domingo, junio 16, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoOpinión: “Sobre la colegiación universal”

Opinión: “Sobre la colegiación universal”

En el presente artículo, el Dr. Kepa Urigoitia, presidente del Colegio de Médicos de Alava, alerta sobre las consecuencias de que el propio empleador (la Administración) se transforme en el único regulador de nuestra profesión. Esto representaría que ?los criterios éticos y deontológicos quedaran al albur de las arbitrariedades políticas o económicas de cada momento?

Madrid, 6 de mayo 2011 (medicosypacientes.com)

?Médicos y Pacientes? les ofrece el artículo del Dr. Kepa Urigoitia, presidente del Colegio de Médicos de Alava, publicado en el último número de la revista editada por esta institución colegial.

SOBRE LA COLEGIACION UNIVERSAL

Dr. Kepa Urigoitia

Que la profesión médica precisa de una regulación y de un control específico es algo que está fuera de toda duda. Que en los últimos años en nuestro país hay posturas encontradas sobre quién o quienes deben liderar y ejercer estos procesos es una realidad.

La conocida como ?Ley Ómnibus?, de diciembre de 2009, fijó el plazo de un año para que el Gobierno emitiera una Ley de Servicios Profesionales, que estableciera qué profesiones precisan una colegiación obligatoria para su ejercicio.

Transcurrido ya el plazo, y a pesar del apoyo a la colegiación universal para los profesionales sanitarios manifestado públicamente por las dos últimas ministras de Sanidad, Trinidad Jiménez y Leire Pajín, el segundo informe jurídico que maneja la ministra de Economía, Elena Salgado, recomienda, al igual que el primero, que la colegiación sea voluntaria para quienes trabajen en exclusiva para el sector público, dejando el control del ejercicio a la propia Administración.

Sin embargo, una mirada a los países de nuestro entorno, con democracias consolidadas, nos revela que los órganos de control y regulación de las profesiones sanitarias son independientes del Estado y del capital. Y desde esa independencia, establecen tanto los criterios formativos, éticos y deontológicos como ejercen el necesario control normativo.

Hace prácticamente un año, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos aprobó por unanimidad un opúsculo con las definiciones de profesión, profesional y profesionalismo médicos, que fue presentado en el Senado en presencia de diferentes grupos políticos. Un nuevo profesionalismo médico que significa el compromiso con la competencia, la integridad, la moralidad, el altruismo y la promoción de un bien social preferente como es la salud.

Un compromiso que requiere de unas sólidas bases de deontología y ética profesional, que no pueden ser dictadas ni controladas por la Administración, por ser códigos que van siempre unos pasos por delante de lo que marca la ley.

Convencidos de la necesidad de que nuestra profesión debe ser una de ellas, tanto el Consejo General de Colegios de Médicos como el Consejo General de Enfermería, así como los propios Colegios de Médicos y de Enfermería, estamos realizando diversas actividades, manteniendo reuniones con grupos políticos para abogar por esta causa, que finalmente será votada en el Parlamento.

Quiero confiar en que, por el bien de la profesión, de la calidad de la asistencia y, en definitiva, de los pacientes, consideren sus señorías la necesidad de la colegiación universal en el caso de nuestra profesión.

Las consecuencias de que el propio empleador, la Administración o las compañías privadas, se transformen en el único regulador de nuestra profesión, sólo facilitaría que los criterios éticos y deontológicos quedaran al albur de las arbitrariedades políticas o económicas de cada momento.

Y permítanme que reproduzca las palabras de compromiso del presidente del Consejo General de Colegios de Médicos, D. Juan José Rodríguez Sendín que, como representante colegial y como médico suscribo:

?Los ciudadanos y sus legítimos representantes deben tener la seguridad de que la profesión médica va a ser independiente y leal a su misión. La autorregulación que suponen los Colegios de Médicos con colegiación obligatoria es una garantía de que los médicos no nos limitaremos a cumplir la ley, sino que nos comprometemos a un mayor nivel de exigencia de acuerdo con la deontología profesional, exigible en nuestros Estatutos para quien ejerce la Medicina?.

Kepa Urigoitia
Presidente del Colegio de Médicos de Alava

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares