martes, junio 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaEl personal sanitario 'quemado' es una “epidemia” que puede afectar a la...

El personal sanitario ‘quemado’ es una “epidemia” que puede afectar a la calidad asistencial

La última entrega del Informe bienal de Sespas 2024 ‘Salud y bienestar del personal sanitario: condiciones de empleo y de trabajo más allá de la pandemia’ concluye que el personal sanitario ‘quemado’, lo que supone una “epidemia” que afectaría a la calidad asistencial del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El Informe Sespas enumera los principales motivos de desgaste profesional (trabajadores quemados o ‘burnout’) entre los profesionales sanitarios en España como las condiciones de empleo como las largas jornadas de trabajo o los turnos rotatorios y nocturnos, además de los riesgos ergonómicos como la manipulación de cargas o las posturas forzadas.

«Esto se traduce en un incremento exponencial de las bajas laborales, creando tensiones insostenibles en la gestión de las personas que deben prestar la asistencia sanitaria, lo que puede conducir a un mayor riesgo de mala calidad en la atención y a errores clínicos”, que podría tener consecuencias negativas en la seguridad al paciente», según apuntan los autores en el estudio.

En otro artículo reciente publicado en Gaceta Sanitaria, ‘Prevalencia del síndrome de burnout en médicos que trabajan en España: revisión sistemática y metaanálisis’ y basado en un metaanálisis de los estudios realizados en España, los autores muestran que la prevalencia de los sanitarios quemados afecta a un 25% de médicos españoles.

LAS SANITARIAS COBRAN MENOS

Además, las mujeres, que representan el 70% del personal sanitario en España, se enfrentan una serie de «desigualdades laborales». A pesar de su predominancia en el sector, «ocupan en su mayoría puestos peor remunerados y de menor prestigio».

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en todo el mundo, “la proporción de mujeres en los puestos peor remunerados del sector es notablemente mayor que la de hombres, alcanzando hasta un 90% en el caso de las técnicas auxiliares de enfermería. Por otro lado, las mujeres representan el 65% de los médicos pero el 25% en puestos directivos”, explicaron los autores del estudio.

En un informe de la OMS, que incluye a 104 países, se destaca que las trabajadoras sanitarias tienen menos probabilidades de estar a tiempo completo y más probabilidad de recibir salarios más bajos. Además, las mujeres a menudo enfrentan una doble carga de trabajo, compaginando su empleo en el sector sanitario con las tareas domésticas y de cuidados, lo que añade una capa adicional de estrés y desgaste profesional.

LECCIONES TRAS LA PANDEMIA

“La pandemia de la covid-19 ha puesto en evidencia la resiliencia del personal sanitario”, argumentan los investigadores. Sin embargo, más allá del plano individual, “no hemos de olvidar la necesidad de tener, sobre todo, organizaciones resilientes”, con capacidad para “anticipar, prepararse, responder y adaptarse a cambios acelerados y a interrupciones repentinas, presentes y futuras”.

Las crisis sanitarias seguirán sucediendo, como la provocada por la emergencia climática. «Ahora muy visible con los efectos de las olas de calor sobre el exceso de mortalidad, y donde la capacidad de respuesta del personal sanitario del SNS será de nuevo esencial para apoyar las políticas públicas de mitigación, adaptación y compensación”, explican en el artículo.

Para mejorar la salud laboral del personal sanitario, los investigadores proponen la creación de un Observatorio sobre las Condiciones de Trabajo, Empleo y Salud del personal sanitario en el SNS, que recoja toda la información sobre las experiencias que van desarrollando las organizaciones sanitarias en materia de salud laboral.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares