchos años, que es normalizar esta situación. Realizar la prueba solo en caso de alguna manifestación clínica que sugiere el VIH significa realizar un diagnostico tardío, con todas las consecuencias que esto implica? .

Diagnóstico universal

La segunda estrategia es más ambiciosa, intentando realizar el test del VIH a toda la población, dado que no es posible predecir a priori quien está infectado y quien no lo está.

Se ha evidenciado que la aplicación del diagnóstico universal resulta eficiente desde el punto de vista de coste-efectividad si en el área geográfica en que se adopta la prevalencia de infección por VIH no diagnosticada supera el caso por cada mil habitantes. ?Esta estrategia permitiría diagnosticar la enfermedad a muchos pacientes en un estadio asintomático, con lo cual se beneficiarían plenamente de todas las ventajas del tratamiento antirretroviral y se podría evitar la transmisión de la infección por parte de este tipo de pacientes?, como ha explicado el Dr. Moreno.

Adoptando esta estrategia de manera sistemática, se limitaría la extensión del VIH de manera significativa y se podría contener la aparición de nuevos casos. ?Desde mi punto de vista,? sigue el Dr. Moreno, ?normalizar la realización de pruebas del VIH representa una prioridad. Esto ya se consiguió en el caso de las mujeres embarazadas y en los donantes de sangre; donde prácticamente se ha neutralizado el riesgo de que nazcan niños seropositivos, o que haya casos de transmisión post-transfusión? .

Una de las novedades más relevante en el ámbito del diagnóstico precoz es que algunos países como Estados Unidos, Francia y Reino Unido han adoptado el test universal del VIH como norma, aunque todavía continúan trabajando en su implementación.

Campañas de concienciación

El Dr. Moreno propone organizar campañas de concienciación a nivel local, regional o nacional para efectuar la prueba VIH a la hora de hacer un análisis de sangre, y eliminar así virtualmente la infección por el VIH.

El objetivo de una campaña como esta reside en gran medida en que la población entienda que cualquier persona puede ser infectada por VIH, aunque algunas personas presenten más probabilidades que otras.

Un estudio llevado a cabo en Madrid ha revelado que se detectaron 3,5 casos de infección por VIH no diagnosticada por cada mil habitantes. Esto supone mucho más de lo que se establece para que la estrategia sea coste-efectiva, demostrando que en esta comunidad sí sería eficiente teniendo en cuenta el coste-beneficio, poner en práctica el diagnóstico universal.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares