sábado, mayo 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaTransformación digital: la estrategia de la UE

Transformación digital: la estrategia de la UE

El boletín Europa al día nº 523 aborda este mes de abril la transformación digital, una de las prioridades de la Unión Europea. En este sentido, se trabaja en metas y objetivos para 2030, y se ha aprobado el programa Europa digital, así como nuevas leyes que refuerzan la ciberseguridad 

La transformación digital es una de las prioridades de la Unión Europea. El Parlamento Europeo trabaja para darle forma a las políticas que reforzarán la respuesta de Europa a las nuevas tecnologías y ayudarán a crear nuevas oportunidades para las empresas, negocios y organizaciones de profesionales como el CGCOM. Otros de sus objetivos es apoyar la educación digital, ofrecer formación a los trabajadores y digitalizar los servicios públicos, a la vez que se respetan los derechos y valores fundamentales. Además, contribuirán a la transición ecológica europea y la neutralidad climática en 2050.

La transformación digital es la integración de las tecnologías digitales en las empresas y organizaciones y su impacto en la sociedad. Las plataformas digitales, el Internet de las Cosas, las nubes informáticas y la inteligencia artificial forman parte de las tecnologías que afectan a diferentes sectores (transporte a la energía, sistema agroalimentario, telecomunicaciones, servicios financieros, producción industrial, sanidad) así como a la vida cotidiana de los ciudadanos.

La digitalización aporta beneficios a la sociedad. Para que Europa se adapte a la era digital, la UE quiere reforzar su soberanía en este ámbito y establecer normas, en lugar de seguir las de otros. La Comisión Europea presentó el programa «la Década Digital de Europa», que incluye metas y objetivos concretos para 2030 en ámbitos como las competencias, las infraestructuras digitales seguras y sostenibles, la transformación digital de las empresas y la digitalización de los servicios públicos.

La Eurocámara aprobó en mayo de 2021 un informe sobre la configuración del futuro digital de Europa en el que pide a la Comisión que dé respuesta a los desafíos que presentan la transición digital. Además, subraya que hay que aprovechar las oportunidades que presenta el mercado único digital, mejorar el uso de la inteligencia artificial y apoyar la innovación y las capacidades digitales.

El Parlamento aprobó en el pleno de abril el programa Europa Digital, que es el primer instrumento financiero dirigido exclusivamente a acercar la tecnología a las empresas y ciudadanos. Su objetivo es invertir en infraestructuras digitales para que las tecnologías estratégicas ayuden a potenciar la competitividad europea y la transición ecológica, además de garantizar la soberanía tecnológica.

El programa repartirá 7588 millones de euros entre cinco áreas: 2227 millones irán para informática de alto rendimiento; 2062 millones para inteligencia artificial; 1.650 millones para ciberseguridad; 577 millones para capacidades digitales avanzadas y 1072 millones para garantizar el despliegue y mejor uso de las tecnologías digitales en la economía y sociedad.

Las plataformas en línea presentan grandes oportunidades de mercado y son importantes canales de comunicación, pero también implican riesgos: la UE trabaja en la nueva legislación sobre servicios digitales, que busca promover la competitivifad, innovación y el crecimiento a la vez que refuerza la seguridad en línea. Pretende hacer frente al contenido ilegal y asegurar la protección de la libertad de expresión, de prensa y de la democracia.

Como consecuencia del aumento de la interconexión entre el mundo digital y físico, los europeos se enfrentan a nuevas amenazas. Aumentar la ciberseguridad en diferentes áreas, desde las compras en líneas al funcionamiento de un hospital, es imprescindible. El Parlamento aprobó en noviembre de 2022 nuevas leyes que refuerzan la ciberseguridad de la UE en sectores clave.

Em 2021, el PE aprobó reglas para el nuevo centro europeo de ciberseguridad y para prevenir la diseminación del terrorismo en línea, que entraron en vigor en junio de 2022.

La IA podría beneficiar a las personas con una mejor atención médica, vehículos más seguros y servicios personalizados. Además, puede mejorar los procesos de producción y aportar una ventaja competitiva a las empresas europeas, incluso en sectores en los que ya tienen posiciones sólidas: economía verde y circular, maquinaria, agricultura, turismo…

Para sacarle el máximo partido a la inteligencia artificial, los eurodiputados demandan una legislación centrada en el ser humano, destinada a establecer un marco de inteligencia artificial que ofrezca más confianza, fije estándares éticos, respalde empleos y ayude a construir una “inteligencia artificial hecha en Europa” que sirva como ejemplo a nivel mundial. La Comisión presentó su propuesta de reglamento sobre IA el 21 de abril de 2021.

El éxito del desarrollo de la inteligencia artificial en Europa depende en gran medida de una estrategia europea de datos que funcione. El Parlamento conoce el potencial de los datos industriales y públicos para las empresas e investigadores de la UE y demanda espacios de datos europeos, una infraestructura de macrodatos y una legislación que contribuya a la fiabilidad.

Para ayudar a aprovechar el potencial de los macrodatos y la inteligencia artificial, el Parlamento adoptó dos leyes para impulsar el intercambio de datos en 2022 y 2023.

La pandemia ha demostrado la importancia de las habilidades digitales para el trabajo y las interacciones. Sin embargo, también ha evidenciado la brecha digital y la necesidad de aumentar la educación digital. El Parlamento quiere que la Agenda de Capacidades Europea garantice que los ciudadanos y las empresas puedan aprovechar al máximo los avances tecnológicos. 42% porcentaje de los europeos que carecen de competencias digitales básicas

La UE quiere apoyar este sector, que proporciona más de 90 000 empleos directos en Europa, y que tuvo un tamaño de mercado de 23 300 millones de euros en 2021. Al mismo tiempo, hay que garantizar un entorno más seguro para los jugadores. Los eurodiputados piden establecer normas que regulen prácticas de compra problemáticas, como lo son las cajas de botín; mejores políticas de cancelación y protección de datos, así como más protección para jugadores menores y grupos vulnerables.

Desde finales de 2020 hay una escasez sin precedentes de semiconductores en todo el mundo. Entre otras razones, esta situación de desabastecimiento se ha visto acrecentada por la pandemia del Covid-19 y la guerra en Ucrania. Con la Ley Europea de Chips, la UE pretende garantizar la seguridad del suministro al aumentar la producción de semiconductores en los territorios de unidad común.

La producción de microchips depende de cadenas de suministro extremadamente complejas e interdependientes que se extienden por todo el mundo. Para aumentar la independencia de la UE, garantizar la competitividad futura y mantener el liderazgo tecnológico, es necesario reforzar las capacidades de la UE en la fabricación de semiconductores. Según la legislación propuesta, la cuota de la UE en la capacidad de producción mundial debería aumentar de menos del 10% al 20%.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, cada vez más servicios públicos y privados son digitales. Una transformación que exige sistemas de identificación digital seguros y fiables.

La UE está trabajando en una Identidad Digital Europea (IDe) que permita el reconocimiento mutuo de los sistemas nacionales de identificación electrónica a través de las fronteras. Con la IDe, los ciudadanos europeos podrán identificarse y autenticarse en línea sin tener que recurrir a proveedores comerciales. También podrán acceder a servicios en línea de otros países de la UE utilizando su documento nacional de identidad electrónico.

La mayoría de las normas fiscales se establecieron mucho antes de que existiera la llamada economía digital. Para reducir problemas que puedan surgir de esta circunstancia como la evasión fiscal y hacer los impuestos más justos, la UE está trabajando en normas para que los beneficios se graven cuando las empresas tengan una presencia digital significativa.

La UE también ha adoptado normas acerca de un tipo impositivo mínimo para las empresas multinacionales en la Unión, en consonancia con un acuerdo mundial en la materia.

Para contribuir a impulsar el desarrollo de las criptomonedas y proteger al mismo tiempo a los usuarios, la UE trabaja en la regulación de los criptoactivos y la tecnología que los sustenta.

La apuesta por lo digital es esencial en las políticas de la UE, ya que presenta importantes oportunidades y es fundamental para garantizar la recuperación y convertir a la UE en un líder mundial en este ámbito. La crisis de Covid acentuó la necesidad de contar con un plan de digitalización que mire hacia el futuro y beneficie a la sociedad y a la competitividad a largo plazo. El plan de recuperación económica incluye que los Estados miembros destinen a la transformación digital al menos un 20% de los 672 500 millones de euros canalizados en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Además, los programas de inversión Horizonte Europa, centrado en la investigación y la innovación, y el Mecanismo «Conectar Europa», dedicado a infraestructuras, destinan partidas significativas a los avances digitales.

Mas información:
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares