martes, junio 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCDr. Juan Manuel Garrote: "Los sanitarios de A.P. somos la cenicienta de...

Dr. Juan Manuel Garrote: «Los sanitarios de A.P. somos la cenicienta de los profesionales de la salud en Castilla y León»

 

El doctor Juan Manuel Garrote lamenta en este artículo publicado en «El Adelantado.com», el desmantelamiento al que está siendo sometida la Atención Primaria en la Comunidad de Castilla y León, como consecuencia de la política de recortes que se está llevando a cabo y que está provocando, además, una cada vez mayor distancia entre niveles asistenciales

 

Segovia, 12 de febrero 2014 (medicosypacientes.com)

«Los sanitarios de Atención Primaria somos la cenicienta de los profesionales de la salud en Castilla y León»

Juan Manuel Garrote Diaz, médico rural.
Coordinador médico de Comunicación de la OMC

Pues sí, querido lector, así lo parece: si eres médico o enfermera de hospital, si eres mecánico de un taller de coches, si eres empleado de banca, si eres trabajador de una fábrica de embutidos, te sorprenderá saber que los sanitarios de Atención Primaria de Castilla y León, cuando comenzamos a trabajar los fines de semana, debemos limpiar los baños, cocinas y salas donde vamos a desarrollar nuestro trabajo, y a lo largo de la jornada, limpiar la sangre o vómitos que caen al suelo, y recoger las bolsas de basura cuando se llenan con los vendajes de los pacientes que hemos curado. En fin, debemos hacer todas las labores de limpieza que haría cualquier empresa o persona de limpieza encomendada para ello.

Esta falta de consideración por parte de la Administración sanitaria hacia médicos y enfermeras de Centros de Salud, recientemente ha aumentado para seguir faltándoles al respeto profesionalmente: la Administración ha empezado a facilitar la comida al médico de hospital cuando está de guardia, cosa bastante razonable, mientras que los médicos y enfermeras de Atención Primaria tienen que ir a trabajar con la fiambrera de su casa.

Los médicos de Atención Primaria no hacemos transplantes de hígado o de corazón, nuestra labor no es muy mediática ni muy sonora, y no salimos en grandes titulares en periódicos o televisión, pero la Administración olvida con frecuencia que con nuestros diagnósticos, tratamientos y con nuestro esfuerzo, evitamos que el absentismo laboral sea grande, ya que con un mínimo de pruebas complementarias, conseguimos resolver las enfermedades habituales y los problemas urgentes de la mayoría de la población. Los hospitales no se colapsan porque hay una Atención Primaria fuerte y resolutiva que consigue resolver la inmensa mayoría de los problemas sanitarios de la población.

Pero esta labor silenciosa, parece ser tomada por la Administración como sumisión, y se comienza a faltar, de forma ostensible, al respeto de estos sanitarios. La inmensa mayoría de las veces no se sustituyen las bajas o las ausencias de los sanitarios, por lo que ante estas circunstancias, el compañero debe asumir el trabajo del ausente, disminuyendo claramente la calidad de la atención que se proporciona a los pacientes. Se argumenta por parte de la Administración que sobran médicos, (tal vez en alguna zona, lo que no significa que deban tratarse todas del mismo modo), pero si uno analiza la situación de las enfermeras de Atención Primaria (que parece ser que no sobran), resulta que reciben el mismo trato de no sustitución, por lo que el argumento es falaz.

Tenemos unos responsables sanitarios que confunden gestionar con recortar, y en esa carrera de reducción, en los últimos años, se han recortado, reducido o anulado algunos programas comunitarios, y se hace un reto casi imposible desarrollar otros nuevos.

Hemos pasado de sobrecontratar sanitarios a echarlos de nuestra comunidad, y aunque esto lo sintamos como un agravio para los sanitarios de Atención Primaria, es en realidad un descenso notable de la atención sanitaria que se dispensa.

Como colofón se va hacer una reducción muy importante del número de médicos que hay en la comunidad, vendiendo a la población que ese recorte no significará una merma en el número de consultas, lo que no es verdad, No se puede tener a un sanitario recorriendo 10 ó 15 pueblos para ejercer su profesión en consultas infradotadas, donde en muchos casos, se pretende que se haga caridad o compañía, cuando se deberían dispensar cuidados, tratamientos y diagnósticos sanitarios

En fin, se está comenzando a desmantelar una atención sanitaria de calidad en Atención Primaria.

http://www.eladelantado.com/opinionAmplia/7219/colaboracion

 

 

 

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares