lunes, julio 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaEl 42% de médicos europeos que ejercen en Reino Unido se plantea...

El 42% de médicos europeos que ejercen en Reino Unido se plantea dejar el país

Más de cuatro de cada diez médicos del Espacio Económico Europeo (EEE) que trabajan en Reino Unido se plantean abandonar el país tras las consecuencias del Brexit, según revela una reciente encuesta realizada por la British Medical Association (BMA). Entre los principales motivos, según el sondeo, está la incertidumbre a la que están siendo sometidos por parte del Gobierno británico que hasta ahora no les ha ofrecido ningún tipo de garantías sobre su futuro en el sistema sanitario británico (NHS)

La encuesta, realizada a 1.193 médicos del EEE desveló que mientras cuatro de cada diez médicos (42 por ciento) están considerando abandonar el Reino Unido al considerar que se sienten menos valorados por el Gobierno del Reino Unido a la luz del resultado del referéndum sobre el Brexit, algo que no se aprecida del mismo modo cuando se trata de los pacientes. Muchos médicos europeos han dedicado años de servicio a la asistencia sanitaria en el Reino Unido, por lo que desde la BMA se considera “extremadamente preocupante” que un alto porcentaje estén considerando irse.

 
Precisamente, para el presidente del BMA de Escocia, Dr. Peter Bennie, al que no le cabe duda de que las dificultades de contratación de personal para el NHS de Escocia empeorarían sin la contribución de los médicos europeos. “Esta encuesta debería hacer sonar las alarmas en el Gobierno, ya que refleja el daño que está causando la incertidumbre innecesaria y continua sobre el futuro estatus de los médicos europeos que trabajan en el NHS”.
 
Al parecer, la negativa del Gobierno de Westminster a garantizar su derecho a continuar contribuyendo al Servicio  es lo que hace que un número significativo de médicos europeos consideren abandonar el Reino Unido, independientemente del acuerdo que se alcance.
 
A finales de 2016, el Gobierno escocés publicó un documento en el que destacaba su postura sobre Brexit, que incluía el reconocimiento de la contribución esencial que los médicos europeos hacen al NHS en Escocia. “Junto, atendemos a los hospitales y consultas, cuidamos a los pacientes y llevamos a cabo investigaciones médicas vitales para ayudar a salvar vidas”. Si bien la posición del Gobierno de Escocia de querer proteger el futuro derecho del personal del NHS europeo es bienvenida y fue reconocida por varios encuestados, es el Gobierno de Westminster quien debe actuar rápidamente “para asegurar la estabilidad a largo plazo del NHS, proporcionando certeza sobre el futuro de estos profesionales en el Reino Unido”. También debe garantizar que el NHS continúe empleando médicos europeos y extranjeros para compensar la escasez de personal en el servicio de salud británico”,
 
Al respecto, médicos generales (GP) se mostraron partidarios de que el Gobierno del Reino Unido “garantice los niveles actuales de seguridad y acceso al empleo, defienda y valore públicamente a los médicos extranjeros de la misma manera que ha hecho el Gobierno escocés”.
 
Entre las opiniones de los encuestados hay quienes consideran que la posición del gobierno del Reino Unido con respecto a los médicos extranjeros y, particularmente, los profesionales europeos es poco clara, al tiempo que esperan no ser utilizados como “moneda de cambio”. Otros perciben que antes del referéndum se consideraban más apreciados por su contribución al NHS, mientras que ahora se sienten “más vulnerables e, incluso, extranjeros”.
 
En la actualidad, alrededor de 10.000 médicos que prestan su servicio en el NHS proceden de otros Estados miembros, lo que representa el 6,6 por ciento del potencial laboral médico de Reino Unido. El reclutamiento de profesionales fuera del país ha sido vital para hacer frente a la escasez de personal en los servicios de salud del Reino Unido, algo que les ha permitido seguir proporcionando calidad, y un servicio de confianza y de seguridad para los pacientes.
 
No en vano, la escasez de personal sanitario está creciendo en todo el Reino Unido. Las cifras más recientes muestran que en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, el número de plazas vacantes de médico aumentó en un 60 por ciento entre 2013 y 2015.
 
La British Medical Association (BMA) es una organización profesional y apolítica independiente, que representa a los médicos y estudiantes de medicina de todas las ramas de la medicina en el Reino Unido.
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares