Lunes, 15 Octubre 2018

Ética y Deontología

La OMC, contra las pseudociencias y la eutanasia

El V Congreso de Deontología Médica, celebrado en Segovia, cumplió el objetivo elevar la ética a la categoría de lo cotidiano en una cita que congregó a más de dos centenares de profesionales que debatieron sobre la ética en la Medicina y, de manera especial, acerca de aquellos temas que próximamente serán incluidos en el nuevo Código Deontológico, como el ‘big data’, los conflictos de intereses y las redes sociales. Además, la OMC se ha posicionado sobre la eutanasia y el suicidio asistido y contra las prácticas invalidadas científicamente

Madrid 31/07/2018 medicosypacientes.com / R.M.P.
Los Dres. Rodríguez Sendín, Blanco Mercadé, Díaz Villarig, Guilabert, Romero, y Casanova.

El V Congreso de Deontología Médica abordó la actualización que se está realizando del Código Deontológico y que estará lista para finales de año o los primeros meses de 2019. Entre los temas que fueron llevados al primer plano del debate figuraban aquellos casos en los que la legislación y el Código Deontológico se contradicen, la exigencia propia en los conflictos de intereses y la crítica ante la permisividad de la publicidad engañosa o la importancia de inculcar el Código entre los médicos jóvenes.

El Dr. Serafín Romero, presidente de la OMC, subrayó que el Congreso "sentó las bases hacia las que nos tenemos que dirigir en el ámbito de la Deontología, desde la controversia y la necesaria reflexión de todos, porque aunque no nos pongamos de acuerdo en la totalidad de los conflictos éticos, saber hacia dónde vamos es lo más importante". 

Hizo hincapié en que en los últimos años "la corporación se ha atrevido con temas difíciles y no se ha quedado callada ante ningún debate político, económico y social, especialmente en aquellos que podían afectar a los que más necesitan de nosotros, que son los que más sufren y menos tienen". En algunas ocasiones, "ha tocado posicionarnos contracorriente en asuntos como la libertad de prescripción y contra un decreto que dejaba fuera de la asistencia a ciudadanos españoles y extranjeros que nos necesitaban", comentó. 

El presidente de la OMC recalcó la importancia de "ser valientes" y subrayó que "hemos planteado una renovación del contrato social desde el profesionalismo médico con el deber de anteponer el interés del paciente por encima de cualquier otro interés, incluido el nuestro". También detalló que existe un "compromiso con la excelencia profesional, con la mejora continua de nuestra capacitación, con la eficiencia en la utilización de los recursos, con la acción colaborativa con otros entornos profesionales y con la compasión, que va en el ADN de la profesión médica, así como con la validación periódica de la colegiación".

Otro asunto de relevancia en el Código será la inteligencia artificial y big data, tema sobre el que el Dr. Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Comisión Central de Deontología de la OMC, expuso que "la investigación como imperativo moral supone que la misma ha de ponerse al servicio de la humanidad con el fin de buscar respuestas a los problemas de salud y extender lo antes posible 

El médico no debe emplear procedimientos sin estar basados en la evidencia científica  

Según se puso de manifiesto en una de las mesas redondas, que estuvo moderada por el Dr. Enrique Guilabert, presidente del Colegio de Médicos de Segovia, los médicos deben saber que algunos grupos de pacientes, como enfermos con cáncer, enfermedades psiquiátricas o crónicas graves, y los niños son particularmente vulnerables a los riesgos asociados con las prácticas pseudocientíficas no contrastadas con métodos de evidencia

El Dr. Jerónimo Fernández Torrente, coordinador del Observatorio contra las pseudociencias, pseudoterapias e intrusismo sanitario de la Organización Médica Colegial (OMC), señaló que “el riesgo de asumir que las pseudoterapias, tienen un papel en el tratamiento del sufrimiento humano va unido al debate ético del papel del placebo en la terapéutica”. Incidió en que “para cumplir con la lex artis y desarrollar la praxis buena el médico debe abstenerse de emplear procedimientos y prescribir medicamentos que no estén basados en la evidencia científica o en la eficacia clínica comprobada, aunque el paciente lo consienta”.

El Dr. Joan Monés, profesor emérito de Medicina y Bioética de la Universidad de Barcelona, explicó que “los pacientes suelen escoger la medicina complementaria y con menor frecuencia la medicina alternativa. La medicina complementaria es menos problemática, aunque lo sigue siendo, ya que evita el antagonismo con la medicina científica y favorece la colaboración sin limitadoras exclusiones”.

El médico en las redes sociales, desde la Ética y la Deontología Médica

La presencia del médico en las redes sociales fue motivo de análisis en una mesa que estuvo moderada por el Dr. Bernardo Casanova, presidente de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Segovia. El Dr. Jacinto Bátiz, secretario de la Comisión Central de Deontología de la OMC, subrayó que “puede ser recomendable aprovechar el poder amplificador de las redes sociales para realizar una labor divulgadora, siempre que el uso y la participación conlleven un comportamiento acorde con los principios del profesionalismo médico”. 

El periodista Fernando González Urbaneja señaló que “las libertades y derechos de información y expresión tienen límites y exigencias cuando tropiezan con otras libertades y derechos de los ciudadanos que también hay que proteger. Por eso, cuando chocan los derechos hay que ponderar cuál prevalece”.  Por su parte, el Dr. Juan Manuel Garrote, secretario general de la OMC, explicó las ventajas de las redes sociales que sirven para “aprender, compartir, colaborar, encontrar, descubrir, promocionar y encontrar” en un entorno de red profesional.

El desgaste profesional, un problema de salud pública

El ‘burn out’ fue otro de los temas abordados. Se trata de un estado emocional de desgaste profesional que se caracteriza por la desmotivación y el desinterés por el trabajo acompañado de malestar interno e insatisfacción, que según los expertos “es actualmente un grave problema de salud pública” del que hay que considerar su trascendencia, magnitud y vulnerabilidad.

El Dr. Rogelio Altisent, director de la Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica de la Universidad de Zaragoza, explicó que el ‘burn out’ tiene varias víctimas: “el propio profesional, el paciente, el equipo y el sistema sanitario, que es la sociedad”. Apuntó que hay que hacer un diagnóstico diferencial entre el “auténtico burn out” con el estrés, el cansancio, la depresión o cualquier otra enfermedad que pueda afectar al rendimiento profesional. Insistió en que “conviene diferenciarlo también con un problema de relaciones personales dentro del equipo asistencial que genera tensiones, pero no se traduce automáticamente con el desgaste profesional”.

Objeción de conciencia: un refugio legal para el médico

La objeción de conciencia es algo inherente e irrenunciable para el facultativo, pero no debe convertirse en un arma con la que desafiar al Derecho, según quedó reflejado en el V Congreso Nacional de Deontología Médica. En esta mesa participaron los Dres. Agustín Zamarrón y Mariano Casado, miembros de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC).  

El Dr. Zamarrón expuso que “la objeción de conciencia es exención de cumplimiento de una obligación legítima por fundado motivo moral o religioso e individualmente concedida, medio o no compensación a su ejercicio. Y siempre que se anteponga el cumplimiento del derecho que toda ley otorga a los más, a la benevolente exención de los menos”.

Por su parte, el Dr. Mariano Casado expresó que hay que diferenciar la “negativa del médico al cumplimiento de una norma legal por considerarlo contrario a su conciencia, de la negativa de la profesión médica al cumplimiento de una norma legal por vulnerar los valores que defiende e identifica a la profesión médica”.

El Dr. Gómez Sancho ofreció una lección de cómo tratar la vida cuando se acerca la muerte

La intervención del Dr. Marcos Gómez Sancho, cargada de palabras y sonidos, abordó en primer lugar, y como introducción a la misma, el conflicto que crea morir rodeado de máquinas. “Nos sometemos gustosos a estos tratamientos si queremos salvar la vida, pero si tenemos un cáncer avanzado, nadie quiere morir solo”, apuntó antes de señalar cómo, a menudo, “se hace demasiado para retrasar la muerte y demasiado poco, y tarde, para aliviar el sufrimiento”.

Cualquier cita o melodía sobre la vida o sobre la muerte complementaban a una serie de reflexiones en las que el Dr. Marcos Gómez Sancho explicó lo que significa para un enfermo morir en un entorno digno del ser humano, lo complicado que parece en la actualidad fallecer en casa o el sentimiento de culpa y carga que muchos pacientes tienen en sus últimos días de vida. 

Las distintas fases por las que atraviesan los pacientes terminales y sus familiares ―y cómo en muchas ocasiones los estados no coinciden en el orden, dificultando así el proceso―, el temor a morir solo o el concepto y el peligro de la soledad en el siglo XXI, o la necesidad de irse tranquilo y con la conciencia en paz que muchos enfermos experimentan, también eran tratados por el ponente, quien no olvidaba hacer referencia a las necesidades religiosas y espirituales de algunos enfermos. 

“Los médicos debemos aliviar el dolor y el sufrimiento de nuestros pacientes; aliviar el dolor es más fácil, pero cuando no conseguimos aliviar del todo el sufrimiento, le toca al paciente buscar sus medios”, indicó el Dr. Marcos Gómez Sancho, quien terminaba hablando sobre la reconciliación y el arrepentimiento y sobre cómo para muchas personas morir es descansar. “No piensen siempre que morir es lo peor que nos puede pasar”, aconsejó el experto en cuidados paliativos.

El CGCOM se posiciona ante la eutanasia y el suicidio asistido

La Asamblea del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM), reunida en Melilla, aprobó una Declaración a raíz de que el Congreso de los Diputados diera, recientemente, luz verde a abrir el debate para despenalizar la eutanasia. El CGCOM recuerda que el Código de Deontología Médica establece que “el médico nunca provocará intencionadamente la muerte de ningún paciente ni siquiera en caso de petición expresa por parte de éste”.

A raíz de que el Congreso de los Diputados diera, recientemente, luz verde a abrir el debate para despenalizar la eutanasia, tomando en consideración la proposición de ley remitida por el Parlament de Cataluña al Congreso de los Diputados, para reformar el Código Penal y contemplar así la eutanasia y el suicidio asistido.

En su declaración, el CGCOM se reafirma como profesión médica en su compromiso de servicio al ser humano y a la sociedad, así como en el respeto a la vida humana, la dignidad de la persona y el cuidado de su salud.

Recuerda que el Código de Deontología Médica establece que “el médico nunca provocará intencionadamente la muerte de ningún paciente ni siquiera en caso de petición expresa por parte de éste”.

Además, y según dicho Código, “el médico tiene la obligación de aplicar las medidas adecuadas para conseguir el bienestar del paciente, aun cuando de ello pueda derivarse un acortamiento de la vida”.

El CGCOM ha denunciado reiteradamente las desigualdades en la legislación autonómica sobre la atención al final de la vida demandando el aseguramiento de la protección de la dignidad de las personas mediante una Ley Orgánica.

Hace más de un año el CGCOM dio un apoyo sin fisuras a la iniciativa legislativa en materia de derechos y garantías en el proceso de morir, en el Congreso de los Diputados. 

Rechazo, por contrarias a la deontología y ética médica, a todas las prácticas invalidadas científicamente, incluyendo la homeopatía

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Comisión Central de Deontología rechazan por inaceptables y contrarias a la deontología médica todas las prácticas invalidadas científicamente y consideran las mismas ajenas a la ciencia y profesión médica. Entre esas prácticas se encuentra la homeopatía, la cual no ha podido demostrar hasta la fecha ninguna evidencia científica de eficacia médica fuera del efecto placebo

La Organización Médica Colegial (OMC) no solamente rechaza estas prácticas con posiciones públicas avaladas por el Código Deontológico, de obligado cumplimiento para todos los médicos colegiados, sino que así lo viene manifestando a través de diversas declaraciones de su Asamblea General, habiendo creado además el Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias para para investigar denunciar y luchar de forma activa contra los innumerables casos de prácticas engañosas y contrarias a la medicina científica.

En el reciente Congreso de Deontología Médica se anunció que en el contenido del futuro Código Deontológico, actualmente en revisión, se negará una vez más la naturaleza médica de esas prácticas y procedimientos entre los que se destaca, entre otras, la homeopatía, reconociéndola sin fundamento, con altos riesgos y costes, así como generadora de confusión para muchos pacientes al ser calificada por algunos como “medicina alternativa”.

Es preciso aclarar que un informe recientemente emitido por la Comisión Central de Deontología, en respuesta a la consulta planteada por una asociación, ha podido dar lugar a una interpretación contraria al verdadero sentir de lo expresado anteriormente ya que dicho informe se realizó en contestación a una petición que solicitaba valorar deontológicamente la aplicación de prácticas concretas distintas de la homeopatía.