miércoles, julio 17, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioHistoricoEl diagnóstico inmediato de un shock es vital para la supervivencia del...

El diagnóstico inmediato de un shock es vital para la supervivencia del afectado

Transcurridas dos horas desde el comienzo de los síntomas, la mortalidad del paciente es del 71,6 por ciento, según han señalado expertos de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias

Madrid, 31 de marzo 2011 (medicosypacientes.com)

Un 84,2 por ciento de los pacientes que entran en una situación de shock fallece y la mayoría lo hace en el hospital por no haberse realizado un diagnóstico a tiempo de este fallo multiorgánico, según una de las conclusiones del estudio RESH (Registro Español de Shock) llevado a cabo en 13 hospitales españoles y el SAMUR de Madrid por iniciativa del Grupo Nacional de Shock de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

Detectar a tiempo una situación de shock es todo un reto para los profesionales sanitarios pues no resulta fácil su identificación por el profesional sanitario dado que cursa con síntomas poco evidentes. Y, sin embargo, se trata de una de las principales patologías tiempo dependientes que con un mayor conocimiento de sus síntomas salvaría muchas vidas. Paradójicamente, la mayoría de los pacientes que fallecen en los hospitales españoles lo hacen en planta y no en los servicios de urgencias, lo que confirma este retraso en el diagnóstico que en ocasiones impide salvar la vida del paciente.

Según la doctora Ana Navío, responsable del grupo de trabajo se SEMES e impulsora del RESH, ?es del todo necesario concienciar a las autoridades, a la población y a los médicos y personal de enfermería sobre el alcance de este problema sanitario, ya que se encuentra infradiagnosticado y la primera hora es vital, habiéndose determinado que transcurridas dos horas desde el comienzo de los síntomas, la mortalidad del paciente es del 71,6 por ciento.? De ahí la importancia de proceder a una pronta identificación e intervención.

En el estudio, se especifican los síntomas, iniciándose muchas veces en un malestar general que acaba en shock. Entre las conclusiones se destaca que ?los médicos y enfermeros de urgencias deben ser expertos en la rápida identificación del shock para evitar intervenciones agresivas y reducir la morbilidad y mortalidad?.

El estudio RESH incorpora las características de los pacientes que han sufrido shock, previo a la formulación de conclusiones. ?Nos hemos encontrado con que las personas que han padecido shock, generalmente tanto varón (59 por ciento) como mujer (41 por ciento), y españoles (95,7 por ciento), habían acudido a urgencias con un cuadro de malestar general (23,9 por ciento) como síndrome más frecuente, lo que representa una dificultad muy grande para el personal sanitario la identificación precoz del shock?, comenta Navío. Otros síntomas fueron la pérdida de conocimiento (16,9 por ciento) y dolor torácico (14,6 por ciento) y siendo el dolor abdominal el síntoma más raro (1,9 por ciento).

El mayor riesgo de shock se asocia con una tensión arterial baja (sistólica: -110 mm Hg y diastólica: -50 mm Hg), más de 22 respiraciones por minuto y una disminución de la temperatura corpórea (-36º C). En todo caso, es más grave la hipotermia que la fiebre. También se ha determinado que no tiene que darse una tensión arterial menor de 90 mm Hg como se creía hasta ahora para proceder al inicio del diagnóstico y el tratamiento del paciente en shock.

Asimismo se concluye que la palidez muco-cutánea (70,2 por ciento) no se relaciona con la mortalidad del paciente en shock, pero sí, en cambio, que el retraso en el relleno capital de más de dos segundos (77,6 por ciento) conlleva una peor evolución. En este sentido, se advierte en el estadio RESH, aunque el relleno capilar no es una práctica habitual en la exploración de un paciente en shock, es muy determinante que se realice en todos los casos.

El estudio determina que la mayoría de los pacientes de shock vivía en su domicilio particular (83,6 por ciento) frente a un 15,4 por ciento que lo hacía en una residencia, siendo en un 66 por ciento en el ámbito urbano y un 34 por ciento en el rural. Por lo demás, solo un 11,8% conocía alguna alergia a medicamentos previo al shock; el hecho de haber sufrido una operación reciente tampoco es un dato significativo y sólo el 3,2 por ciento había sufrido un episodio similar previamente.

Confirman un mal pronóstico los casos en los que, en una analítica de sangre, se encontraron elevados niveles de sodio (por encima de 137,02 mg/dl) y exceso de bases (-5,67) así como superiores a 19,24 mg/dl de lactato en sangre venosa periférica, disminuidos a la actividad de protrombina (inferior al 67 por ciento), Ph menor de 7,32, bicarbonato por debajo de 20,27 mg/dl. La ecografía, como prueba de imagen complementaria, debería solicitarse antes de la cuarta hora desde el contacto con el paciente puesto que se ha demostrado que cuando se utiliza en pacientes afectados por este fallo multiorgánico, la mortalidad disminuye más del 50 por ciento.

La doctora Navío, que en todo caso recomienda acudir cuanto antes al servicio de urgencias hospitalario más cercanocuando se tienen estos síntomas, defiende con entusiasmo que una mayor concienciación de las autoridades, profesionales sanitarios y ciudadanos, ?nos ayudará a ganar la batalla del shock?.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares