Viernes, 22 Noviembre 2019

El ruido ambiental debe ser inferior a 30 decibelios para lograr un descanso de calidad

13/04/2010

La Fundación Colegio Médico de Pontevedra realiza durante los meses de abril y mayo unos Foros de debate, abierto a los ciudadanos, sobre la educación para la salud dentro de los cuales se ha incluido el tema de la contaminación acústica en las ciudades

Madrid, 12 de abril 2010 (medicosypacientes.com)

Los efectos nocivos que produce la contaminación acústica en los ciudadanos son: malestar, estrés, trastorno del sueño, pérdida de audición, conductas agresivas, baja productividad, el deterioro que sufre el coste de los inmuebles por estar situado en ambientes ruidosos o la dificultad de comunicación, entre otros.

Descripción de la imagen

La Fundación Colegio Médico de Pontevedra realiza durante los meses de abril y mayo unos Foros de debate, abierto a los ciudadanos, sobre la educación para la salud, dentro de los cuales se celebró el pasado viernes un debate titulado “Audición y Ruido” la problemática del ruido como contaminación acústica.

El presidente de la Fundación, Dionisio Alonso, señaló que, para dormir bien, “lo ideal es que el ruido ambiental sea inferior a 30 decibelios”, matizó que esta intensidad lo alcanzaría “simplemente el movimiento de las hojas de los árboles” y que, “a partir de ahí, dificulta nuestro sueños”.

Alonso explicó distintos factores a los que está sometido el ciudadano diariamente, que afectan, perjudican y provocan una serie de síntomas; y puso como ejemplo las motocicletas, ya que “al pasar al lado de una persona producen un dolor insoportable, porque alcanzan una intensidad de 110 decibelios”. Otro efecto nocivo que destacó es el que producen los ipod: “Con los auriculares colocados en el oído a intensidades superiores a 60 decibelios y mantenidas más de 2 horas, puede perjudicar la audición y producir pérdida”.

Vigo, "ciudad ruidosa"

A raíz de esto, añadió que, hoy en día el nivel de las calles del centro de ciudades como la de Vigo tiene “una integridad de entre 40 y 45 decibelios”, lo cual supone “una cierta dificultada para dormir, aunque también es cierto que el ruido no es constante por lo que es menos nocivo”.

El presidente de la Fundación, después de realizar un estudio durante años recorriendo distintas ciudades españolas y estableciendo sus parámetros de ruido, determinó que Vigo es “una ciudad de las más ruidosas de España, por no decir la más” y, añadió que, de las reformas que se están haciendo en la cuidad “muy pocas son para disminuir el nivel de ruido”.

Uno de los factores que influyen a que el centro de Vigo tenga unos parámetros tan altos, según explicó, es su distribución y disposición de cuesta. Indicó Alonso que “es una ciudad muy concentrada, con calles muy estrechas, la disposición en desnivel de las calles también influyen de forma en que el nivel de ruido de los edificios de arriba afectan al de abajo”. Una prueba gráfica de esto es “asomarse al Castro, con ello se puede observar el ruido ambiental que dispone la ciudad por el desnivel”, dijo.

Por el contrarió, indicó que Bilbao es de las mejores y menos ruidosas de España, y que, en Pontevedra, al ser el centro peatonal en muchas zonas, “hace que no sea muy ruidosa” y que, en este caso, “las zonas ruidosas están en las afueras por la circunvalación”.

En Galicia, Alonso estimó que, alrededor de 50.000 ciudadanos se ven afectados por pérdidas de audición, de ellos, el 38 por ciento comprenden edades de entre 45 y 55 años. Mientras que, entre los jóvenes, “el 6,5 por ciento comprende edades de entre 16 y 28 años, por lo que casi doblamos la media nacional”.

En cuanto a los recién nacidos “mantenemos un índice por debajo del nivel nacional”, Alonso estimó que en España el porcentaje de recién nacidos vivos que tienen pérdida auditiva se sitúa entre el 0,8 y uno por mil, mientras que en Galicia alcanzamos un 0,7.

Alonso señaló que, en Galicia, las fuentes generadoras del ruido que más afectan son la industria metalúrgica, la naval, la conservera y la construcción.

Enlaces relacionados:

Añadir nuevo comentario