jueves, julio 18, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioProfesión médicaLos pediatras reclaman el reconocimiento de las especialidades para mantener la calidad...

Los pediatras reclaman el reconocimiento de las especialidades para mantener la calidad asistencial

Los pediatras exigen el reconocimiento de las especialidades pediátricas como modo de garantizar en el futuro cercano la asistencia sanitaria de calidad que reciben los niños y jóvenes en España, con motivo del 64º Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP) que se celebra hasta el sábado en Valencia

El Dr. Antonio Jurado, presidente del Comité Científico de los Congreso de la AEP, explica que “además de la necesidad de impulsar la formación de los profesionales y la investigación en la disciplina, el principal desafío al que se enfrenta la Pediatría en España es el de cumplir el derecho que tienen todos los niños a ser asistidos por especialistas en Pediatría”. Y es que, tal y como advierten los expertos “el actual modelo pediátrico está en peligro de supervivencia no sólo por el déficit de pediatras que hay, sino porque las decisiones estructurales de no convocar plazas de pediatría o de no reconocer dentro de los planes formativos de los profesionales médicos las especialidades pediátricas conllevan que cada vez sea más frecuente que los niños sean atendidos por profesionales sanitarios sin formación específica”. Por su parte, el Dr. Serafín Málaga, presidente de la AEP, califica esta situación como una “involución en la atención sanitaria infantil y juvenil, que está llevando a que se vulneren derechos fundamentales de los niños”.

En este momento, de las 23 especialidades pediátricas existentes en España, como Nefrología Pediátrica, Endocrinología Pediátrica o Cardiología Pediátrica entre otras, solo se ha reconocido la especialidad de Neonatología como un Área de Capacitación Específica (ACE). “La Pediatría es una disciplina que abarca la patología del paciente desde el nacimiento hasta que completa su desarrollo físico. Las especialidades pediátricas posibilitan especialistas con formación pediátrica adecuada e imprescindibles, y que hay que arbitrar los medios necesarios para que todo niño y joven hasta los 18 años de edad sea atendido por un especialista pediátrico sea cual sea su patología”, insiste el Dr. Antonio Nieto, vicepresidente de la AEP. 

Y es que el niño, lejos de ser adulto pequeño, es un ser en crecimiento y maduración física, psíquica y sexual, con un metabolismo distinto y peculiaridades en la información que reporta el paciente, la exploración clínica, el diagnóstico diferencial, el diagnóstico funcional y el tratamiento, que hacen necesaria una preparación científica adecuada.

Compromiso con la formación

Además de la celebración del Congreso, que “supone una oportunidad para la actualización y que los pediatras estén mejor preparados para actuar profesionalmente con criterios basados en la evidencia científica, con el objetivo último de prestar una asistencia de calidad a los niños y adolescentes españoles”, el presidente de la AEP recuerda el compromiso y esfuerzo constante de la AEP con una mejor formación de los pediatras y subraya la relevancia de los proyectos Continuum, la plataforma digital de formación continuada, y Pediamécum.

La base de datos Pediamécum ha finalizado este año la incorporación de fichas de medicamentos. Así, incluye un total de 663 fichas de medicamentos de uso común en niños, clasificados por grupos terapéuticos y con información sobre los usos autorizados y los usos “off-label”, prescripciones no autorizadas pero necesarias para la atención médica de la población infantil. “Resulta de gran utilidad en la práctica clínica para los profesionales, tal y como demuestran las cifras de descargas de la aplicación y el número de visitas a la web”, asegura el profesor Málaga, quien anuncia que se seguirá trabajando en su actualización constante. En este sentido, los representantes de la AEP coinciden en señalar la necesidad de incrementar las investigaciones y estudios clínicos que permitan a los niños y jóvenes “disponer de arsenal terapéutico que de respuesta a sus necesidades clínicas, siempre teniendo en cuenta las limitaciones éticas”, añade el Dr. Jurado.

 
 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares