miércoles, julio 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCTransparencia y comunicación frente a las dudas emergentes sobre las vacunas

Transparencia y comunicación frente a las dudas emergentes sobre las vacunas

El III Congreso Nacional de Deontología Médica, celebrado en el Colegio de Médicos de Alicante, abordó las cuestiones deontológicas en torno a las vacunas, un asunto que genera controversia en la agenda social actual, pese a “ser una actividad recomendable según demuestra el debate científico basado en la eficiencia”, tal y como expuso el moderador de la mesa, el Dr. Hermann Schwarz. Por esta razón, la transparencia y la comunicación se convierten en recursos necesarios para demostrar que el conocimiento científico está libre de sesgos

El Dr. Ángel Hernández, vocal de Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) analizó los hechos, las incertidumbres e investigación alrededor de un tema que cuenta con un importante grupo de detractores, que no reconoce “la inmensa aportación a la salud y el desarrollo de la humanidad en los últimos 200 años”, incidió.

Alrededor de la evaluación del coste-beneficio de las vacunas “hay estimaciones heterogéneas, que indican que, según datos aportados por ‘Canadian Immunization Guide, en 2013, se produce un ahorro de 6-45 dólares por cada 1 gastado en las vacunas habituales de los calendarios de niños y adultos”, señaló el Dr. Hernández.

Sobre la seguridad de las vacunas, comentó que existen sistemas pasivos de notificación de profesionales, usuarios e industria y sistemas activos, que potencian la búsqueda proactiva de señales de alarma. Según las cifras que el Dr. Hernández ofreció en su ponencia de 1953 a 2013, hubo 452 fármacos retirados por motivos de seguridad, de los que cuatro fueron vacunas, lo que supone un 0,82%.

El caso de la seguridad de la vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH) también se analizó en esta mesa. El Dr. Ángel Hernández subrayó que “es la vacuna más escrutada y vigilada de la historia de las vacunas”, debido a que ha reunido el informe favorable de entidades públicas y privadas de más de 150 países y ha contado con la oposición de países como Japón y Dinamarca. 

El experto reconoció que las controversias sobre las vacunas están en la agenda social, motivado por resultados que no siempre son positivos, lo que causa confusión en los profesionales y la población y merma en la confianza en las vacunas. En este punto, alertó de la importancia que tienen los medios de comunicación, que en ocasiones, a través de “titulares simplificadores, que buscan llamar la atención, inducen a conclusiones erróneas, que pueden convertirse en “conocimiento” y asentarse en la población”.

El Dr. Hernández recordó a los facultativos que desaconsejar o no promover las vacunaciones no es acorde con la deontología médica y para la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC) resulta una práctica “inadecuada y, en ocasiones, peligrosa”.

El vocal de Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) es partidario de potenciar una serie de propuestas para convertir las controversias estériles y desmotivadoras en una oportunidad de avance, sabiendo “el inmenso beneficio de las vacunas no quita para que ninguna vacuna sea efectiva al 100%, ni todas lo sean por igual, pese a lo cual extender las vacunas es avanzar en bienestar social”.

Por este motivo apeló a la responsabilidad en la difusión de mensajes que cuestionen la seguridad sin una sólida base objetiva, hizo hincapié en la potenciación de una comunicación eficaz y de fomentar la transparencia en todas las fases del complejo proceso de las vacunaciones.

Por su parte, el Dr. Abel Novoa, médico de Atención Primaria, señaló que “frente a medidas claramente coercitivas como la vacunación obligatoria, deberían promoverse prioritariamente medidas informativas e incentivadoras”. Sin embargo, “no obsta para que no debiera articularse jurídicamente un sistema completo de medidas en nuestro ordenamiento de manera que el recurso a cada una de ellas, atendiendo a su nivel de afectación de la libertad individual, debería hacerse de manera proporcional, según las circunstancias que concurran en cada caso”.

De esta manera, se mostró a favor de promover el principio de transparencia en el ámbito de las vacunas y seguir trabajando desde los poderes públicos con apoyo de las sociedades científicas y grupos profesionales, en la determinación de cuáles son realmente las vacunas que se muestran como indispensables para la salud colectiva, valorándose con criterios estrictamente objetivos los riesgos y beneficios, viniendo la decisión determinada por criterios científicos y de salud pública, con exclusión de intereses meramente comerciales, demagógicos u oportunistas

Asimismo, explicó que “es imposible reducir a cero el riesgo para los niños derivados de creencias o comportamientos de los padres”. Por este motivo, la negativa de vacunación por motivos religiosos o filosóficos “no debería tener un abordaje distinto al que hemos asumido para otros riesgos infantiles inducidos por familias con hábitos potencialmente perjudiciales, como la persuasión y educación”.

El Dr. Novoa aseguró que la duda vacunal es un fenómeno complejo y emergente, como consecuencia de la “cientificación de la sociedad, el empoderamiento de los ciudadanos y consumidores, la influencia de los intereses comerciales y de los gobiernos en el conocimiento biomédico y el daño objetivo de la hiperfarmacologización y medicalización de la vida”.

La ciencia biomédica “tiene cada vez más necesidad de justificación democrática ya que la determinación de sus riesgos se realiza en la práctica”, recalcó. Por último, remarcó que  el debate con las vacunas “es una señal del progresivo colapso de la confianza ante las evidencias que señalan el mal funcionamiento de los instrumentos  de producción, control y evaluación del conocimiento biomédico”.

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares