Sábado, 21 Septiembre 2019

Día Mundial del Riñón

2,3 millones de españoles desconocen que padecen una insuficiencia renal

El estudio EPIRCE (Epidemiología de la Insuficiencia Renal Crónica en España)de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) demuestra que el 6,8% de la población adulta, aparentemente sana, con una edad media de 49 años presenta una insuficiencia renal oculta o sin detectar, es decir, que aproximadamente 2,3 millones de personas en España padecen este problema y no están diagnosticadas

13/03/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 14 de marzo de 2013 (medicosypacientes.com)

La insuficiencia renal crónica se produce como consecuencia de una disminución de la capacidad de filtrado del riñón, aproximadamente un 60% de la función normal del riñón. En sus estadios iniciales  la insuficiencia renal crónica evoluciona sin dar síntomas clínicos, por lo cual cuando se detecta suele estar en un estadio avanzado y con limitadas opciones de tratamiento para poder revertir la insuficiencia renal.

El nefrólogo Manuel Angoso afirma que los principales procesos médicos asociados a la presencia de una insuficiencia renal crónica son la obesidad, el colesterol alto, el tabaquismo, diabetes mellitus, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares. Existe un mayor factor de riesgo en personas con antecedentes familiares y mayores de 60 años.

Consejos para mejorar la salud renal

A la hora de cuidar y mejorar la salud renal el Dr. Manuel Angoso recomienda

-Incrementar el ejercicio físico, andar, caminar deprisa o apuntarse a un gimnasio, todo bajo supervisión médica.

-Cuidar la alimentación para llevar un control adecuado del peso.

-Cuidar la ingesta diaria de sal, no superando los 5gr de sal, cantidad recomendada por la OMS.

-Control médico para prevenir o atenuar la progresión de la insuficiencia renal crónica.

-Control de la tensión, que debe estar entre 130-139/80-85 mmHg.

-El colesterol LDL (colesterol malo), debe estar por debajo de 130 mg/dl.

-El colesterol HDL (colesterol bueno) por encima de 40 mg/dl.

-Los triglicéridos por debajo de 150 mg/dl.

-Control de glucemias con la hemoglobina por debajo del 7%.

Recomendaciones para diabéticos

La Sociedad Española de Diabetes (SED) recomienda, especialmente en caso de padecer diabetes, controlar los niveles de glucosa en sangre desde el inicio de la diabetes. Además de la presión arterial, pues la hipertensión es factor de riesgo de nefropatía.

También supervisar los niveles de colesterol y triglicéridos, ya que niveles altos contribuyen a obstruir los vasos sanguíneos; evitar la obesidad y sobrepeso así como reducir el consumo excesivo de proteínas. Además de limitar la cantidad de sal en la alimentación para controlar la presión arterial, dejar de fumar y realizar ejercicio con moderación.

Los expertos coinciden en la importancia de llevar a cabo estos consejos pues los riñones tienen, entre otras funciones, la eliminación de sustancias tóxicas del organismo, el mantenimiento de la presión arterial, la contribuyen al mantenimiento de la estructura ósea y a la correcta producción de glóbulos rojos