lunes, junio 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoLa libertad de prescripción bien entendida está en recetar por principio activo

La libertad de prescripción bien entendida está en recetar por principio activo

Hay que saber conjugar la libertad de prescripción y los derechos de los enfermos con la responsabilidad de administrar adecuadamente los recursos económicos que la sociedad pone en manos del médico, entendiéndose por libertad de prescripción, en este sentido, la capacidad del médico para prescribir lo mejor para su paciente, como se recuerda desde la OMC y como así quedó reflejado en un reciente informe de su Comisión Central de Deontología. Ello también pasa por que hay que cuidar la bioapariencia del fármaco para no confundir al paciente y que no caiga en el abandono terapéutico, y por que se mantenga la misma molécula de principio a fin del tratamiento prescrito

Madrid, 26 de julio 2011 (medicosypacientes.com)

La adopción de cualquier medida que contribuya a garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, siempre y cuando respete la libertad de prescripción del médico, «en principio no tiene por qué ser rechazada». Así lo entiende la Organización Médica Colegial y así lo ha expresado tras conocer el nuevo paquete de medidas resultantes del último Consejo Interterritorial celebrado el pasado jueves, 21 de julio, en Madrid.

Como ha especificado, en este sentido, el vicesecretario de la OMC, el doctor Jerónimo Fernández Torrente, ante diversos medios de comunicación, «la libertad de prescripción bien entendida pasa por la capacidad del médico para prescribir lo mejor para su paciente, en este caso principios o sustancias medicamentosas para el proceso de que se trate, y no por marcas». Considera, además, que en este terreno hay que respetar los criterios que todas las autoridades internacionales han establecido como comunes: «medicamentos adecuados, indicados, idóneos, uso racional y en el tiempo suficiente en función del proceso de que se trate, seguros, de eficacia contrastada, de calidad, respetando siempre la libertad de prescripción del médico, que, por supuesto, recomienda lo mejor para su paciente».

Así, de acuerdo, con un reciente informe de la Comisión Central de Deontología de la OMC, sobre libertad de prescripción, (ver «MedicosyPacientes» del 8-3-11) el médico como principal agente modelador del gasto sanitario debe introducir racionalidad en todos sus actos y actuaciones médicas, también como compromiso con los pacientes y con el propio sistema, entendiéndose que se trata de medidas enfocadas a garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario con el que existe un firme compromiso.

Desde la OMC hay dos aspectos, sin embargo, fundamentales que pasan por la exigencia de que se mantenga desde el principio hasta el fin del tratamiento la misma molécula, y que no se produzcan cambios con respecto a ésta en el transcurso de dicho tratamiento. Además, la bioapariencia del fármaco, es decir, el aspecto externo del envasado y la forma farmacéutica, tiene que ser la misma para todos los genéricos de un mismo principio activo, siendo uno de los aspectos más importantes para no confundir al paciente y evitar que éste caiga en el abandono terapéutico.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares