viernes, junio 21, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCPresidente OMC: "La gestión clínica es la mejor terapia contra la privatización...

Presidente OMC: «La gestión clínica es la mejor terapia contra la privatización sanitaria»

El presidente de la Organización Médica Colegial participó en la mesa redonda «Gestión Clínica: Un compromiso y un reto para el médico», organizada, recientemente, por el Colegio de Médicos de Soria, donde habló de sostenibilidad del SNS, profesionalismo y de gestión clínica. De esta última dijo ser «la mejor terapia contra la privatización sanitaria», entendiendo que la gestión clínica también está impregnada de valores»

 

Soria, 22 de enero 2014 (medicosypacientes.com)

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) participó en la mesa redonda  «Gestión Clínica: Un compromiso y un reto para el médico», organizada, recientemente, por el Colegio de Médicos de Soria, donde habló de sostenibilidad del SNS, profesionalismo y de gestión clínica. De esta última dijo ser «la mejor terapia contra la privatización sanitaria», entendiendo que la gestión clínica también está impregnada de valores».

Durante su intervención el doctor Rodríguez Sendín expuso una serie de ideas que considera «claves a la hora de abordar las necesarias reformas de la Sanidad pública».

Advirtió que el ánimo de lucro no es compatible con los valores, «Pretender insertar el lucro en el corazón del sistema con argumentos de una presunta eficiencia o abaratamiento de los servicios no es aceptable a estas alturas, máxime cuando ningún adalid de la externalización masiva del aseguramiento sanitario público aporta estudios económicos serios o, incluso, ninguno».

Como remarcó el presidente de la OMC, la sostenibilidad interna de los sistemas públicos de salud «se basa en gestionar de forma sabia el amplio y completo arsenal diagnóstico y terapéutico disponible». «Esto es lo que se entiende como gestión clínica. Con ella no se trata de crear intra-empresas fragmentarias ni de convertir a los jefes de unidad clínica en clones de los gerentes, ni de instaurar la pulsión productivista atolondrada, ni de ahorrar por ahorrar, ni de ser eficientes aunque se pueda ser injustos o perder calidad».

Lo que se pretende, fundamentalmente, con la gestión clínica, según indicó el doctor Rodríguez Sendín, es «fomentar la buena y sensata medicina de siempre en un contexto de expansión del conocimiento y de las tecnologías, y de dominio del envejecimiento y la cronicidad».

Con respecto a la gestión de los «micro-sistemas» clínicos, considera que se precisa cambiar «la organización y funcionamiento de los centros sanitarios, combinando una cesión real de poder, autonomía y capacidad de autoorganización a los profesionales, con sistemas efectivos y transparentes de rendición de cuentas».

Para el doctor Rodríguez Sendín es en este contexto, «donde mejor se pueden conciliar el interés de los pacientes, el respeto a la evidencia científica, el compromiso social, el prestigio profesional y la responsabilidad por la sostenibilidad interna de los sistemas públicos de salud».

Junto al presidente de la OMC participaron el presidente del Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León, el doctor Díaz Villarig, y el ex consejero de Salud de Castilla-La Mancha Roberto Sabrido. Actuó como moderador, el presidente del Colegio de Médicos de Soria, el doctor José Ramón Huerta.

El doctor Díaz Villarig se centró en el proyecto de Unidades de Gestión Clínica (UGC) en Castilla y León y aseguró que la posición de los médicos, del Consejo Autonómico y de los Colegios Médicos de Castilla y León es contraria al citado proyecto porque, a su juicio, «no aclara la voluntariedad o no para adherirse  a las UGC y como se decidirá entre los profesionales esa adhesión, ni cuál será la situación de los que no quieran participar en las UGC». Tampoco está claro ?añadió- «si se tendrá en cuenta la opinión de  los profesionales, que deberían acceder a las UGC por consenso, ni la estructuración entre las Jefaturas de Servicios Hospitalarios y los jefes de las Unidades de Gestión que prevén el proyecto».

El presidente de los médicos castellanoyleoneses remarcó la importancia del componente de liderazgo del médico y su implicación en las UGC «para que éstas tengan éxito, así como si independencia y autonomía en el desempeño de sus funciones, garantizando la participación y la competencia de los profesionales en la gestión de las UGC, para lo que se requieren procesos previos de formación. Tampoco está claro el sistema de incentivación y rechazó  que los recursos para ello salgan de las mejoras conseguidas por la Unidad, porque esto sería perverso».

Tras destacar el valor que tiene continuar con el sistema laboral actual, estatutorial-funcionarial y rechazar la laboralización de los médicos, volvió a recalcar el «NO» al proyecto de la Junta de Castilla y León, de los Sindicatos Médicos  (CESMS- Castilla y León) y de los Colegios Médicos de Castilla y León.

El presidente del Consejo de Médicos de Castilla y León informó, finalmente, sobre la  próxima celebración de una importante Jornada sobre Gestión Clínica, en la ciudad de Valladolid, «en la que se valorarían los aspectos generales, comunes en España sobre Gestión Clínica, en una mesa redonda y en otra los aspectos del proyecto de Castilla y León», según indicó. Además, explicó que el evento será inaugurado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Don Juan Vicente Herrera, de quién destacó que «se ha comprometido públicamente a mantener la gestión pública de la sanidad de Castilla y León, aprovechando esta cuestión para aclarar las dudas y confusiones que asocia gestión  clínica con privatización de la gestión de la sanidad pública, ya que esto no debe ser así y es rechazado por los médicos de Castilla y León».

Por su parte, el ex consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha Roberto Sabrido centró su intervención en las consecuencias de los cambios que ha experimentado el Sistema Nacional de Salud.  Al respecto, señaló que la reducción de la financiación del Sistema Nacional de Salud puede hacerlo insostenible por infrafinanciación, rompiendo parte de sus principios básicos y con importantes consecuencias sobre la calidad asistencial y poniendo en peligro la seguridad del paciente, como públicamente se ha denunciado desde el Consejo General  de Colegios Médicos (CGCOM).

Sabrido ofreció  una serie de datos para refrendar lo que exponía, entre ellos que en los últimos cuatro años se han perdido 53.000 empleos en el SNS, aparte de pérdidas retributivas, pérdida de calidad en el empleo, con disminución del horario en la jornada laboral, guardias, etc.

Asimismo, recordó que del 9,3 del PIB del gasto en salud, en Sanidad pública se gasta el 6,6%. «Los resultados son espectaculares mientras el gasto de salud en España es moderado en el ámbito de la OCDE. No somos ineficientes y el gasto sanitario actual nos lo podemos permitir», desde su punto de vista.

«El Sistema Nacional de Salud  -añadió en este sentido- no es ni ineficiente ni caro, lo que no quiere decir que no haya que tomar medidas». «Estas medidas hay que tomarlas por consenso y con la crisis se han roto todos los consensos previos y cada vez hay menos equidad y sintonía entre las Comunidades Autónomas que aumentan las desigualdades entre ellas, además de provocar una importante inequidad jurídica».

Desde el punto de vista del ex consejero «el debate público/privado está contaminando el debate sobre la gestión clínica porque para algunos la gestión clínica es sinónimo de privatización encubierta, o tal vez inducida».

En su opinión, hay que reformar el Sistema Nacional de Salud con medidas adecuadas, detallando una serie de ellas: la infrafinanciación con financiación suficiente, por ejemplo luchando contra el fraude fiscal y priorizando sobre los servicios públicos y sobre la sanidad especialmente; recuperar la universalidad de la asistencia sanitaria; racionalizar el gasto farmacéutico; financiación de la Sanidad finalista; conseguir mayor cohexión en el Sistema Nacional de Salud, desde el Consejo Interterritorial, dotándole de decisiones; cartera común de servicios en todo el Sistema Nacional de Salud; y profesionalizar la gestión clínica y despolitizarla.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares