lunes, julio 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoLa consejera de Sanidad de Galicia y los presidentes de la OMC...

La consejera de Sanidad de Galicia y los presidentes de la OMC y del Consejo Gallego ante la Asamblea de Santiago de Compostela

La situación económica que atraviesa en estos momentos el Sistema Nacional de Salud es especialmente preocupante. Consciente de ello, la Organización Médica Colegial (OMC) considera, sin embargo, que esta coyuntura no puede impedir ?seguir dando la mejor respuesta a las necesidades de los pacientes, de la mejor manera y al mejor precio?. Así se puso de manifiesto durante la última Asamblea General celebrada en Santiago de Compostela, con motivo del Xacobeo 2010, a la que fue invitada la consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia, la doctora Pilar Farjas

Madrid, 16 de noviembre 2010 (medicosypacientes.com)

Asamblea General en
Santiago de Compostela.

En la última Asamblea General celebrada en Santiago de Compostela, con motivo del Xacobeo 2010, se abordó la preocupante situación que atraviesa el Sistema Nacional de Salud con el consiguiente riesgo de la quiebra de su sostenibilidad. Así lo dejaron puesto de manifiesto en sus sendas intervenciones tanto los presidentes de la Organización Médica Colegial y del Consejo Gallego de Colegios de Médicos, los doctores Rodríguez Sendín y Campos Villarino, así como la consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia, la doctora Pilar Farjas que fue invitada a la inauguración de dicha Asamblea.

Por el interés de las palabras pronunciadas por cada uno de ellos, “Medicos y Pacientes” ofrece las intervenciones íntegras de estos tres dirigentes.

Palabras del presidente de la Organizacíón Médica Colegial, doctor Juan José Rodríguez Sendín

Dr. Rodríguez
Sendín.

En primer lugar quiero dar la bienvenida a la consejera de Sanidad del Gobierno gallego, Pilar Farjas, y mi agradecimiento y reconocimiento público al Colegio de Médicos de La Coruña por la organización de nuestra reunión.

Actos como el celebrado en Galicia refuerzan extraordinariamente nuestra profesión y nuestra corporación. En este sentido, felicitamos al Colegio de Médicos de La Coruña y a su presidente Luciano Vidán. En reconocimiento a este agradecimiento queremos entregaros la Placa de la Organización Médica Colegial.

En presencia de la consejera Farjas querría hacer una serie de reflexiones, delante de un auditorio no sólo con experiencia en el campo de la Medicina, sino también con experiencia en el campo de nuestras relaciones internas, entre nosotros y con los agentes que nos rodean. Cuando sé que estoy hablando de compañeros que saben muy bien de lo que hablo, aunque no expresemos con absoluta nitidez las cosas, quisiera manifestar primero nuestra altísima preocupación por la situación que pasa en este momento el Sistema Nacional de Salud.

Yo, hasta hace ocho o diez días, tenía la misma percepción que vosotros, pensaba en que tenemos problemas, dificultades, déficit de financiación. Pero, a raíz de la Jornada que organizamos sobre sostenibilidad celebrada el pasado miércoles 20 de octubre, y tras mi participación, con la misma cuestión, en el Congreso de Derecho Sanitario, el jueves 21 de octubre, me pareció oportuno informarme a través de expertos en Economía de la Salud sobre cómo está realmente la situación, tras lo cual debo reconocer que salí asustado por el planteamiento que nos presentaron gente que no tiene que ver con nosotros. Se diga o no se diga, nuestro sistema nacional de salud, como consecuencia del déficit que ha acumulado por costumbre, que durante las últimas décadas hemos tenido, siempre estando con gastos por encima de dos puntos, dos puntos y medio o tres por encima del PIB, y que, para compensarlo, cada cierto tiempo pasaba ?el séptimo de caballería con el general Custer? y lo ponía encima de la mesa, y compensaba el déficit, o si no venía ?el primo de Zumosol? y también lo compensaba de aquella manera. El déficit del SNS en estos momentos es muy alto, no está homogéneamente repartido entre CC.AA., plantea claras dificultades sobre la viabilidad del SNS en caso de que se continúe exactamente con las mismas prestaciones y en idénticas condiciones. Y por si fuera poco, esto ya lo anunció el Grupo Ecofin en el año 2005, o sea que no es nuevo. Y esto fue así, pero la crisis sobreviene y de repente en el año 2008, nuestros ingresos fiscales disminuyen hasta un 40 por ciento, que es, curiosamente, con lo que se paga alguna parte o casi todas de las prestaciones sanitarias. Pues bien en este momento, ?ni general Custer ni primo de Zumosol?. Pero, además, el capítulo IV y parte del II, relativo al gasto en farmacia, no se controlan fácilmente, y de no hacerlo seguirá creciendo.

En esta situación, un médico como yo se entera y me pongo a pensar en que cómo se puede abordar. Bien, pues me encuentro con dos tipos de situaciones magníficas: una es ?yo no he sido?, y ?a mi no?, son las dos soluciones, de verdad parece de ?película de los Simpson?.

En la jornada sobre sostenibilidad que organizamos, y a la que algunos de vosotros acudisteis, participaron cinco consejeros y previamente la doctora Marina Geli, que vino a visitarnos tres días antes y que no pudo acudir a la reunión, y uno tiene la percepción de que el problema supera a los consejeros de Sanidad, que no controlan la situación, de que ésta está por encima de sus posibilidades en la toma de decisiones. En este contexto, las cosas son lo que son, la realidad es la que es, y lo fundamental es lo fundamental, y lo sustancial es que el SNS se mantenga con idéntica calidad y prestaciones. Y esto es lo que hay que preservar.

En este contexto, Galicia toma una iniciativa que, en principio, sorprende, independientemente, de lo afortunada o no que pueda ser. Sorprende por la valentía de tomar una decisión contracorriente, que no está de moda, una vez que se ha decidido lo que se haya decidido por el Gobierno de la Nación en relación con la reducción del gasto farmacéutico.

Una decisión, según la cual, de una relación de medicamentos, cuyos principios activos, por supuesto, se van a poder seguir utilizando, va a financiar el fármaco más barato. Independientemente de los aspectos formales en los que ni entramos ni salimos, yo lo que pienso es que dada la situación que tienen en este momento la Sanidad gallega y la española, si yo fuera el presidente de este Gobierno gallego, y una vez que lo ha aprobado el Parlamento, yo haría lo mismo. ¿Y por qué? Por dos razones fundamentales. Primero, porque preservo lo fundamental, que es dar honradamente a cada paciente el principio activo que necesita, elegir la marca se puede decidir pero ya no la financia el sistema. La diferencia la paga el paciente. Se preserva lo fundamental, la libertad de prescripción del principio activo, la marca es posible ajustarla en algunas maneras, pero sería una competencia a decidir después entre el médico y el paciente, que están en su derecho. Segundo, la importancia que tiene decidir que lo fundamental, lo sustancial es preservar el mismo nivel de calidad y el mismo nivel de prestaciones que tenemos.

Para terminar, y antes de dar la palabra a la consejera, os recuerdo dos cosas. Prácticamente, el 43 y mucho por ciento del gasto sanitario corresponde al capítulo I, dedicado a los profesionales, y entre el 30 y el 33 por ciento, según opiniones, supone el gasto integrado de medicamentos del SNS, y no hay muchas soluciones más que las contempladas. La cuestión de que ?yo no he sido? y ?a mi no?, parece ser que no son razones suficientes para salir de la crisis.

Ante esta situación, quiero dar las gracias, independientemente de que haya matices que introducir, de que haya mucho que discutir, de que haya mucho que ajustar, ya se las he dado al presidente del Gobierno gallego, por la decisión de que posiblemente cambie también y marque un punto de inflexión para las demás comunidades autónomas, porque no hay ninguna otra propuesta conocida de mayor valor añadido que la que en estos momentos nos presenta el Gobierno gallego. Simplemente, decirle que es bueno hacer propuestas nuevas, que es bueno arriesgar, y que es bueno sobre todo sacrificar otros intereses por el interés general. En este caso, la comunidad gallega ha preservado el interés general. A continuación el presidente del Consejo Gallego quiere decir algo.

Palabras de la consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia, doctora Pilar Farjas

Dra. Pilar Farjas.

Bienvenidos a esta tierra tan espléndida, y a esta ciudad de tanto valor como es Santiago de Compostela, en este año tan especial del Xacobeo 2010, y que tardaremos de nuevo 11 años en volver a repetir.

Muchas gracias, presidente del Consejo General de la Organización Médica Colegial, a los vicepresidentes, secretarios, al presidente del Consejo de Médicos de Galicia, a nuestro anfitrión, el presidente del Colegio de Médicos de La Coruña, que es también mi presidente, puesto que soy médico y estoy colegiada en ese Colegio. A todos vosotros que sois compañeros, de verdad bienvenidos a esta ciudad.

Coincido con las aseveraciones que ya se han hecho, que yo sé que llevamos todos en el corazón, acerca de la importancia de la Sanidad como pilar básico del estado de bienestar, acerca del altísimo valor que tiene la Sanidad en la apreciación de todos los españoles, acerca del nivel tecnológico y de la capacidad de nuestras infraestructuras sanitarias, y, sobre todo, acerca del nivel de cualificación y profesionalidad de todos los trabajadores sanitarios, y muy en especial del nivel de cualificación y profesionalidad de los médicos. Creo que eso ha concluido situando a la Sanidad española o gallega en los niveles más altos de los rankings en los sistemas sanitarios del mundo, y seguro de los más eficientes, en una relación de costes impensables sin compararlos respecto a las exigencias económicas o financieras de otros Estados. En esta tesitura cobra especial valor la obligación, la corresponsabilidad, el compromiso de todos para garantizar la viabilidad, la sostenibilidad del sistema.

Los cambios sociales, las innovaciones tecnológicas, las novedades terapéuticas están empujando claramente, incrementando la demanda y las necesidades financieras del sistema, y nos hemos situado en una crisis económica sin comparación. Nunca en la historia del Estado democrático en España, una comunidad autónoma tuvo que hacer unos presupuestos como ha ocurrido en 2010 inferiores en ingresos a los del año anterior. Pero es que nunca hemos tenido que afrontar el dar soporte a todas las políticas con reducciones tan importantes como las que vamos a tener que afrontar en 2011, superiores al 10-11 por ciento de ingresos. Cuando los gastos en políticas sociales suponen el 75 por ciento del presupuesto y Sanidad sólo el 34 por ciento. Esta es la realidad, y lo hablo desde el orgullo de una comunidad autónoma, en la cual, desde que nos hicimos cargo en 2009 del Gobierno entramos en una dinámica de enorme esfuerzo para garantizar tanto la solvencia como la estabilidad económica de la Xunta de Galicia, del Gobierno gallego. Y conseguimos acabar en 2009 cumpliendo las exigencias de sostenibilidad con lo cual lo hablo y lo afirmo desde una comunidad autónoma sabemos que nos situamos entre las tres comunidades autónomas que pagan mejor precio en menor plazo, que paga rigurosamente y que está cumpliendo con sus obligaciones económicas. Hemos entendido que somos una comunidad autónoma de las que mayor ingreso tiene en PIB, situado en el ranking medio nacional, pero cuyo mayor pavor en este momento es su solvencia, queremos mantenernos en los primeros niveles de ranking de solvencia financiera y económica de España, porque esa es la garantía para nuestras empresas, nuestros trabajadores y para los gallegos.

En este contexto debemos enmarcar todas las iniciativas que estamos adoptando para hacer frente a la situación desde el aspecto económico pero también de gestión. Estamos convencidos, y sabemos los que hemos estudiado Medicina, algo de economía de la salud, sabemos que nosotros los médicos somos los que generamos la demanda y los que gestionamos en realidad la microeconomía de la Sanidad. Sabemos que cada una de nuestras decisiones en todo el circuito del proceso asistencial está marcando la calidad asistencial, el resultado, pero también está marcando y determina el coste del propio proceso asistencial. Por eso entendimos en todo momento que todas las iniciativas que adoptemos se tiene que contar con vosotros los médicos, tenemos que contar con los profesionales. Así, nos lo planteamos en la estrategia SERGAS 2014, así hemos pretendido afrontar todas las iniciativas, también las que abarcan a unos de los aspectos más importantes.

Si hablamos de recursos económicos no podemos obviar que el 30-35 por ciento de nuestro gasto es gasto farmacéutico. Es inevitable tenerlo que afrontar. De ahí han ido surgiendo iniciativas en las cuales yo destaco la alta implicación de todos los profesionales gallegos. Hemos cambiado y estamos cambiando completamente las políticas de prescripción, la implicación, la prescripción de genéricos, la implicación en la mejora de la implantación de receta electrónica. La estamos cumpliendo y llevamos el 85 por ciento de nuestros pacientes ya con receta electrónica en un año, con una respuesta espléndida de todos los médicos.

Nos quedaba un paso más y es el que hoy quiero destacar, quiero destacar este compromiso bidireccional que tiene la Xunta de Galicia con sus organizaciones profesionales. Es verdad que de las primeras medidas que adoptamos, entramos en el Gobierno en abril de 2009, fue la tramitación de una ley que en enero, que el 13 de febrero estaba ya aprobada y publicada la ley que modificaba la situación legislativa anterior y que permitió clarificar y no modificar porque el criterio nosotros entendíamos que era claro, pero sí clarificar para evitar sentencias interpretativas distintas, lo que para nosotros es un principio, la colegiación como elemento inherente a la propia profesión, de manera que prevalezca el espacio de los Colegios como espacio que promueve el interés general, la libertad profesional y la buena práctica deontológica de nuestros profesionales.

También desde el primer momento, hace ya meses empezamos buscando la colaboración de todos los profesionales, a través de los Colegios profesionales, también a través de las organizaciones sindicales y estamos trabajando también con sociedades científicas a las que las hemos pedido la implicación directa en las buenas prácticas de prescripción. Pero entendíamos que especialmente significada la necesidad de vuestra implicación en la adopción de medidas de buena práctica en la utilización de recursos. Es un elemento de sentido común. Estoy acostumbrada a manejar las cuentas de mi casa y sé que lo hacemos cotidianamente el elegir el mejor producto al mejor precio. Ese es el criterio de aplicación que proponemos, mantener absolutamente la libertad de prescripción con todo rango de posibilidades terapéuticas pero sabiendo que los criterios de determinación del menor precio que es competencia y criterio del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, también permite establecer un rango por debajo de cual podemos facilitar una elección entre las distintas presentaciones y distintas marcas, sean de genéricos o de marca que permitan una opción más eficiente, el mejor medicamento al mejor precio. En eso se basa la propuesta que el Parlamento gallego aprobó, y además, con un porcentaje de apoyo superior al 70 por ciento del arco parlamentario, con lo cual tenemos un apoyo sólido, por lo tanto, este gobierno valoró que era una propuesta valiente, una propuesta de iniciativa, con una importancia en la repercusión económica.

Aprovecho este momento para agradecer la manifestación y apoyo explícito que hemos tenido desde el primer momento, desde el Colegio de mi provincia, y como está explicitado en el día de hoy, también del Consejo de Colegios de Médicos de Galicia y de un modo especial en esta mañana, de forma pública y contundente, por la Organización Médica Colegial.

Creo que este es nuestro momento, es el momento de los médicos porque este es nuestro sistema, estos son nuestros pacientes, y éste es el marco en el cual nuestra corresponsabilidad y compromiso tienen que hacerse evidentes. Porque de la misma manera que, hasta ahora, participasteis y participamos en mantener y mejorando en excelencia el sistema sanitario público español, tenemos un compromiso casi más importante, que es que se mantenga, se sostenga, sea viable un sistema que ha alcanzado tan altas cotas de calidad y de excelencia. Ésta es la responsabilidad que tenemos para nuestros hijos, para nuestros nietos, y en un momento económico extremadamente complejo.

Presidente de la OMC, te agradezco profundamente las palabras de esta mañana, agradezco profundamente las palabras de nuestras organizaciones médicas colegiales y quiero que sepáis que la Consejería de Sanidad en la Xunta de Galicia tenéis vuestro sitio, tenéis vuestra casa, tenéis el espacio de colaboración, participación, diálogo y acuerdo, y tenéis, además, un entorno espléndido para recorrer caminos y encontrar amigos. Muchas gracias.

Palabras del presidente del Consejo Gallego de Colegios de Médicos, doctor Luis Campos Villarino

Dr. Campos
Villarino.

Quiero reiterar la bienvenida a este Pleno y Asamblea, tanto de Presidentes como de Secretarios de la Organización Médica Colegial a Santiago.

Es un hito para los Colegios Gallegos poder recibiros a todos aquí. Me gustaría agradecer principalmente al doctor Luciano Vidán y al Colegio de Médicos de A Coruña el esfuerzo desplegado para que estemos aquí y con el éxito que han tenido estas Jornadas con el Pleno, las Asambleas, y con la representación institucional con la cual hemos contado. Gracias a Luciano y a los colaboradores del Colegio Oficial de Médicos de A Coruña que han hecho posible que nos sintamos todos tan bien.

También quiero agradecer al Presidente de la Xunta que nos ha dedicado un tiempo pese a sus obligaciones que sobrepasan muchas veces lo que nosotros podemos entender y que ha tenido la deferencia y el cariño hacia todos los médicos de España para acompañarnos, primero en la recepción en el Pazo de Raxoi, y después en esta entrañable comida que hemos tenido en el Convento de San Francisco.

A la consejera de Sanidad le tengo que decir, y quiero que públicamente se sepa, el agradecimiento que desde los Colegios de Médicos de Galicia le expresamos por un paso que dio hace ahora un año y que fue el decreto de colegiación obligatoria en nuestra comunidad. Ha sido un paso valiente, criticado lógicamente, por los que no están de acuerdo, pero ha sido un paso que nos ha permitido a los Colegios de Médicos de Galicia afrontar el futuro de la profesión con una gran esperanza. La promulgación del Decreto de la Ley 1/2010 sobre Colegios Profesionales en Galicia, con la colegiación obligatoria para el ejercicio es algo que tenemos que agradecer a la consejera, doña Pilar Farjas, todos los médicos gallegos, pero también todos los médicos españoles porque es un ejemplo a seguir, que ha significado un antes y un después para la colegiación en otras comunidades.

También quiero expresarle que va a contar con nuestro apoyo en su nuevo objetivo que es el conseguir una prescripción farmacéutica más eficaz. Va a contar con nuestro apoyo desde el consenso y los Colegios profesionales, como no puede ser de otra manera, vamos a estar a su lado para tratar de conseguir que cuando se toman las medidas que hay que tomar para contener el gasto farmacéutico, basadas en el consenso y con la colaboración de las Sociedades Científicas, los Colegios estemos a su lado, y ella, yo estoy convencido, de que está segura de que va a ser así.

También me gustaría decir a la consejera que hay otros temas que tenemos que afrontar como son la carrera profesional, el complemento específico y la situación de la Atención Primaria. Ya hemos hablado con ella de estos temas que están un poco, digamos, ralentizados por la situación económica que vivimos, aunque estamos convencidos de que la consejera y su equipo van a impulsar estos temas que tenemos encima de la mesa para que de cara al futuro podamos dar una respuesta a lo que nos demandan nuestros compañeros colegiados.

Y para no extenderme más, simplemente, recordar las palabras de apoyo a la profesión pronunciadas por su eminencia el arzobispo Barrio en la contestación a la ofrenda que presentó nuestro presidente en la Catedral de Santiago. Esto es un espaldarazo para los médicos que trabajamos con el cerebro y también con el corazón para poner toda nuestra sapiencia al servicio de los enfermos. Nada más, agradecer vuestra presencia y daros las gracias.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares