Campaña medicina rural

Sábado, 4 Febrero 2023

Tema del mes: las patentes y sus alternativas en biomedicina

08/03/2010

Un análisis y reflexión sobre el futuro del sistema de patentes y su relación con la industria farmacéutica y biomédica. Es preciso implantar mejoras y alternativas para que el sistema de patentes sea realmente efectivo y que la puesta en marcha de estas medidas no se dilate en el tiempo

Madrid, 8 marzo 2010 (medicosypacientes)

La Fundación Medicina y Humanidades Médicas, dedica su “Temas del mes” a “Las patentes y sus potenciales alternativas en biomedicina”. El trabajo ha sido realizado por Pere Ibern, profesor asociado del Departamento de Economía y Empresa, de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona.

En dicho trabajo se ofrece una perspectiva general del papel de la información técnica en el desarrollo de la innovación y los incentivos necesarios para su creación y a la vez, las implicaciones para el sector biomédico. Se trata de un profundo y documentado análisis y reflexión sobre el futuro del sistema de patentes y su relación con la industria farmacéutica y biomédica.

Como se explica en el mismo, el crecimiento económico depende en último extremo de la producción de nuevas ideas, pero a su vez un mercado competitivo no puede ofrecer los incentivos adecuados para la producción de ideas.

Las patentes no son el único mecanismo del que se ha dotado la sociedad para hacer frente a esta necesidad de nuevas ideas; los gobiernos han tratado de promover mediante subsidios públicos la producción de innovación; sin embargo, ambos instrumentos dan lugar a ineficiencia.

La identificación de las necesidades de salud para establecer las prioridades en innovación no proviene necesariamente de las patentes, por lo que será preciso encontrar nuevos mecanismos para que las decisiones se orienten adecuadamente. Una de las opciones es lo que se ha llamado “innovación abierta”, esto es, la necesidad de colaborar entre investigadores a partir de información compartida.

Por otra parte, los avances en el campo de la genética y la biotecnología están añadiendo nueva complejidad al mecanismo de patentes, y es posible que en un futuro cercano los gobiernos se vean enfrentados a una nueva realidad en donde un número limitado de oferentes podría contribuir ampliamente a la salud de los ciudadanos mediante dispositivos personalizados.

Pero mientras esperamos esta evolución, necesitamos que el sistema de patentes sea efectivo y que las mejoras y alternativas necesarias no se dilaten en el tiempo.

El trabajo completo puede leerse en: http://www.fundacionmhm.org/revista.html