Campaña medicina rural

Sábado, 28 Enero 2023

Tener en cuenta los valores ayuda a tomar buenas decisiones

03/03/2010

Una buena formación en Bioética mejoraría la calidad de la asistencia que prestan los médicos. A los profesionales se les forma en el manejo correcto de los llamados ‘hechos clínicos’, pero no son educados en la resolución de conflictos de valores

Barcelona, 4 de marzo 2010 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Acto de presentación de la Fundación de Ciencias
de la Salud en Cataluña.

Los valores son esenciales en toda vida humana, cobrando una especial relevancia en el entorno sanitario. No obstante, la educación actual apenas los tiene en cuenta. Sin duda alguna, esto constituye una de las más graves asignaturas pendientes de nuestro sistema sanitario, mucho más ahora que la crisis está haciendo cundir el desánimo en un porcentaje nada desdeñable de profesionales. Con el objetivo de ofrecer una amplia panorámica del papel que desempeñan hoy en día los valores en el ámbito de la medicina, la Fundación de Ciencias de la Salud y el Departamento de Salud de la Generalitat catalana han organizado la jornada “Los valores y la crisis en el entorno sanitario”.

Según el profesor Diego Gracia, presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, los valores “nos dotan de identidad”. Por esta razón, “parece lógico pensar que todos queramos que nos sean respetados y protegidos mediante el derecho a la intimidad”, añade. A pesar de ello, “nuestra educación en valores es casi nula”. En el caso concreto de los médicos, “suelen ser formados en el manejo correcto de los llamados ‘hechos clínicos’, pero no son educados en la resolución de conflictos entre valores”. Esto es así debido a la creencia generalizada de que éstos no pueden jugar ningún papel dentro del hospital. Sin embargo, es un tema que “influye mucho en la calidad de la asistencia sanitaria”.

El poco peso que tienen los valores en la educación de nuestros médicos se debe fundamentalmente al positivismo, un movimiento del siglo XIX que sólo considera importantes los hechos. “A partir de aquí, se produjo una depreciación de los valores que ha llegado hasta nuestros días”, explica el experto. En cualquier caso, desde hace ya algunas décadas, la gestión de los valores en el entorno sanitario viene ganando terreno. Encontramos un claro ejemplo de esto en la función del consentimiento informado: “El médico informa de las cuestiones técnicas o hechos al paciente, pero es éste quien tiene que integrar esa información con sus valores”. Por tanto, “hoy en día es fundamental tener en cuenta los valores para tomar buenas decisiones”.

No saber gestionar conflictos de valores genera burn-out en los médicos

En el ámbito sanitario suelen entrar en conflicto los valores de salud y de vida con otros de carácter económico, religioso, cultural, dietético, etcétera. “Muchos médicos no saben gestionar este tipo de conflictos, lo cual redunda en una mayor prevalencia del síndrome de burn-out o del trabajador quemado”, señala el profesor Gracia. “Una buena formación en Bioética le evitaría al médico quebraderos de cabeza en su práctica clínica diaria”, afirma el experto. Sin duda alguna, “es la mejor manera de incrementar su nivel de satisfacción y, por consiguiente, de mejorar la calidad asistencial”. En este contexto, “las habilidades de comunicación constituyen un método clave para la resolución de conflictos”.

El profesor Gracia viene constatando un cambio de tendencia en los últimos años. Así, por ejemplo, “en la universidad se ha empezado a potenciar la enseñanza de los valores hace más de una década”. Un claro ejemplo de esto es el Máster de Bioética de la Universidad Complutense de Madrid, dirigido por este experto. Por otra parte, cada vez se organizan más cursos sobre este tema dentro de los programas de formación continuada de los centros sanitarios y de las comunidades autónomas, y se están teniendo muy en cuenta estos aspectos dentro de la carrera profesional. Instituciones como la Agencia Laín Entralgo, en Madrid, o el Instituto de Estudios de la Salud, en Cataluña, están liderando proyectos en ese sentido.

Celebrado en la Casa Convalescència, este acto ha supuesto la presentación de la Fundación de Ciencias de la Salud en Cataluña, y el punto de partida para su proceso de expansión autonómica. La mesa central trató sobre la importancia de los valores como instrumento de promoción y mejora de la calidad asistencial y estuvo moderada por Joan Rodés, director del Instituto de Investigación Sanitaria Clínic-IDIBAPS, quien ha aportado la visión del gestor. Las otras dos perspectivas fueron la del médico, representada por Miquel Vilardell, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, y la del paciente, encabezada por Begonya Roman. “En la relación clínica, cada uno hace presentes sus propios valores”, concluye el profesor Gracia. La clausura del acto corrió a cargo de Mateu Huguet, director del Instituto de Estudios de la Salud del Departamento de la Generalitat catalana.