Campaña medicina rural

Lunes, 5 Diciembre 2022

Los gobiernos europeos se comprometen a velar por la mejora de la salud de los ciudadanos

03/07/2008

OMS

Cada país debe esforzarse en mejorar el rendimiento de su sistema sanitario para mejorar la salud de los ciudadanos de forma equitativa, tal como reza en la “Carta de Tallin”, documento firmado por los ministros de salud de los 53 países que configuran la Región Europea de la OMS

Madrid, 2 de julio 2008 (Redacción)

Los ministros de salud de los 53 países que configuran la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se han comprometido, a través de un documento, a tomar medidas concretas para el fortalecimiento de los sistemas de salud, lo que lleva consigo el compromiso con la mejora de la salud de los ciudadanos. La firma del documento, al que se ha denominado “Carta de Tallin”, localidad de Estonia donde se ha celebrado la reunión de mandatarios de Sanidad, supone la adopción de los valores recogidos en documentos anteriores, así como de base para transformarlos en posteriores acciones. Entre los países firmantes se encuentra España, que estuvo representada por el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos.

Tal como expresó el director regional de la OMS para Europa, el doctor Marc Danzon, durante la firma de este importante documento, “la salud es un derecho de toda persona, con un valor en sí mismo. Por tanto, hay interés de todos los gobiernos en invertir en la salud de sus poblaciones porque la mejora de la salud de la población contribuye materialmente a la prosperidad de un país”.

Medidas clave

La “Carta de Tallín” establece medidas clave necesarias para fortalecer los sistemas de salud, mejorar la transparencia y para asegurar que el gasto en salud esté en consonancia con los objetivos perseguidos. “Hay que huir de la impresión de que el simple incremento en el nivel de asignación presupuestaria dedicada al sector salud va a resolver todos los problemas. El sistema sanitario debe aumentar y demostrar su capacidad para utilizar los fondos económicos con prudencia y transparencia”, como recomendó el director regional adjunto de OMS-Europa, el doctor Nata Menabde.

Para la preparación de este documento, la OMS ha llevado a cabo diversos estudios e investigaciones algunas de las cuales indican que durante años se ha subestimado tanto los efectos de una mejor salud en el crecimiento económico, así como la influencia del sistema sanitario en el estado general de salud. Por tanto, como se incide desde este organismo internacional "la inversión efectiva en los sistemas de salud debe considerarse no como una 'carga necesaria' sino como una inversión para el futuro bienestar de la población.

De tal modo, que como se insistió en la reunión celebrada en Estonia "la buena salud de los sistemas sanitarios no debería ser un lujo disponible sólo para los países ricos, sino un elemento fundamental de la infraestructura social, de la cohesión y del bienestar de un Estado".

Compromisos de actuación

Con la firma estampada, los países miembros de la Región Europea de la OMS se han comprometido a trabajar en una serie de aspectos concretos tales como:

  • Promoción de valores compartidos de solidaridad, equidad y participación.
  • Inversión en sistemas sanitarios y fomento de una inversión intersectorial que influya en la salud.
  • Promoción de la transparencia y la responsabilidad.
  • Desarrollo de sistemas sanitarios que respondan más a las necesidades de la población.
  • Implicación de los diferentes interlocutores en el desarrollo de las políticas y en su implantación.
  • Fomento del aprendizaje y de la cooperación entre países.
  • Aseguramiento de que los sistemas sanitarios están preparados y capacitados para responder a las crisis.