lunes, junio 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistorico“Hay que ir a una financiación con impuestos finalistas”

“Hay que ir a una financiación con impuestos finalistas”

Para el expresidente del Gobierno, Felipe González, es una prioridad ponerse de acuerdo para que la Sanidad no salga tocada de la crisis y apostó por impuestos finalistas y una mejora de la eficiencia que tiene que ir ligada a un incremento en la productividad. La Sanidad no puede concebirse sólo como un gasto social y hay que ser conscientes del los cambios que se han producido en la población (envejecimiento, crónicos?) a los que hay que dar respuesta no con más grandes centros hospitalarios sino con más atención (en donde la Primaria juega un papel importante), más educación (para que se haga un uso racional de los recursos) y más prevención

Madrid, 1 de julio 2011 (medicosypacientes.com)

El expresidente del Gobierno, Felipe González,
durante su intervención en el foro sobre Sanidad

En el marco del Foro Ideas+Diálogo en Sanidad, organizado ayer en Madrid por Europa Press, el expresidente del Gobierno Felipe González ha querido ?desde la libertad del que no tiene responsabilidad institucional? aportar su visión sobre las medidas que deberían emprenderse para salir de la crisis sin que la sanidad ?salga tocada?. En esta ?hoja de ruta? en la que ?Educación, Sanidad y Pensiones son tres pilares básicos? ha insistido en la necesidad de que cada reforma que se haga tenga una guía, una orientación, y esta no es otra que la productividad. ?Hay que hacer reformas, pero ligándolas a la productividad?, ha señalado.

En el caso concreto de la Sanidad ha apuntado que la crisis, lejos de disminuir esta partida, ?hace que aumente el gasto sanitario? y por ello ?hay que adaptarse a los cambios (envejecimiento, crónicos, etc.) que se han producido en nuestra población?.

Ha comentado que no hacen falta más grandes centros hospitalarios ya que los enfermos crónicos se pueden atender desde la Atención Primaria: ?aún se está haciendo una Sanidad de hace un cuarto de siglo con grandes centros hospitalarios para atender a crónicos que, en realidad, se pueden atender en Atención Primaria o en su propio domicilio, con un coste siete veces menor y, además, estarán más contentos».

Ligar salarios a productividad

Por ello no cree en salarios bajos como medida que venga a resolverlo sino en más educación y más prevención y, desde luego, en ?tener en cuenta el capital humano disponible? y en ?competir por la excelencia? por lo que ?la mejora de la eficiencia tiene que ir ligada a un incremento en la productividad?. ?Nuestra apuesta no puede ser por salarios baratos, sino por productividad?, reiteró.

En su opinión, ?es un error concebir la Sanidad sólo como un gasto social? y apeló a la ?urgencia? para reclamar la ?absoluta necesidad de ponernos de acuerdo? ya que ?la situación justifica un pacto?. Ahora bien, ese pacto no debe ser solo entre las fuerzas políticas sino que en el deben estar involucrados los profesionales e incluso debe extenderse también a la ciudadanía. ?Una sociedad de derechos, pero sin deberes, no funciona?, apostillo. Por consiguiente hay que transmitir los ciudadanos la realidad que vivimos y hacer ?un uso racional del medicamento?.

Menos niveles de Administración, no al copago y sí a impuestos finalistassobre alcohol y tabaco

Pero además, la Sanidad necesita más recursos y pidió un 1 por ciento más del PIB, remarcando que ?hay que ir a una financiación con impuestos finalistas?. En este sentido, se mostró partidario de «presionar al tabaco o al alcohol» ya que, pese a que el consumo de tabaco está bajando, el de alcohol está subiendo. «Por ello, presionemos, y destinémoslo a Sanidad, la totalidad o una parte sustancial».

Igualmente reconoció que no le gusta el copago ya que «para que sea justo, hay que hacer un sistema de gradación porque, si no, discrimina y, al final, paga más el que está más enfermo».

González lamenta además que haya Comunidades que estén poniendo en marcha medidas «dispersas» y «poco reflexionadas», que si no se coordinan «van a deteriorar el funcionamiento del SNS». De hecho, advierte, se corre el riesgo de que «no sean reversibles en el futuro».

También propuso reducir los niveles de la administración a cuatro (Europa, Gobierno central, autonomías y municipios) suprimiendo todos los demás. ?Hay cuatro niveles de Administración. ¿Por qué multiplicamos las Administraciones??, se preguntó.

«Hay que acabar con la fiesta, y los ciudadanos lo van a entender, porque con esto se ahorra un 1 por ciento del PIB», al tiempo que propone «pagar por productividad y trasladar una parte de la demanda a donde tiene que ir».

Dejó bien claro en su exposición que ?si hay que recortar hay que hacerlo en otras partidas. No es una cuestión sólo social, sino de competitividad?.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares