viernes, abril 19, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCLas administraciones deben escuchar a la profesión médica para paliar el problema...

Las administraciones deben escuchar a la profesión médica para paliar el problema de los desiertos médicos y sostener el SNS

 
Médicos y Pacientes entrevista al presidente del Consejo General de Médicos (CGCOM), Dr. Tomás Cobo, y al representante nacional de médicos jóvenes de la corporación, Dr. Domingo Antonio Sánchez, para profundizar sobre el problema de los desiertos médicos, su impacto en nuestro sistema sanitario, el papel de las administraciones y las posibles soluciones
 

Ambos representantes señalan que es imprescindible que las administraciones escuchen a la profesión médica para paliar este grave problema que afecta de manera directa al sostenimiento del modelo sanitario español tal y como lo conocemos.

¿Qué son los desiertos médicos y cómo pueden afectar al acceso a la sanidad en nuestro país?

El Dr. Domingo Antonio Sánchez asegura que un desierto médico es un concepto bien establecido en la literatura, que se refiere al resultado final de un proceso complejo denominado desertificación médica. Este proceso implica la incapacidad continua y permanente de una población determinada para acceder a los servicios de salud de manera oportuna y contextualmente relevante. En su opinión, este concepto y su conocimiento «resultan de vital importancia para prestar la mejor asistencia sanitaria en modelos como el nuestro».

Según el Dr. Sánchez, «no es que los médicos no quieran ir a zonas rurales, sino que los elementos de logística y organización personal son más complejos. Esto, sumado a la situación demográfica actual, hace que sean zonas menos atractivas y, por tanto, menos competitivas a la hora de captar a los profesionales. Precisamente lo que hemos puesto en evidencia en el informe titulado ‘Áreas de Difícil Cobertura en España: Desiertos Médicos’ es que la solución de esta problemática implica un abordaje desde diferentes perspectivas y por diferentes agentes. Implementar medidas inmediatas sin comprender el problema en su conjunto solo perpetuará y empeorará más el problema», explica.

Necesidad de un gran acuerdo político

En este sentido, el Dr. Cobo enfatiza la importancia de abordar esta problemática para reducir la inequidad existente en la atención sanitaria en nuestro país en función del código postal. «El objetivo debe ser conseguir la máxima equidad, pero eso no significa que todos podamos tener un hospital en nuestra puerta. Lo que debemos lograr es una accesibilidad lo más inmediata posible a un consultorio, a un centro de salud o a un hospital donde se nos ofrezca la máxima garantía de seguridad clínica. Ese es nuestro anhelo», insiste.

Respecto a las medidas reflejadas y expuestas en el informe del Consejo General de Médicos, el presidente de la corporación recalca que «difícilmente podremos implantarlas sin un gran acuerdo de las principales fuerzas políticas. Desde el CGCOM y desde el Foro de la Profesión Médica insistimos en la absoluta necesidad de un pacto de estado por la sanidad. Un pacto que proteja nuestro modelo universal, público y gratuito, el mejor regalo que los españoles nos hemos hecho a nosotros mismos en los últimos 100 años, eje y pilar de nuestro estado de bienestar», subraya.

Un problema de dimensiones europeas

El informe muestra que este problema no solo afecta a nuestro país, sino que tiene una dimensión europea. El Dr. Domingo Antonio Sánchez destaca que España es un país del sur de Europa y, como tal, los problemas relacionados con la desertificación médica son compartidos con los países del sur. «Existe evidencia de que en estos países hay una mayor tendencia a la desertificación, especialmente en el contexto demográfico actual. Esto hace que, ante una situación de libre circulación de profesionales médicos, los países del norte de Europa tengan una mayor capacidad para atraerlos». Insiste en que «en España, este problema es emergente y va en camino de empeorar».

En cuanto a si existe una política europea orientada a este problema, el Dr. Cobo señala que, tras la pandemia, el Parlamento Europeo aprobó el plan EU4HEALTH, que ha destinado cerca de 10 000 millones de euros para planes de salud en Europa hasta 2027. De ellos, casi 3 000 millones se destinarán a formación, lo que supone «una buena oportunidad para trabajar en esta dirección». Por su parte, el Dr. Domingo Antonio Sánchez coincide en que estos fondos europeos pueden ser una buena oportunidad, pero «deben estar bien coordinados bajo políticas que impliquen cambios estructurales en el sistema. De lo contrario, se utilizarán como parches temporales y no cambiarán la situación de fondo».

Sobre las organizaciones médicas europeas y en calidad de vicepresidente de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), el Dr. Cobo comenta que desde la UEMS «se colabora directamente en las estrategias dirigidas a programas de postgrado y formación médica continuada, y lo que es más importante, en la acreditación de los mismos, libre de cualquier conflicto de interés».

Formación

En el ámbito formativo, el representante nacional de médicos jóvenes insiste en la importancia de abordar este asunto en las distintas etapas de la formación médica, algo que recoge claramente el informe presentado. «Exponemos propuestas centradas en la etapa universitaria y de grado, en la etapa de formación sanitaria especializada y, por último, en la etapa de la carrera profesional. En dicho informe se analizan más de una veintena de estas propuestas a través de un estudio cualitativo en el que han trabajado los representantes de los médicos jóvenes de diferentes provincias de España».

Escuchar a la profesión médica para solucionar los problemas

Finalmente, el presidente del CGCOM destaca la relevancia de este informe porque busca identificar los problemas, no solo en España sino también en el contexto europeo, y una vez identificados, propone soluciones. En su opinión, «es absolutamente imprescindible que las administraciones de turno, tanto españolas como europeas, escuchen la voz de la profesión médica para que, desde el conocimiento profesional y alejados de la fanfarria política, puedan aplicar las medidas necesarias para paliar el problema de la desertificación médica y contribuir al sostenimiento de nuestro modelo sanitario», insiste. Además, destaca que el modelo sanitario es «eje y pilar de nuestro estado de bienestar.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares