lunes, febrero 26, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaLos países europeos se comprometen a incrementar estrategias para proteger a la...

Los países europeos se comprometen a incrementar estrategias para proteger a la población ante emergencias sanitarias

Más de 150 delegados europeos se reunieron en Estambul para compartir desafíos y mejores prácticas. Juntos trazaron un camino para poner en práctica el plan de acción que los Estados Miembros acordaron en la 68ª sesión del Comité Regional de la OMS-Europa para mejorar la preparación y respuesta de salud pública en toda la zona

La reunión en Estambul tuvo como objetivo encontrar soluciones colectivas a las crisis cada vez más exigentes a las que ha de enfrentarse la región europea y fortalecer la acción ante emergencias de cualquier tipo. «Este encuentro demuestra que tenemos un impulso sin precedentes para traducir nuestros compromisos políticos en acción»,  señaló el Dr. Nedret Emiroglu, director de Gestión de Programas y Director de la División de Emergencias de Salud y Enfermedades Transmisibles de la OMS / Europa, quien aseguró, además, que  «ninguna organización, ningún sector y ningún país pueden hacerlo solos». Es por ello que solicitó la colaboración de todos para llevar a cabo una acción conjunta y responsable,. «Debemos asegurarnos de que todos los sectores y todas las partes de la sociedad, incluidas las comunidades, sean parte de la solución», añadió.

 
Todos los años, la OMS-Europa recibe más de 20 000 avisos de amenazas para la salud pública. De estos, unos 2.000 requieren que la Organización realice evaluaciones formales, y aproximadamente 50, o una cada semana, necesitan una respuesta. 
 
Las enfermedades pueden propagarse a gran velocidad, y las personas que huyen de las emergencias a menudo cruzan las fronteras internacionales. Esto puede tener un efecto dominó en países y regiones, incluso en aquellos que no se ven directamente afectados por las emergencias. Entre los ejemplos más recientes destacan los brotes de virus del Ébola y el Zika, y la crisis humanitaria siria.
 
Los sistemas de salud europeos han demostrado que pueden gestionar la importación de enfermedades como las fiebres hemorrágicas. Los países europeos en la primera línea de la migración están tomando medidas para proporcionar acceso a los servicios de salud para los recién llegados. La colaboración entre Turquía y la OMS ofrece un ejemplo particularmente sólido de la prestación de servicios de salud a los refugiados con estándares similares a los de los ciudadanos residentes.
 
Sin embargo, la Región europea sigue siendo vulnerable a una amplia gama de peligros, como los brotes de sarampión y el virus del Nilo Occidental, la resistencia a los antimicrobianos, las infecciones por alimentos y agua contaminados, las inundaciones y los terremotos, los conflictos y los ataques terroristas.
 
Estos riesgos de gran alcance generan cuestiones como ¿qué nivel de preparación poseen Europa y el mundo para responder a las crisis de salud? En la reunión de Estambul se puso como ejemplo la próxima pandemia de influenza. Hasta la fecha, menos de 1 de cada 3 países de la Región ha revisado sus planes de influenza pandémica desde la pandemia de 2009, y la tasa de vacunación contra la influenza ha disminuido constantemente.
 
Algo común a todas las emergencias es que su impacto puede reducirse enormemente invirtiendo en la preparación. El caso de la OMS para la inversión no deja lugar a dudas: cada dólar invertido en la preparación para emergencias de salud ve un rendimiento de más de ocho dólares, y se proyecta una inversión de 5 años para salvar 1.5 millones de vidas humanas y producir 240 mil millones de dólares de recursos económicos ganancia.
 
Esta inversión se amortiza de múltiples maneras. Además de salvar vidas, protege a las sociedades y economías, fortalece los sistemas de salud y contribuye a los esfuerzos globales de la OMS para proteger a mil millones de personas más en todo el mundo de las emergencias de salud. Esto también ayuda a allanar el camino hacia el logro de varios Objetivos de Desarrollo Sostenible.
 
«La Región de Europa tiene la experiencia y los conocimientos técnicos necesarios, y juntos debemos ampliarlos mediante un compromiso político y financiero para hacer que Europa y el mundo sean más seguros para nuestra gente», dijo el Dr. Emiroglu. Al respecto, la OMS trabaja en estrecha colaboración con los países de la Región para fortalecer sus capacidades para prevenir, prepararse, responder y recuperarse de todo tipo de emergencias de salud.
 
 
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares