miércoles, mayo 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioProfesión médicaLos oftalmólogos reclaman mayor educación en salud ocular para prevenir la ceguera...

Los oftalmólogos reclaman mayor educación en salud ocular para prevenir la ceguera irreversible

La Sociedad Española de Oftalmología (SEO) ha advertido de la importancia de promover mayor educación en salud ocular y de mejorar la atención de los pacientes oftalmológicos para prevenir la ceguera irreversible

Esta ha sido una de las conclusiones de la jornada ‘La prevención de la ceguera y la discapacidad visual en España: un compromiso colectivo’, celebrada en el Congreso de los Diputados como clausura de la Semana de la Prevención de la Ceguera Irreversible.

 
En ella, los diputados y trabajadores de la Cámara han podido participar en un programa de cribado de EMD, glaucoma y DMAE los días 14, 15 y 16 de marzo. Así, los servicios médicos del Congreso y la SEO, con el apoyo de AbbVie, han efectuado 205 exploraciones, de las cuales hubo un 20 por ciento de hallazgos positivos casuales (un 3,9% fueron hipertensión ocular o glaucoma).
 
«Es cierto que la ceguera irreversible no amenaza la vida, pero puede cambiarla por completo. Por eso es importante que los especialistas en Oftalmología hagamos todo lo posible y dispongamos de todas las herramientas necesarias para evitar la progresión de patologías como el glaucoma o el edema macular diabético, ya sea mediante la prevención o a través de la detección precoz», ha apuntado el presidente de la SEO, Antonio Piñero, durante la inauguración de la jornada.
 
En este sentido, ha recordado que el 80 por ciento de los casos de ceguera son evitables o susceptibles de tratamiento. De ahí la importancia de que los servicios de Oftalmología apuesten por medidas que permitan un abordaje temprano que reviertan en la prevención de posibles casos de ceguera irreversible.
 
En la actualidad, la especialidad concentra uno de los mayores volúmenes de demanda asistencial, lo que la sitúa como la segunda con mayor actividad de sus servicios. Ello requiere una adecuada distribución de los recursos, reorganización de los circuitos asistenciales y reingeniería de procesos para reducir las listas de espera y adecuar de forma óptima la oferta de servicios a la demanda.
 
Según los expertos reunidos en el encuentro, la mejora de los procesos y la reorganización de la atención oftalmológica, así como las medidas de prevención, debe ser una prioridad para el SNS, algo que se puede lograr mediante una adecuada gestión del cambio, y que han abordado como comité científico en la elaboración del Libro Blanco Oftex Calidad asistencial, como hoja de ruta para el futuro en Oftalmología.
 
Por ello, el documento propone 10 medidas clave que ayudarán a abordar los desafíos a los que se enfrenta la especialidad. Todo ello, con la mirada puesta en evitar todos los casos posibles de ceguera irreversible.
 
En línea con las recomendaciones del libro, durante la sesión se ha apuntado a la reorganización de circuitos en la atención en consulta, por ejemplo, apostando por el acto único –es decir, hacer la revisión y la administración del tratamiento en el mismo día–, haciendo uso de las salas limpias para liberar la presión de los quirófanos, incluyendo la telemedicina y la semipresencialidad en las consultas.
 
También se ha abogado por centralizar la atención de ciertas patologías en clínicas monográficas, gestionar la lista de espera quirúrgica de forma más eficiente, introduciendo técnicas innovadoras que reducen el tiempo quirúrgico y fomentando las cirugías combinadas en las que el paciente se somete en la misma intervención a cirugía de glaucoma y de cataratas.
 
Otra vía para aliviar la carga asistencial de Oftalmología es mediante las campañas y protocolos de cribado como mecanismo para detectar patologías como el glaucoma o el EMD antes incluso de la aparición de síntomas. Una tarea que, con la formación específica y los equipos adecuados, se puede llevar a cabo desde Atención Primaria.
 
Por otro lado, se ha puesto de relieve la importancia de la educación y la concienciación sobre las patologías oftalmológicas como estrategia clave de prevención de la ceguera, ya que permite reducir el tiempo que pasa entre el primer síntoma y la búsqueda de atención médica y, además, revertiría en una mayor implicación de los pacientes, redundando en una mejorada adherencia al tratamiento y a las revisiones.
 
La segunda mesa de la jornada se ha centrado en cuatro proyectos llevados a cabo en comunidades autónomas y hospitales que están resaltando buenos resultados a la hora de evitar casos de ceguera irreversible.
 
El primero de ellos es Oftex Prevención Andalucía, que está permitiendo hacer realidad la medición de resultados en salud en Oftalmología en dicha comunidad. Concretamente, permite el uso de la historia clínica electrónica (HCE) para introducir y obtener datos clínicamente relevantes sobre las patologías oculares de los pacientes que las padecen.
 
Esto abre las puertas a la medicina basada en resultados en el ámbito de la Oftalmología, al tiempo que ha convertido a la comunidad andaluza en la primera capaz de trabajar de forma transversal y coordinada la medición en su sistema de HCE de forma homogénea en todos los hospitales.
 
Por su parte, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), en el marco del proyecto Oftex Prevención Castilla-La Mancha, ha apostado por un nuevo modelo de coordinación asistencial entre Atención Primaria y Oftalmología resultante del diseño de unos procesos de derivación consensuados entre ambas especialidades.
 
Por otro lado, se ha presentado el programa ‘Retisalud’ de Canarias, que busca mejorar el control de los pacientes con diabetes para la detección, tratamiento precoz y seguimiento de la retinopatía diabética, una patología cuya complicación más frecuente es el EMD. Este programa ha demostrado ser un sistema de cribado proliferativa, que es la etapa más avanzada de esta enfermedad.
 
Por último, el Hospital Universitario Virgen del Rocío, en Sevilla, ha redefinido los circuitos de derivación, diagnóstico y seguimiento de los pacientes con glaucoma en función de su tipología. Además de prolongar lo máximo posible la función visual en el tiempo, se ha logrado una mejor experiencia del paciente y un mayor control sobre la enfermedad.
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares