viernes, abril 12, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioFundacionesCooperaciónSusana Ros: “El próximo estatuto de los cooperantes traerá la dignificación de...

Susana Ros: “El próximo estatuto de los cooperantes traerá la dignificación de sus carreras profesionales”

La presidenta de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso de los Diputados, Susana Ros, avanza en exclusiva para “Médicos y Pacientes” las líneas de acción de esta comisión para la actual legislatura, un trabajo que estará marcado por el desarrollo de la Ley 1/2023 de 20 febrero, de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global y la presentación del nuevo Estatuto de los y las cooperantes.

La diputada socialista por Castellón alerta sobre la necesidad de apostar por la ayuda y la cooperación ante el convulso contexto geopolítico actual, así como incide en la importancia de afrontar la crisis climática por el riesgo que conlleva para la salud de la población mundial.

¿Cuáles son los objetivos que se marca la Cooperación Internacional del Congreso de los Diputados para esta legislatura?

Uno de los principales objetivos de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo en esta nueva legislatura es poner en funcionamiento la Ley 1/2023 de 20 febrero, de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global. Y como ya anunció el pasado 5 de febrero el ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares en la Comisión de Cooperación del Congreso de los Diputados el Gobierno se está ya trabajando en su desarrollo normativo. 

Además, sin duda, una de las prioridades será el Estatuto de las y los Cooperantes que, como también el ministro anticipó, podrá presentarse próximamente. Una demanda muy reivindicativa, necesaria y justa, porque una de las grandes mejoras que va a traer la Ley es el reconocimiento a las y los cooperantes, la dignificación, por fin, de sus carreras profesionales. Cooperantes que, con su entrega constante, construyen día a día la política exterior de España. Una labor tan generosa como arriesgada. 

También verán la luz otros reales decretos esperados, como el relativo a subvenciones y al nuevo Fondo Español de Desarrollo Sostenible que el Gobierno que aprobaremos durante 2024. Tenemos mucha tarea por delante, apasionante e intensa. 

Ante un Parlamento tan polarizado y dividido, ¿Podrá construirse algún consenso en lo relativo a cooperación?

La cooperación debe entenderse como una política de Estado. Nos educaron para vivir en paz, en los valores de la convivencia, en el diálogo y en el entendimiento.  Después de 25 años, nuestro país ha vuelto a tener una legislación en Cooperación pionera, un gran salto cuantitativo. Una ley aprobada por casi la totalidad de los grupos parlamentarios, a excepción de la ultraderecha. Una ley que fue trabajada intensamente tanto por las y los diputados como también por el Gobierno a través del Ministerio de Exteriores, la Secretaría de Cooperación y la AECID.  Ese es el espíritu de todas y todos en esta nueva legislatura. 

¿Van a contar con las profesiones sanitarias para establecer hojas de ruta?

Por supuesto que sí. Ya lo hicimos en la redacción de la ley, donde se han integrado el 97% de las aportaciones recibidas de ONG, Administraciones y sector privado, así como las recomendaciones de organismos multilaterales como el Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE. Esta es una comisión que cuenta siempre con la colaboración de la sociedad civil y de las/los profesionales. Lógico, puesto que constituyen su fundamento y por tanto, son imprescindibles. 

El gran abanico de profesiones relacionadas con la Sanidad en el ámbito de la Cooperación ha sido referente indispensable para establecer esa hoja de ruta. Están en la primera línea. A pie de calle, como solemos decir en el territorio. Son las y los que mejor saben cómo actuar para conseguir los objetivos marcados en cada una de nuestras acciones y para lograr que se cumplan las expectativas de cada uno de los proyectos. 

Continuaremos atendiendo, respondiendo y trabajando juntos y juntas para dar respuesta a las demandas del sector.

¿Qué porcentaje del PIB considera adecuada para financiar la cooperación internacional?

La nueva Ley incorpora la reivindicación histórica de la sociedad española de dar rango legal al compromiso de alcanzar en 2030 el 0,7% de la Renta Nacional Bruta destinada a la Ayuda Oficial al Desarrollo. Y ese es el compromiso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

Me preocupa la dejadez y la falta de sensibilidad de los nuevos gobiernos de la derecha y ultraderecha donde las primeras medidas que han tomado han sido eliminar toda colaboración con la Cooperación internacional y borrar de todo ámbito institucional el desarrollo de los ODS. 

¿Cómo ha afectado la pandemia y las crisis bélicas a las políticas de cooperación internacional? ¿Se están viendo muy afectadas las políticas y medidas sanitarias en los países más vulnerables por las emergencias en Gaza o Ucrania?

La pandemia ha mostrado que la Cooperación internacional es más necesaria que nunca. El coronavirus se expandió rápidamente por el planeta, dando muestras de su letalidad y poniendo a prueba los sistemas sanitarios y económicos de todos los países. 

La Agenda 2030 establece la salud como un derecho inalienable de cualquier ser humano, más allá de sus condiciones particulares o del contexto en el que se desenvuelva y define, a través del ODS3, un plan de trabajo en base a nueve metas específicas y a cuatro medios para alcanzarlas.

España ha seguido trabajando y ampliando su aportación en el ámbito de la Cooperación Internacional tanto en los países más vulnerables como los que están en conflictos bélicos. Hemos revertido los recortes de los últimos años y ahora, superamos el doble de lo invertido en 2017. 

Durante la pandemia hemos sido de los países que más aportación de vacunas ha realizado. Y actualmente, en los dramas tan crueles de Ucrania y Gaza, hemos ampliado mucho la ayuda tanto lo concerniente a extradiciones como a la ayuda humanitaria en el territorio. Y aunque en estos momentos la actualidad se centre en Gaza nunca podemos olvidar la realidad ucraniana que lleva, nada menos que dos años de conflicto bélico y necesita, más que nunca, nuestra ayuda. 

¿Es el cambio climático un gran desafío en el ámbito de la salud y la cooperación internacional?

Por supuesto, mucho. Lo es en todos los ámbitos. Llegamos tarde. Negar la evidencia es ir en contra de la humanidad y del planeta. 

Las crisis humanitarias urgentes se suman a otras amenazas que ponen en riesgo nuestra estabilidad y prosperidad: los efectos de la pandemia covid-19, las desigualdades, la inseguridad alimentaria y/o energética y por supuesto, como plantea, la crisis climática.

Se sabe, desde hace mucho tiempo, que los problemas de salud están estrechamente relacionados con el entorno natural, por lo que, para que las personas del ahora y del futuro estén no corran riesgos, deben vivir en un planeta saludable. Esta vinculación estrecha entre salud y ecología también afecta a otros muchos ámbitos como la economía, la política o los aspectos sociales. Si no se actúa con decisión, el cambio climático tendrá letales consecuencias para nuestra supervivencia, sobre todo en aquellas regiones más vulnerables que sufren en mayor medida las consecuencias.

La ley incorpora la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París contra el cambio climático o el marco de Cooperación de la Unión Europea, pautas que no existían hace 25 años. En los 17 ODS está la esencia de la Cooperación Internacional, pero también son el eje de la salud misma.  

¿Qué se puede hacer desde los sistemas sanitarios más desarrolladas para ayudar a otras comunidades?

El ejemplo más reciente lo hemos visto durante la pandemia, con las vacunas de la Covid-19. El Gobierno de España ha comprometido millones de dosis autorizadas por la Unión Europea. Esta vez ha sido la del COVID pero existen también otras muchas enfermedades. El programa de extensión sanitaria en Etiopía supone otro caso de éxito. Una cadena para que nadie se quede sin atención sanitaria básica. 

Y cómo no, las actuaciones realizadas en materia de igualdad: mutilación genital, maternidades tempranas, mortalidad infantil y desnutrición, entre otras. 

¿Cuál es o debe ser el papel de los médicos en la cooperación internacional? ¿Piensan incentivar o facilitar la cooperación en el ámbito sanitario a sus profesionales?

Consolidar y continuar con la colaboración en ámbitos prioritarios como la asistencia primaria, la formación en especialidades médicas, el intercambio de experiencias entre profesionales y el acceso a los recursos sanitarios de los ciudadanos son los temas priorizados ahora mismo por la Cooperación internacional española. 

Cada vez hay más facultativos interesados en el empleo de la Cooperación. Este interés puede ser una iniciativa que responda a sus dudas acerca del empleo en ayuda humanitaria.

Vosotros mismos, la OMC, sois un ejemplo de las y los profesionales sanitarios en cooperación. A través de vuestra Fundación fomentáis esa simbiosis médico-sanitaria, con especial énfasis en los ámbitos de formación, transferencia de conocimientos, intercambio de profesionales médicos y asesoramiento técnico con los colegios o agrupaciones profesionales de los países en desarrollo. Y siempre, con el propósito firme de mejorar las condiciones de vida de la población.

¿Es España un país referente en este ámbito?

Eurobarómetro tras Eurobarómetro, han revelado que la sociedad española es una de las más solidarias de la Unión Europea.

La Ley de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global, ha convertido a España en un país de referencia en el seno de la comunidad internacional y nos sitúa ya como modelo inspirador de las nuevas propuestas de Cooperación.

No puede ser de otra manera cuando la acción española, como comentábamos, ha combatido las crisis más acuciantes del planeta: en la lucha contra la Covid-19 con la donación de vacunas; con el rol protagonista asumido en la crisis de Afganistán, no solo con la evacuación de nuestros colaboradores afganos, sino con ayuda humanitaria y económica de apoyo al pueblo afgano y, en particular, a las mujeres y a las niñas. En Ucrania, hemos entregado el mayor paquete humanitario (en emergencias para un solo país) de toda la historia de la Cooperación española y ahora, en Gaza, España donará 3,5 millones a la Agencia para los palestinos de la ONU.

¿Qué opinión le merece la actividad de la Fundación para la Cooperación de la OMC?

La actividad de la OMC y su Fundación es imprescindible, necesaria como se ha comprobado. Si no existiera deberíamos crearla e inventarla. Hablamos de un trabajo que, como indicaba antes, demuestra una vez más la solidaridad de la sociedad española y que pone a nuestro país como ejemplo de buen hacer. Es parte de la identidad española. No lo olvidamos ni un solo día.

La OMC tiene una importancia central en la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, que establecen las metas que hay que alcanzar hasta tal fecha en temas cruciales como la reducción de la pobreza, la salud, la educación y el medio ambiente.

Desde la Fundación se está haciendo mucho hincapié en la formación antes de viajar a terrero ¿es éste uno de los grandes déficits?

Conocer de antemano a lo que vamos a enfrentarnos siempre es positivo, pues redundará en una mayor eficacia de nuestras acciones. En concreto, la AECID defiende que la salud es un derecho humano fundamental y una condición imprescindible sin la cual no hay desarrollo posible; y focaliza sus esfuerzos en salvar vidas y reforzar los sistemas de Salud Pública. Para ello la AECID trabaja en conseguir la cobertura sanitaria universal, apoyando el fortalecimiento de los Sistemas y Servicios Nacionales de Salud de los países con los que trabajamos. Todo ello para que nuestros socios tengan servicios de calidad y de equidad en todos los niveles de atención sanitaria, sea en atención primaria o bien en especializada, mediante programas de cooperación técnica como el Programa de Formación Médica Especializada.

La Cooperación Española, a través de la AECID, trabaja, históricamente, en el fortalecimiento de los sistemas públicos nacionales de salud de sus países socios, bajo demanda de los Ministerios e Instituciones Sanitarias, apoyándoles en la implementación de sus políticas públicas, planes y Estrategias Nacionales. También pone a su servicio el valor añadido de nuestro Sistema Público de Salud.

El modelo de Sistema de Salud integrado, basado en la continuidad asistencial en los distintos niveles de atención, tanto atención primaria como atención especializada hospitalaria, es el que caracteriza a los Sistemas de Salud que funcionan y por supuesto, el que aplica el Sistema de Salud español.

¿Cómo contribuye la cooperación a la consecución de los ODS? ¿Cuáles son las prioridades de España en este sentido?

La aplicación de la Agenda 2030 es el compromiso y la estrategia internacional para alcanzar losObjetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), bajo su lema de no dejar a nadie atrás. 

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) se define en la Ley de Cooperación como la agencia estatal, adscrita al Ministerio y a la Secretaria de Estado, responsable del fomento, programación, coordinación operativa, gestión y ejecución de las políticas públicas de la cooperación española para el desarrollo sostenible, la acción humanitaria y educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía global. 

La Agencia promueve la generación de alianzas entre actores de cooperación mediante acuerdos operativos y marcos de actuación acordados con el resto de las entidades ejecutoras, actores de la cooperación descentralizada, ONGD, universidades, centros de investigación, y el sector privado.

Y si hablamos del ámbito sanitario se podrían citar prioridades como: ODS1, fin de la pobreza; ODS2, hambre cero; ODS3, Salud y bienestar; ODS5, Igualdad de género; ODS10, Reducción de las desigualdades y ODS17, Alianzas para lograr los objetivos. 

La violencia de género es una lacra en todos los países del mundo, pero ¿está contemplada en las diferentes estrategias y planes de cooperación?

La Ley 1/2023, de 20 de febrero de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global, establece entre sus principios la igualdad de género, promovida desde un enfoque feminista, como un elemento imprescindible, transversal y distintivo de la Cooperación española para reducir las desigualdades entre mujeres y hombres, intensificar los esfuerzos para cerrar las brechas de género, combatir todas las formas de violencia y discriminación y fomentar el empoderamiento de las mujeres, las niñas y las adolescentes, así como afianzar sus derechos sexuales y reproductivos desde la óptica de derechos humanos y de salud pública universal.

Bajo los alineamientos de la Cooperación internacional, la AECID invierte en proyectos que buscan precisamente eliminar la violencia de género contra mujeres y niñas, analizando las inversiones en todos los sectores de la Cooperación mediante proyectos específicos y transversales a todo el conjunto de su actividad. 

Un buen ejemplo, muy especial, que me gustaría citar para cerrar la entrevista, es el proyecto “Contribuir a la Defensa, Garantía, Ejercicio de una vida libre de violencia por las mujeres de Maputo”, en el Centro de Atención Integral a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Hospital de Mavalane, donde mujeres sobrevivientes participan en el Grupo de Apoyo Psicosocial, creado por el propio Centro. 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

Más populares