lunes, marzo 4, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosLa Atención pediátrica en AP en Canarias podría verse comprometida si no...

La Atención pediátrica en AP en Canarias podría verse comprometida si no se toman medidas

La situación de la atención pediátrica en Canarias, y particularmente en Tenerife puede estar comprometida en los próximos años por la falta de pediátras. En Atención Primaria (AP), donde la falta de nuevos especialistas, unido a la edad media de los que prestan el servicio en la actualidad, puede provocar que en un futuro próximo puedan quedar algunos servicios desasistidos, según se expuso en el Colegio de Médicos de Tenerife

Intervinieron en la rueda de prensa el jefe del Servicio de Pediatría del HUC, Dr. Carlos Ormazábal; el jefe del Servicio de Pediatría del HUNSC, Dr. Jorge Gómez Sirvent; el presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife, Dr. Luis Ortigosa;  y el presidente de la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias (ApapCanarias), Dr. Agustín Graffigna.

En Atención Primaria (AP) se parte de un déficit de un 30% pediatras en toda Canarias, y se prevé que aumente en los próximos 10 años porque muchos de los pediatras jóvenes que terminan su periodo de MIR no optan por trabajar en Atención Primaria, sino que prefieren quedarse en los Hospitales, o elegir otros destinos. Además, el 40% de la plantilla actual de pediatras tiene más de 55 años, con lo cual habrá un número considerable de jubilaciones que habrá que cubrir.

En Atención Primaria (AP) hay unos problemas específicos, como la poca capacidad investigadora, la falta de Coordinación entre AP y Hospitalaria, turnos de trabajo que dificultan la conciliación con la vida familiar, limitación de recursos diagnósticos y la sobrecarga asistencial,  no solo en número de cartillas, sino en tiempo asistencial. 

Cada vez es mayor la mala utilización de los servicios sanitarios y en concreto de la pediatría de AP con numerosas consultas sin cita por motivos no urgentes sobre todo en las tardes.  La actividad asistencial ocupa el 90% del trabajo diario en un centro de salud (de 08-14 h. por las mañanas y de 14-20 h. por la tardes).

La formación del MIR en Pediatría en estos momentos es de 4 años, a lo largo de los cuales el médico en formación va rotando por distintas subespecialidades pediátricas ( no por todas), para adquirir un conocimiento global del proceso de salud y enfermedad del niño y adolescente.

En este modelo de formación actual, la rotación por AP es insuficiente, estimándose que sería deseable aumentar este tiempo de rotación a 6 meses o 1 año. Por otro lado, en estos momentos se están formando 20 MIR de Pediatría en cada Hospital (5 MIR por año de formación, que en la actualidad son 4 años). Para prever las necesidades de pediatras en Atención Primaria habría que ampliar a 2 ó 3 plazas más por año, pero la capacidad docente de los hospitales está limitada en estos momentos.

Una solución a esta deficiencia,  sería poder aumentar el tiempo de formación de 4 a 5 años. Esta posibilidad se antoja complicada porque depende del Ministerio y no de la Administración Autonómica. Otro aspecto que preocupa a los representantes de la Pediatría, es que no todos los profesionales que se forman en Canarias terminan quedándose en las islas,  y los que se quedan, la mayoría prefiere quedarse en los centros hospitalarios en lugar de ir a trabajar a Atención Primaria y los pocos que se quedan, lo hacen en centros hospitalarios. 

Como posibles alternativas a esta situación de déficit de pediatras en el momento actual en AP (el 30% de las consultas de Atención Primaria en las islas no están atendidas por especialistas en Pediatría, sino por médicos generales o de familia), sería introducir cambios en el modelo de funcionamiento de la AP en algunas áreas, por ejemplo creando nuevos centros que agrupasen a varios pediatras en centros de atención pediátrica, o Centros de Agrupamiento de Pediatras en determinadas zonas estratégicas, de mala cobertura o dispersión, lo que permitiría mejorar la capacidad formativa de los MIR y estudiantes de Medicina, mejorar la capacidad resolutiva y diagnóstica, aumentar la satisfacción del pediatra y por ende de los pediatras jóvenes y aumentar la capacidad formativa e investigadora. Al mismo tiempo hay que incentivar las plazas de Pediatría más alejadas de los núcleos urbanos, con contratos estables, proporcionados económicamente, con horarios deslizantes que no sean exclusivamente de tardes.

Otro tema fundamental es la necesidad urgente de coordinar adecuadamente los centros de Atención Primaria con los Hospitales, con Guías Clínicas de derivación de pacientes de unos centros a otros, y que el área de salud correspondiente a cada Hospital pueda estar coordinado desde el Servicio de Pediatría de cada hospital.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares