lunes, junio 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoEl ejercicio físico y la alimentación saludable, imprescindibles para retrasar la evolución...

El ejercicio físico y la alimentación saludable, imprescindibles para retrasar la evolución de enfermedades degenerativas

El desconocimiento de las causas que originan este tipo de patologías es una de las razones por las que aún no se cuente con terapias más eficaces, aunque hay una apuesta clara por las células madre

Sevilla, agosto 2011 (medicosypacientes.com/E.P.)

El ejercicio físico y la alimentación saludable son considerados «fundamentales» para retardar la evolución de enfermedades como la de Parkinson. Así lo ha recordado el director del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) y catedrático de Fisiología Médica y Biofísica de la Universidad de Sevilla, José López, quien intervino, recientemente, en la jornada del Curso de Verano de la Universidad de Málaga (UMA) ‘Descubriendo el cerebro’, celebrada, recientemente, en el municipio malagueño de Vélez Málaga.

Este investigador que dedicó su intervención a las enfermedades de carácter neurodegenerativo, entre las que se encuentran el Parkinson y el Alzheimer, ha afirmado que «es muy difícil que se consiga una cura para erradicar estas enfermedades», sin embargo, aseguró que «se podrá mejorar la calidad de vida de los pacientes, así como su longevidad».

En el caso de la enfermedad de Alzheimer, el experto indicó que la investigación «aún no ha conseguido abordajes terapéuticos tan eficientes y positivos como en el Parkinson», aunque «se espera que en los próximos 15 años haya avances muy importantes».

El desconocimiento de las causas que originan estas enfermedades neurodegenerativas es «una de las razones por las que aún no tenemos terapias más eficaces», según ha declarado el director del IBIS, asegurando que desde este instituto de investigación se prioriza la búsqueda de estos motivos, que permitan realizar «mejores herramientas farmacológicas».

A este respecto, López ha destacado las terapias celulares, que abordan los trasplantes de nuevas células que «compensen o hagan las funciones de las células ya destruidas por la enfermedad», como futuras alternativas que «ya están siendo investigadas y probadas mediante ensayos clínicos a animales».

El experto en Fisiología ha afirmado que grupos de investigación del IBIS han encontrado células madre situadas en el cuello y localizadas en el cuerpo carotídeo, que pueden ser destinadas para futuras terapias contra el Parkinson. Sin embargo, la aplicación de estos métodos terapéuticos a pacientes es aún «muy difícil», tal y como ha subrayado López, ya que la evolución de estas terapias es «lenta y complicada» debido a las «numerosas etapas de pruebas y control a las que deben someterse.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares