lunes, julio 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioFundacionesCooperaciónDr. Lorente: “DNA-Prokids lucha contra el tráfico de personas a través de...

Dr. Lorente: “DNA-Prokids lucha contra el tráfico de personas a través de la identificación genética”

El Dr. José Antonio Lorente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Granada, realizó un taller, en el marco del I Congreso de Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC), para explicar el  Programa DNA-Prokids, una iniciativa, que dirige, para lucha contra el tráfico de personas, especialmente de niños, un problema que alcanza hoy en día a aproximadamente 2 millones de menores que están sin identificar

El profesor José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Legal y director del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada impartió en el I Congreso de Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (OMC) organizado, el pasado fin de semana, por la Fundación de los Colegios de Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI) y el Colegio de Médicos de Granada un taller sobre la “Identificación contra el tráfico de seres humanos”, un problema que alcanza hoy en día a aproximadamente 2 millones de menores que están sin identificar y donde más del 95% de los casos, las familias los están intentando localizar “sin éxito”, explicó el Dr. Lorente promotor del proyecto DNA-Prokids.

Este programa, que cuenta con el apoyo de la OMC y la FCOMCI gracias a la firma de un convenio de colaboración de ambos organismos con la Universidad de Granada para promover su desarrollo, tiene como objetivo luchar contra el tráfico de seres humanos mediante la identificación genética de las víctimas y sus familiares, especialmente de menores. 
El proyecto español, pionero en el mundo, fue puesto en marcha en el año 2004 cuando el Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada planteó la posibilidad de intentar realizar los estudios no sólo dentro de los propios países, a fin de combatir el tráfico local y/o nacional, sino extenderlos posteriormente a todo el mundo para luchar contra el comercio internacional de seres humanos.
“El tráfico mundial de niños para adopción ilegal, prostitución y explotación sexual, trabajos forzados y en semi-esclavitud, uso como niños-soldado, delincuencia y  circunstancias similares es un grave problema de preocupación internacional” señaló el Dr. Lorente en el taller, para hacer conscientes a los allí presentes de “la dimensión del problema que realmente es enorme en todo el mundo”. 
 “Con el programa en todo el mundo hacia finales del 2015 llevamos más de 1.200 niños perfectamente identificados y devueltos a sus familias. No solo se ha hecho la identificación si no que se ha hecho todo el proceso legal y se ha devuelto de acuerdo a la legislación de cada país, y con todas las autorizaciones, a sus familias”, puso de manifiesto el Dr. Lorente. 
Gracias a este programa, según dijo, se han detectado una serie de adopciones ilegales en muchos países que se han evitado, en concreto, más de 260 casos en los que al comprobar que un niño que iba a ser dado en adopción por sus familiares se detectó que no se estaba haciendo en las condiciones legales. 
En esta situación juegan un papel primordial, a su juicio, los médicos, ya que con un control adecuado, con una colaboración por parte de los profesionales y con unos programas adecuados, como el uso del ADN, “se puede no solo solucionar, sino prevenir este problema”.
En esa prevención y en países como España, afirmó, los médicos deberían advertir, a las familias que van a adoptar niños, sobre la criminalidad que puede haber en dichos procesos y sobre el peligro que tiene salirse de los circuitos oficiales y formales de las organizaciones que ayudan a la adopción de niños.
“Los compañeros médicos que trabajan o colaboran con otros países donde este problema es muy grande tienen la obligación legal y por supuesto ética y deontológica de proceder a una adecuada identificación de los niños” dijo algo que se corresponde, según detalló, con  no firmar certificados, por ejemplo para niños que vayan a ser dado en adopción, “sin estar completamente seguros de que están dentro de un proceso legal y de que la familia lo está permitiendo”. Además ha de llevarse el control de todos esos menores que no están identificados, que se asegure que se ponen todos los medios incluidos las técnicas de análisis ADN en los casos necesarios para conseguir la correcta identificación. 
“Este es el único modo de identificar que en el país de origen es un niño que ha sido robado a sus familias y, a partir de ahí, se han falsificado todos los documentos por parte de organizaciones criminales relacionadas con el tráfico y explotación de menores, de tipo sexual y de tipo laboral”, señaló. 
El otro gran mensaje que transmitió es que los avances científicos permiten y generan una esperanza a todas las familias, y que “en el caso de que un niño haya desaparecido se pueda conseguir la identificación lo antes posible, antes de que pueda caer en manos de redes criminales de explotación”.
En esta línea manifestó que “a partir de ahora la redes criminales saben que en los países donde esto está funcionando bien no se puede cambiar el nombre en un papel y decir “este es mi hijo” y darlo en adopción o intentar luego colocarlo en algún tipo de trabajo de explotación laboral o sexual”, concluyó.
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares