jueves, junio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoOpinión: “El futuro negro de los MIR”

Opinión: “El futuro negro de los MIR”

En el presente artículo de opinión, el presidente del Colegio de Médicos de Tarragona, Fernando Vizcarro, alaiza la problemática MIR a la luz de las medidas de recorte sanitario anunciadas por la Generalitat de Cataluña. Según expone, para continuar ofreciendo la misma calidad asistencial a los pacientes ?es totalmente necesario que el sistema permita formarse y trabajar dignamente a los futuros profesionales?

Madrid, 5 de septiembre 2011 (medicosypacientes.com)

?Médicos y Pacientes? les ofrece el presente artículo de opinión realizado por el presidente del Colegio de Médicos de Tarragona, Fernando Vizcarro Bosch.

El futuro negro de los MIR

Fernando Vizcarro, presidente del Colegio
de Médicos de Tarragona

El recorte de la aportación de fondos anunciada por la Generalitat de Cataluña en la sanidad pública es un tema de máximo interés que ha avivado el debate sobre cómo se deben gestionar nuestros recursos para garanticen los servicios básicos imprescindibles. Desde el Colegio de Médicos de Tarragona entendemos que, en una situación de crisis, se rebajen los recursos en aquellos gastos superfluos, pero de ninguna manera entendemos que la contención del gasto se aplique aquellas áreas o servicios que incluyan el trato con el paciente y que supongan la pérdida de la calidad asistencial. Quién lea estas líneas estará de acuerdo en que los médicos no son los responsables de la crisis y, en cambio, se ven damnificados por los recortes, al tiempo que son uno de los grandes activos de la eficacia del actual sistema de salud. Para garantizar la máxima eficiencia es necesario que se mantengan los derechos de la profesión médica.

Del mismo modo, los recortes afectan también a los licenciados en Medicina que están finalizando su residencia en cualquier especialidad y vemos como cada día se reducen sus horas de guardia. Desde el Colegio de Médicos de Tarragona, tememos que el colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) se vea perjudicado por la reducción de las jornadas de guardia que los profesionales de Cataluña deben completar para finalizar su residencia y que esta situación pueda comprometer su formación, ya que si sigue esta dinámica, cada vez será más complicado acceder a la especialidad elegida.

El tiempo es uno de los determinantes que juega en contra de los futuros especialistas. Si hasta ahora ya hacían falta cerca de cuatro años para completar el MIR -sumados a los seis que ya supone la licenciatura básica en Medicina- ahora, con el recorte de horas prácticas de formación, este período corre el peligro de alargarse. La reducción de la actividad asistencial de los MIR repercute en su formación como profesionales y es necesario que el sistema tenga en cuenta otras medidas de compatibilizar la contención del gasto en Sanidad que no impliquen el descenso de la calidad de los estudios de especialización médica.

Hasta ahora, uno de los grandes éxitos de nuestro sistema de salud ha sido la calidad de los estudios de especialización en Medicina. Para continuar ofreciendo la misma calidad asistencial a los pacientes, es totalmente necesario que el sistema permita formarse y trabajar dignamente a los futuros profesionales. La decisión de recortar el tiempo destinado a casos prácticos es nociva en cuanto a la calidad de la enseñanza de los MIR como por el futuro de la profesión. Lograr una especialidad en Medicina supone mucho tiempo de sacrificio y el sueldo que perciben los MIR es bajo comparado con la responsabilidad y esfuerzo que supone. La reducción de las horas de guardia supondrá también la reducción de estos ingresos, muy necesarios en un programa de estudios de larga duración, un hecho que puede repercutir negativamente en el descenso del nivel de formación de los actuales MIR y la disminucuión de nuevos estudiantes en la Licenciatura.

Si ahora no luchamos, la calidad de nuestro sistema sanitario puede verse perjudicada por siempre. Desde el Colegio de Médicos de Tarragona empezaremos a incentivar medidas que garanticen la calidad de la formación de los nuevos profesionales. Del mismo modo, nos mostramos claramente en contra de todas las medidas de contención que supongan la reducción de servicios básicos a los pacientes y el perjuicio de la praxis médica. Es necesario que, de una vez por todas, los responsables de la crisis asuman sus responsabilidades y liberar a los profesionales de las tensiones de una situación económica que no han provocado. El tiempo se acaba y no habrá marcha atrás.

Fernando Vizcarro Bosch
Presidente del Colegio de Médicos de Tarragona

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares