martes, junio 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoMás protección jurídica y tolerancia cero para hacer frente a las agresiones...

Más protección jurídica y tolerancia cero para hacer frente a las agresiones al personal sanitario

Más de una veintena de organizaciones del ámbito sanitario se adhirieron al manifiesto elaborado conjuntamente por el Consejo General de Colegios de Médicos, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos y el Observatorio de Agresiones a Médicos de la OMC, y que fue leído públicamente ayer miércoles, 23 de marzo, con motivo del «Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario». Todos los participantes en el acto recriminaron esta lacra en aumento, celebraron que se haya fijado un día conmemorativo y su emblema, el lazo dorado, y defendieron por encima de todo la relación médico-paciente y la necesidad de la colaboración de todos los estamentos sanitarios para dar solución a un problema que afecta a la sociedad en su conjunto

Madrid, 24 de marzo 2011 (medicosypacientes.com)

Imagen con todas las organizaciones congregadas
en la sede de la OMC.

Los actos violentos que sufren los profesionales sanitarios en el desempeño de sus funciones constituyen un problema multifactorial que precisa de un abordaje multisectorial en el que intervengan todos los interlocutores sociosanitarios para mantener y mejorar la calidad asistencial dentro de un ambiente óptimo de respeto y empatía entre trabajadores y usuarios de la sanidad.

La creciente situación de inseguridad entre el personal sanitario por las amenazas de los pacientes y familiares, que no están conformes con la atención recibida o con la decisión del médico, repercute gravemente en la salud y en la calidad de vida del profesional agredido y afecta de forma sustancial a la actividad sanitaria.

Una de las claves de la situación, bajo el punto de vista del presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), el doctor Juan José Rodríguez Sendín, se encuentra en el progresivo aumento de la violencia que se percibe en la sociedad actual, ?da la sensación de que esta sociedad tiende a justificar e, incluso, a exaltar tanto los hechos como a los individuos violentos?. Frente a esta realidad, el presidente de la OMC es tajante: ?hay que impedir que la violencia acapare más hueco en nuestra sociedad y ataque como un cáncer a algo tan esencial como es el sistema sanitario?.

Sobre ello se ha pretendido llamar la atención en el acto de puertas abiertas que, con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, se ha celebrado, por primera vez, en la sede de la OMC y que ha contado con la adhesión de más de una veintena de organizaciones pertenecientes al ámbito de la Administración, científico, profesional, laboral, y social. El acto ha sido convocado por el Consejo General de Colegios de Médicos, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos y el Observatorio de Agresiones a Médicos de la OMC. Como ha subrayado el doctor Rodríguez Sendín, «este día nos ha de servir para reflexionar sobre qué fórmulas precisamos para intentar intervenir y cortar esta tendencia».

Lectura del manifiesto por parte del
presidente Rodríguez Sendín.

Durante esta jornada, en la que se ha procedido a la lectura de un manifiesto, se ha exigido un claro compromiso de los poderes públicos y una concienciación de la sociedad ante esta lacra. Asimismo, se ha recomendado promover una conciencia social positiva de los servicios sanitarios como bien público, que debe proporcionarse en las condiciones más adecuadas posibles a cada individuo que lo necesite, y utilizarse de forma responsable, respetando los derechos y asumiendo los deberes que ello conlleva.

De acuerdo con el lema escogido para esta ocasión ?Ante las agresiones al personal sanitario, tolerancia cero? los doctores Rodolfo Castillo, presidente del Colegio de Médicos de Murcia y Miguel Ángel García, secretario de Estudios Profesionales de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), han coincidido en subrayar que, además de la tolerancia cero ante este tipo de agresiones también es preciso apostar decididamente por la prevención. Hasta ahora, la respuesta institucional ha sido dispar, ya que como destaca el representante de CESM, ?mientras que en algunas CC.AA. se ha avanzado significativamente en el tratamiento de las agresiones y en su prevención, otras, en cambio, han sido menos activas, y creemos que esto no es aceptable?. Es por ello que lo que la profesión médica demanda, en estos momentos, es un planteamiento serio, global y expeditivo frente a las agresiones que se les causan a sus compañeros ?y que se tome en serio la necesidad de prevenir más que tener que actuar a posteriori?.

En este sentido, como ha apuntado el coordinador del Observatorio de Agresiones de la OMC, el doctor J. Alberto Becerra, «la Organización Médica Colegial pone a disposición el Observatorio de las Agresiones a Médicos como nexo de unión de todos, para conseguir que encontremos una pronta solución al problema y que se apliquen las medidas coercitivas y correctoras necesarias?.

El día 23 de marzo de cada año ha quedado institucionalizado como el Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario y estará presidido por un lazo dorado, símbolo conclusivo que deberá caracterizar a esta importante jornada, y desde la cual deberemos empezar a recapacitar y a tomar decisiones al respecto para lograr erradicar esta lacra.

Intervenciones de las principales
organizaciones adheridas al manifiesto

Activa participación por parte de las organizaciones adheridas.

-Javier Roig Valdivieso. Jefe de Servicio de Salud Laboral. Dirección General de Recursos Humanos, en representación del Consejero de Sanidad de Castilla y León

-Consideramos fundamental actos de este tipo para intentar evitar lo máximo posible la lacra de violencia en los centros sanitarios, y sobre lo que se está trabajando a través de un plan, contando, principalmente, con la colaboración de los agentes sociales, organizaciones sindicales y también con el resto de Colegios profesionales, especialmente, con el Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León. Precisamente, con esta institución se ha firmado hace escasas fechas un convenio de colaboración. Nuestra visión es que todos tenemos que ir en la misma dirección, involucrando a la sociedad a través de campañas, y también a nuestros profesionales, y con la colaboración de todas las entidades que tienen algo que decir en este sentido.

-Carmen Valdés, representante de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)

-El Colegio de Médicos de Madrid hizo en su día un manifiesto que muchos de nosotros tenemos colgado en nuestras consultas. Los centros de Atención Primaria nos encontramos ante una situación de indefensión ante agresiones tanto físicas como de tipo verbal. Este tipo de iniciativas son valoradas extraordinariamente por nuestra Sociedad, y a las que apoyamos en todo momento.

Manuel Meneses, vicepresidente del Consejo General de Colegios de Podólogos

-Creemos que la idea que nos une aquí es muy positiva. Percibimos que los pacientes creen que tienen todos los derechos a todo, a pisotear al sanitario que les atiende, y creemos que eso no es así. Aparte de esta reunión que aplaudimos por lo positiva que es, queremos aprovechar para exigir a la autoridad que esas agresiones contra el personal sanitario no se queden en blanco porque los que las producen entran por una puerta pero salen por la otra, y al día siguiente, otra vez, y eso no se puede consentir. Los profesionales sanitarios tienen todo el derecho a que se les respete.

Emblema del «Día Nacional con-
tra las Agresiones en el Ámbito
Sanitario».

José Martín, representante del Consejo de Fisioterapeutas

-Hemos acudido aquí hoy para expresar nuestro apoyo frente a este problema común y a agradecer actos como éste.

Pedro Cañones, representante de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)

Nuestra Sociedad siempre se ha caracterizado por el apoyo a los Colegios desde el momento en el que empezó el movimiento contra los fenómenos de violencia y de agresiones contra los sanitarios. Se ha caracterizado por defender públicamente la dignidad y la profesión, y el respeto al trabajo que lo sanitarios ejercemos en los centros.

Me gustaría llamar la atención sobre varios aspectos: en primer lugar, estamos en una profesión que progresivamente se va feminizando lo cual va a acabar siendo un motivo de incremento de agresiones y del nivel de violencia, dado que determinado tipo de personajes que visitan nuestras consultas se envalentonan más ante una mujer que un hombre. Tenemos que prever que eso va a incrementarse con toda seguridad. En segundo lugar, echamos en falta que desde las Administraciones públicas central y autonómicas no se haya puesto en marcha ningún tipo de campaña de concienciación o de denuncia hacia este tipo de hechos dirigida hacia la población, en el sentido de que los ciudadanos tienen que tomar conciencia de que están en un servicio público, y de la misma forma que por el hecho de ser servicio público y por tener derecho a él la población no se puede impedir su acceso, tiene que ser un derecho bien ejercido, y, por tanto, debería haber algún tipo de información dirigida a la población para que haga un buen uso.

Por otra parte, desde la SEMG consideramos que no hay que esperar a que los actos violentos se conviertan en delitos para que tomemos medidas contra un usuario violento potencial o realmente violento. Hay medidas intermedias que se pueden empezar a tomar, sanciones administrativas que se pueden implementar, y que todavía no se han hecho. Se podrían utilizar sanciones parecidas a las que se aplican a los conductores para este tipo de personas que hacen un mal uso del sistema sanitario que está para servirles.

José Ramón Repullo, representante de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS)

-Para la SESPAS es muy importante este evento porque permite poner encima de la mesa un tema complejo pero que requiere que todos los agentes tomen medidas y pongan en marcha líneas de actuación. Supone un reto muy importante porque el planteamiento claro de tolerancia cero ante cualquier manifestación de la violencia tiene que ser compatible con un buen manejo profesional de múltiples situaciones que producen desesperación a un paciente o plantean problemas ante la complejidad de la Medicina, la falta de información o también por el ambiente tan hostil que, con frecuencia, rodea al proceso asistencial. Por tanto, el reto profesional consiste en separar este tipo de situaciones tensas de lo que puede ser una conducta absolutamente inaceptable y que tenemos que ser capaces de abordar y también en lo posible prevenir.

Quizás uno de los retos importantes es la prevención de este tipo de conductas. Algunos llaman ?posmodernismo?, otros ?sociedad del espectáculo? a entronizar a las conductas más psicopatológicas para convertirlas en elemento de valor para la sociedad.

No obstante, también debemos repasar nuestros propios errores. Algunos hemos cometido el error de considerar a los pacientes como clientes y a alentar el consumo de salud y conductas que nos alejan de un concepto de pacientes como co-propietario corresponsable de su salud y que forma parte, como protagonista, del proceso asistencial.

Plantearía como reto, precisamente, esa acción de prevención, evitando en lo posible considerarnos como elementos adversariales frente al paciente. Si consideramos que éste es el problema, lo que vamos a cosechar es más agresión y más tensión. Tenemos que considerar al paciente como nuestro aliado. Por ello, lo que hay que despertar es en el resto de pacientes, la gran mayoría, que no tienen ese componente agresivo, violento, psicopático, la necesidad de defender el servicio público de salud, la buena Medicina, la buena enfermería, y el uso racional de los servicios de salud.

La profesión médica hace bien en reivindicar y exigir de los poderes públicos una alianza que permita manejar las situaciones de violencia y de agresividad.

Asistentes al acto.

Julián Ezquerra, representante de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM)

-Todos estamos de acuerdo en que éste es un día histórico al habernos unido representantes de todas las organizaciones que tienen algo que decir en el mundo sanitario en su más amplio sentido.

Los profesionales sanitarios tenemos que reivindicar sobre todo el respeto por parte de nuestros pacientes, por parte de los ciudadanos y por parte de la propia Administración que, en algunos casos, ha fomentado la transformación del paciente en cliente. Todos son derechos de ellos y deberes y obligaciones de los profesionales. Creo que es necesario que vayamos entendiendo que hay que localizar el punto intermedio y que tenemos que trabajar todos en el mismo sentido. Tenemos la obligación de atender a nuestros pacientes y ellos tienen una obligación de respeto hacia los profesionales que nos dedicamos a la atención sanitaria.

En Madrid, acabamos de entregar un protocolo de agresiones, en cierto modo, adelantándonos a este día. Pensamos que era el momento adecuado, entre otros motivos, a raíz de los recientes acontecimientos en un centro de salud de Fuenlabrada. Ello generó una necesidad imperiosa de retomar un protocolo de agresiones. Ahora se ha puesto en marcha y creo que hemos colaborado de alguna forma a que la propia Administración coja el testigo y nos ayude a librar este proceso.

Reivindicar todos los años un día como hoy dedicado a esta problemática no está mal si a ello se añade que todos los días no quede en el olvido que las agresiones son un objetivo prioritario a erradicar de nuestro entorno.

Rodolfo Castillo, presidente del Colegio de Médicos de Murcia

-Quiero, en primer lugar, agradecer y felicitar al grupo de compañeros de la CESM y de la OMC que elaboraron el manifiesto al que todos nos hemos adherido. Desde Murcia este tema es especialmente complejo porque es donde tenemos al último compañero muerto, la doctora Mª Eugenia Moreno.

Yo quisiera transmitir una reflexión, cuando se solicitó a la familia de la doctora Moreno la donación de sus órganos y a lo que no se negaron, su marido, Emilio, me comentó: ?a Mª Eugenia no la voy a poder tener más, pero ojalá esto sirva para que nunca más se pueda volver a producir?. Afortunadamente, no se ha producido ninguna muerte más desde esa fecha, pero sí agresiones, a diario, al personal sanitario y, curiosamente, en esa área donde se produjo el asesinato es raro que no se produzca cada semana una agresión.

Las soluciones a aportar están en el manifiesto aunque evidentemente no son fáciles. El marido de Mª Eugenia está bien, su hijo también y cuenta con la ayuda y la formación asegurada gracias a la Fundación Patronato de Huérfanos y Protección Social de Médicos Príncipe de Asturias. Emilio me transmitió su adhesión a este manifiesto y me comentó que ?nosotros producimos salud, cuidamos de la salud de nuestros pacientes y aliviamos su sufrimiento. Las agresiones, por el contrario, significan muerte y sufrimiento.

Ainhoa Jiménez, vicepresidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM)

-A los estudiantes, simplemente, nos gustaría recalcar que estamos encantados de que se nos haya invitado a participar en este día que compete a toda la profesión médica y expresamos nuestra adhesión al manifiesto.

Agradecemos la invitación básicamente por dos razones: la primera, porque creemos que es un problema del que hay que concienciar a la población y no sólo a ésta sino también al profesional. La segunda tiene que ver con nuestro deseo de participar de esa concienciación, englobándola desde nuestra perspectiva, es decir, trabajando en salud pública y salud global, donde siempre hemos trabajado en pro del paciente, por ejemplo, insistiendo en que se haga un currículum longitudinal en bioética. Creemos que es bastante innovador desde la perspectiva del profesional. Pensamos que si, realmente, no existen unas buenas condiciones para ese profesional será muy difícil garantizar la calidad asistencial.

Tomás Toranzo, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES)

-Felicitamos tanto a la Organización Médica Colegial como a los Sindicatos Médicos por la oportunidad de esta jornada. La violencia es un problema que atañe a la sociedad en general y que dos organizaciones que lideran la profesión médica, cada una en su ámbito, tomen esta iniciativa pienso que es una oportunidad que se nos brinda a todos para participar en la solución a un problema que afecta a la sociedad en general .

Urgencias, junto a Ginecología, son algunos de los servicios en los que más agresiones se producen, y precisamente la lucha contra ellas lo que pretende es sustraer esa connotación negativa que tiene y que al final dificulta lo fundamental, un acto médico basado en la confianza. Con la batalla contra las agresiones se persigue reforzar lo fundamental de la relación médica, es decir, la relación médico-paciente. Desde la CESM y desde el Consejo General de Colegios de Médicos se lucha por dos aspectos fundamentales dignificar las condiciones para el ejercicio profesional que mejoren la relación médico-enfermo; y por otro, el CGCOM junto a las Sociedades Científicas, velando por una mejor competencia profesional, sin pasar por alto la responsabilidad que le compete al médico.

Creemos, en definitiva, que es un problema difícil pero que debemos combatir entre todos. Con jornadas como éstas y con posicionamientos claros, entre todos comprometamos a la Administración, al poder judicial y al poder legislativo para que adopten las medidas oportunas que refuercen la relación médico-enfermo.

El manifiesto del «Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario» puede ser consultado a pie de página.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares