sábado, julio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoEl mayor reto en trastorno bipolar es conseguir diagnósticos más precoces

El mayor reto en trastorno bipolar es conseguir diagnósticos más precoces

No es rara la demora de varios años en el diagnóstico, lo cual expone a los pa-cientes y sus familias a un deterioro personal, familiar, laboral, económico y social de costes inestimables en sufrimiento. ?Médicos y Pacientes? entrevista al Dr. Joan Moliner en vísperas de las IV Jornadas que sobre esta enfermedad organiza los próximo días 12 y 13 de mayo la Asociación Valenciana de Trastorno Bipolar

Valencia, 4 mayo 2010 (medicosypacientes.com)

Los próximos días 12 y 13 de mayo se celebran en el Hospital Universitario La Fe, de Valencia, las ?IV Jornadas de la Comunidad Valenciana sobre Trastorno Bipolar?, organizadas por la Asociación Valenciana de Trastorno Bipolar. ?Médicos y Pacientes? ha entrevistado al Dr. Joan Moliner, co-fundador de esta Asociación y actual representante legal de la misma.

¿Cuáles son los retos más inmediatos en la atención a los pacientes con Trastorno Bipolar?

Un reto fundamental es conseguir diagnósticos más precoces. No es rara la de-mora de varios años en el diagnóstico, lo cual expone a los pacientes y sus familias a un deterioro personal, familiar, laboral, económico y social de costes inestimables en sufrimiento. La formación de los médicos de atención primaria en particular y de los sanitarios en general, así como la psicoeducación de la población, son un elemento clave en la posibilidad de este diagnóstico precoz.

El sistema de asistencia psiquiátrica debería proporcionar un mecanismo ágil de asistencia y seguimiento de los pacientes una vez diagnosticados. Especialmente relevante sería la agilidad y eficacia en la asistencia de las descompensaciones de los pacientes y de los mecanismos de ingreso hospitalario, si procediese.

El sistema debería procurar tratamientos psicoeducativos eficaces para los pa-cientes y las familias con el fin de brindarles apoyo y garantizar la adherencia al tratamiento. No se trata de recursos potestativos, sino inexcusables en el tratamiento actual del trastorno bipolar.

La actividad y difusión de las Asociaciones de pacientes y familiares es funda-mental en la concreción de estos retos.

Es difícil distinguir entre Depresión Bipolar y Depre-sión?

Sí. Las características clínicas de estas depresiones pueden hacer indistinguibles las depresiones monopolares de las bipolares, si se desconoce la historia de episodios maníacos o hipomaníacos. Antes de que aparezca el primer episodio maníaco que permita el diagnóstico de Trastorno Bipolar, el paciente puede haber tenido varios episodios depresivos indistinguibles de la depresión unipolar, que se tratan como tales.

El problema más frecuente radica en la modalidad de Trastorno Bipolar tipo II. Este cuadro está caracterizado por la presencia de depresiones, que, a menudo, son graves y resistentes al tratamiento, e hipomanías, cuadros leves de exaltación del humor. Estas hipomanías son considerados con frecuencia, como una expresión comprensible de la alegría de haber experimentado una franca mejoría de un cuadro depresivo grave y por parte del paciente, como un intento de “aprovechar el tiempo perdido en la depresión”.El paciente no identifica estos episodios como patológicos – por definición, no hay conciencia de enfermedad- y las familias tampoco los identifican como anormales, por lo que no se refieren en las anamnesis, si no se pregunta explícitamente sobre estos episodios. Esta es la razón más importante de infradiagnóstico de la depresión bipolar.

¿Se sabe cuántas personas padecen Trastorno Bipolar en España y cuántas de ellas están diagnosticadas?

La prevalencia general del Trastorno Bipolar está entre el 1 y el 2 % de la pobla-ción. Si se incluyen cuadros afectivos graves que se podrían calificar como pertenecientes al ?Espectro Bipolar?, entonces se estima que la prevalencia podría ser entre el 3 y 5 %.

¿Qué papel pueden jugar los médicos de Atención Primaria en la detección precoz?

Fundamental, porque los médicos que tienen en cuenta este diagnóstico, lo diagnostican a menudo con el relato de la familia y la clínica que perciben en el paciente, posibilitándose la derivación rápida a las Unidades de Salud Mental.

Al ser una enfermedad para toda la vida, se habla mucho de psi-coeducación, pero ¿en qué consiste exactamente y cómo beneficia al pacien-te?

La psicoeducación sería el proceso por el que se proporcionan al paciente y a su familia los recursos para aprender qué le pasa, en qué consiste y de qué recursos disponen él, su familia y los técnicos para el control de la enfermedad. Facilita que se venza el estigma asociado a las enfermedades mentales y la negación de la enfermedad y aprenderán a identificar los síntomas que indican una recaída y a solicitar ayuda precozmente.

Si tenemos en cuenta las tasas de prevalencia de mala adherencia a los trata-mientos de enfermedades crónicas y que hay una pobre conciencia de enfermedad en esta patología, se entiende el papel esencial de la psicoeducación para mantener la adherencia al tratamiento.

¿Qué espera ante la celebración de estas Jornadas?

Que se cumplan los objetivos de difundir, informar, orientar y sensibilizar sobre la Enfermedad Bipolar. Y que se haga con rigor, amenidad y buen clima, desde el trabajo en conjunto de todos los implicados como son enfermos, familiares, profesionales socio-sanitarios, instituciones, etc.

Este abordaje, integral de verdad, sin exclusiones, que desde el inicio de este evento de las Jornadas en 2004 la AVTB viene realizando, creemos que es realmente el camino para encontrar salidas auténticas a esta encrucijada del Trastorno Bipolar.

Más información en: http://www.avtbipolar.org

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares