sábado, julio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaLas enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa de...

Las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa de muerte entre los españoles

Las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa de muerte entre los españoles (124.197 fallecidos), seguida de los tumores (111.381 fallecidos) y enfermedades del sistema respiratorio (51.848), según los últimos datos relativos a mortalidad facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2015. Los resultados arrojan un incremento de la mortalidad en España de un 6,8%, con un total de 422.568 muertes registradas en ese año

La mayoría (96,4%) de las defunciones se debió a causas naturales, enfermedades, responsables de 407.489 defunciones, un 7 por ciento más que el año anterior. En cambio, los fallecimientos por causas externas (15.079) crecen sólo un 1,2 por ciento.

 
Las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa de muerte, con 124.197 fallecidos, seguida de los tumores (111.381), enfermedades del sistema respiratorio (51.848), enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos (25,835) y trastornos mentales y del comportamiento (21.333).
 
A éstas le siguen las enfermedades del sistema digestivo (20.360), las muertes por causas externas (15.079), las enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (14.065), las enfermedades del sistema genitourinario (12.169) y los síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio (9.504).
 
Respecto al año anterior, destaca el aumento de los fallecimientos debidos a enfermedades del sistema respiratorio (18,3%), mientras que en el caso de los fallecimientos por enfermedades del sistema circulatorio y por tumores los incrementos fueron del 5,8 y 1 por ciento, respectivamente.
 
Las enfermedades mortales más frecuentes
 
A nivel más detallado, dentro del grupo de enfermedades circulatorias las enfermedades isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho) y las cerebrovasculares (como el ictus) volvieron a ocupar el primer y segundo lugar en número de defunciones. Además, en ambos casos, se produjo un incremento de muertes respecto al año anterior (del 3,7 y 3,1%, respectivamente).
 
No obstante, mientras las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres, entre las mujeres fueron las enfermedades cerebrovasculares.
 
Entre los tumores, los responsables de mayor mortalidad continúan siendo el cáncer de bronquios y pulmón (que aumentaron un 1,6% respecto a 2014) y el cáncer de colon (que disminuyó su número de muertes un 2,3%), siendo ambos más frecuentes en hombres que en mujeres.
 
Entre las mujeres el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama (con un aumento de defunciones del 0,1% respecto a 2014), seguido del cáncer de colon (un 0,5% más).
 
Entre las causas más frecuentes, el mayor incremento de defunciones respecto a 2014 se produjo en la neumonía (20% más en hombres y 21,8% más en mujeres), seguida de la demencia (13,8% más en varones y 14,6% más en mujeres).
 
A nivel general también hay diferencias por sexos ya que en hombres la causa más frecuente de muerte son los tumores (297 por 100.000 habitantes) mientras que en las mujeres, al igual que en la población general, son las enfermedades del sistema circulatorio (286,9).
 
Asimismo, por edades también varía la causa de muerte ya que, entre los niños menores de un año, la principal causa de muerte entre 
fueron las afecciones perinatales y las malformaciones congénitas (79,7% del total de fallecidos de este grupo).
 
En cambio, en los grupos de edad entre uno y 14 años y entre 40 y 79 años, las causas principales de muerte fueron los tumores (29,4% y 43,1% del total, respectivamente), mientras que entre los mayores de 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (33,9%). Además, las causas externas (38,5%) fueron el principal motivo de muerte entre las personas de 15 a 39 años.
 
Fallecimientos por causas externas
 
En lo que respecta a las causas externas, el suicidio se mantiene como la primera causa con 3.602 fallecimientos pese a la caída del 7,9 por ciento con respecto a los registrados en 2014 (3.910). Por detrás se situaron las caídas accidentales (con 2.783 muertes
y un aumento del 1,2%) y el ahogamiento, sumersión y sofocación accidentales (con 2.672 y un incremento del 12,7%).
 
Por accidente de tráfico fallecieron 1.880 personas (1.430 hombres y 450 mujeres), lo que supuso un 0,4 por ciento más que en 2014, según datos del INE.
 
Por sexo, el suicidio fue la primera causa de muerte externa en los hombres (con 11,8 fallecidos por cada 100.000 habitantes) seguida de las caídas accidentales y los accidentes de tráfico (6,3 en ambas). En cambio, en mujeres la principal causa de muerte externa fueron las caídas accidentales (con una tasa de 5,7 por cada 100.000 habitantes), seguidas del ahogamiento, sumersión y sofocación (5,4).
 
CC.AA. con más mortalidad
 
Asimismo, los datos del INE muestran como las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2015
correspondieron a Asturias (1.297,8), Castilla y León (1.189,0), Galicia (1.162,8), Aragón (1.084,9), Extremadura (1.059,1), Cantabria (1.035,2), País Vasco (994,5), La Rioja (988,7) y Castilla-La Mancha (969,9).
 
Ya por debajo de la media nacional se sitúan la Comunidad Valenciana (899,4), Navarra (892,7), Cataluña (877), Andalucía (857,3), Murcia (767,3), Baleares (736,6), Madrid (732), Canarias (710,1), Melilla (609,4) y Ceuta (596,6).
 
La tasa bruta de mortalidad aumentó en todas las regiones salvo en Ceuta (-0,8%). Los mayores incrementos se dieron en Castilla-La Mancha (9,1%), Andalucía (8,5%) y Comunidad de Madrid (8,4%).
 
Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que normalmente hay más defunciones por el efecto de la estructura de la población por edad, según ha señalado el INE. Y para corregirlo, se calculan las tasas de mortalidad estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.
 
En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas fueron Melilla (1.083,1), Andalucía (1.003,1) y Ceuta (970,8).
 
Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en la mayoría de las comunidades autónomas. Las mayores tasas brutas de mortalidad por estas enfermedades se registraron en Asturias (420,3 fallecidos por 100.000 habitantes), Castilla y León (354,0) y Galicia (349,5).
 
Además, Asturias y Castilla y León también tuvieron las mayores tasas de defunciones debidas a tumores, con 345,1 y 319,2 fallecidos por 100.000 habitantes, respectivamente.
 
Las enfermedades del sistema respiratorio se situaron como tercera causa de muerte en todas las comunidades autónomas mientras que las del sistema nervioso fueron cuarta causa de muerte en todas las comunidades, excepto en Cantabria, Asturias y Galicia, en las que lo fueron los trastornos mentales y del comportamiento.
 
Se adjunta informe del INE.
 
Relacionados

Adjuntos

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares