lunes, marzo 4, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaLa Universidad de Valencia retira tres másteres sobre pseudoterapias y se plantea...

La Universidad de Valencia retira tres másteres sobre pseudoterapias y se plantea suprimir otros cuatro cursos

La Universitat de València (UV) ha decidido retirar tres másteres de su programa de estudios con contenidos relacionados con terapias alternativas a la Medicina. La UV ha convocado para hoy una reunión de la comisión de estudios de postgrado para estudiar la supresión de otros cuatro cursos más

Fuentes de la institución universitaria confirmaron que ya habían sido retirados los másteres de Medicina Regenerativa y Antienvejecimiento; Acupuntura, y de Recuperación Funcional de la Actividad Física y el Deporte. Contemplaban en sus contenidos terapias relacionadas con la homeopatía, el reiki y la iridología, entre otras, y que podrían contribuir a «legitimar» estas «pseudoterapias» 

 
Además, según las mismas fuentes, se ha fijado para hoy una reunión de la comisión de estudios de postgrado para tratar este tema y analizar la posibilidad de eliminar otros cuatro cursos.
 
En este sentido, y como avanzó ayer la Cadena Ser, esta Universidad está evaluando el máster y tres diplomas en Development Behavioural Modelling y en Hipnosis Eriksoniana, especifica la Cadena Ser.
 
El pasado mes de julio la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias ya solicitó que se retiraran dichos cursos, lamentando que la UV llevara años impartiendo un Máster en medicina naturista, acupuntura, y homeopatía, así como otro máster de reciente creación en terapias complementarias aplicadas a la salud y equilibrio personal.
 
 
El Observatorio de la OMC contra las Pseudociencias y Pseudoterapias tiende la mano a la Universidad para combatir estas prácticas
 
El coordinador del Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias de la OMC, Dr. Jerónimo Fernández Torrente, mostró su satisfacción por la decisión adoptada por la Universitat de Valencia, al tiempo que propuso la colaboración conjunta del Observatorio de la OMC con las Universidades y Facultades de Medicina y de otras disciplinas «para hacer un frente común ante estas prácticas carentes de toda evidencia científica y para que el mundo universitario y académico sea consciente y mantenga un espíritu crítico ante los riesgos que conllevan las pseudoterapias», según indicó.
 
A su juicio, el mundo universitario, académico, y de las profesiones reguladas “deben ir de la mano y divulgar sin fisuras entre los ciudadanos y jóvenes universitarios el conocimiento científico y el pensamiento crítico, además de la información y divulgación científica a nivel general”.
 
“La práctica de la medicina científica se diferencia de las pseudociencias en que se aplican medicamentos y técnicas que han sido desarrolladas bajo métodos científicos”, subrayó el Dr. Fernández Torrente.
 
“Tenemos constatadas muchas empresas, varias de las que facturan varios millones de euros al año, cuyo negocio se basa en presentar como terapéuticas propuestas que no lo son, según añadió. “Ese volumen de facturación y el hecho de que su negocio dependa de estos engaños les permiten sofisticar hasta límites tremendos sus herramientas de comunicación y difusión de mensajes, con campañas de comunicación que nada tienen que envidiar a las de grandes multinacionales. De hecho, algunas de dichas empresas son grandes multinacionales”, señaló.
 
El coordinador del Observatorio de la OMC animó, por tanto, a que desde el marco académico se destierre cualquier práctica para la salud “basada en una falsa ciencia y utilizado muchas veces con un alto contenido sectario”.
 
“Todo el mundo puede ser vulnerable ante ciertas creencias, incluso independientemente del nivel de formación académica que se tenga (véase el caso de Steve Jobs, rechazando un tratamiento que le hubiera salvado la vida, por probar a curarse su cáncer con zumos), según explicó el Dr. Fernández Torrente. 
 
Como señaló al respecto, “un gestor de lo público, de lo profesional o de lo académico, puede no tener la información ni el criterio suficiente como para discernir entre una propuesta válida científica y académicamente y otra cuya presentación ha sido tan sofisticada como para conseguir hacerse pasar por válida con múltiples tretas, pudiendo engañar incluso a profesionales del área de aplicación en cuestión”.
 
En general, como concluyó, “está llegando el momento de que los distintos estamentos profesionales, académicos, científicos, universitarios, de comunicación, de gestión, políticos y administradores, se paren a comprobar de forma crítica cuántas pseudoterapias se les han ido infiltrando, bien esporádicamente o bien sistemáticamente, y tomen medidas para erradicarlas, para garantizar la confianza ciudadana en propuestas validadas, seguras y de calidad”.
 
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares