miércoles, febrero 21, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCDr. Valentín Fuster: “Mi vida profesional cambió cuando pasé de entender lo...

Dr. Valentín Fuster: “Mi vida profesional cambió cuando pasé de entender lo que era la enfermedad a comprender qué es la salud”

El Dr. Valentín Fuster recibió el reconocimiento a la personalidad destacada en el mundo sanitario en la entrega de los ‘Premios 10º Aniversario Médicos y Pacientes’, en la sede de la Organización Médica Colegial. Aseguró sentirse “humilde” ante el resto de premiados y manifestó que su vida profesional cambió “cuando pasé de entender lo que era la enfermedad a comprender qué es la salud”

El actual director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) de Madrid y Director del Instituto Cardiovascular y “Physician-in-Chief“ del Mount Sinai Medical Center de Nueva York, fue reconocido en la categoría de “Personalidad destacada en el mundo sanitario” por su trayectoria profesional, su trabajo como investigador y su labor de promoción de la salud a través de hábitos de vida saludables referidos a la alimentación y al ejercicio físico destinados a prevenir el sobrepeso y la aparición de enfermedades cardiovasculares. Todo ello, ha hecho de este prestigioso cardiólogo un referente a nivel nacional e internacional.

El Dr. Fuster explicó que para mantener la pasión profesional es necesario despertar “la creatividad, la evolución y la autoestima para impregnarse de motivación por el impacto que uno puede llegar a tener en la sociedad”. Así, destacó que “el altruismo crítico debe ser imprescindible en cualquier cosa que hagamos en la vida”. Comentó que es “un hombre de suerte, porque soy un producto de mentores y tutores a los que he seguido y me he dejado llevar por personas en las que tenía confianza, por eso considero tan importante prestar atención a la gente joven”. 

También afirmó que la metodología científica que aprendió con los jesuitas “la he aplicado a lo largo de toda mi trayectoria profesional” y  que su familia le enseñó lo más importante de la vida, “que es tener valores”. 

Sobre su trayectoria, el Dr. Fuster comentó que desde que terminó la carrera de Medicina en 1965, cada diez años se dedicó a un aspecto distinto a nivel científico. Entre 1965 y 1975 trabajó en el coágulo de sangre, la primera causa del infarto de miocardio el mundo. La siguiente década estudió acerca de la aspirina como prevención de la trombosis. De 1985 a 1995 empezó a realizar intervenciones coronarias con stents, cuya evolución le llevó hasta 2005.

En aquel momento llegó a la conclusión de que era muy difícil prevenir todos los eventos adversos en los que trabajaban. Después de viajar por países con escasos recursos económicos, “tuvo un gran impacto en mí el hecho de ver a personas que estaban esperando que se les echara una mano”. “Esto fue lo que realmente cambió mi vida profesional, no la tecnología”, y añadió que pasó de entender la enfermedad a lo que era la salud, además de afirmar que es fundamental motivar a las nuevas generaciones.  

El Dr. Fuster detalló que el primer reto de salud de la población de 50 a 100 años es que no toman la medicación. El cardiólogo se preguntó si prolongar la vida cuando el nivel cognitivo baja supone hacer un bien.  Esta circunstancia ha motivado la realización de un estudio que “ha puesto de manifiesto la relación directa de los casos de demencia y alzheimer con los factores de riesgo que producen la enfermedad coronaria, como la hipertensión o diabetes no tratada”.

De los 25 a los 50 años, “se trata de saber quién tiene la enfermedad y todavía no lo sabe”. Para ello, “estamos haciendo un estudio a 4.000 personas, a través de nuevas tecnologías de imagen”. Estos estudios han llevado al siguiente proyecto que demuestra que “los adultos, a mediana edad, solo cambiamos cuando trabajamos en grupo”. 

Además, explicó que trabajan en proyectos para los más jóvenes. “En España estamos trabajando con 20.000 niños y con 50.000 a nivel mundial de 3 a 6 años, porque es la edad en la que los pequeños captan lo que se les dice y sale más tarde. Gran parte de la conducta que desarrollamos siendo adultos se debe a esta etapa de nuestras vidas”.  Este programa consiste en 70 horas de instrucción sobre cómo funciona el cuerpo, ejercicio físico, la dieta y cómo controlar las emociones.  

 
 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares