sábado, febrero 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaLa OMS sitúa a Europa a la cabeza en el consumo de...

La OMS sitúa a Europa a la cabeza en el consumo de tabaco

Europa registra el número de fumadores a nivel mundial hasta alcanzar los 209 millones de personas, un 29 por ciento de la población del continente, lo que supone la mayor proporción de consumo de tabaco en el mundo, y de los cuales 74 millones son mujeres, según se desprende del reciente informe "El uso del tabaco en Europa: informe de tendencias 2019", de la Organización Mundial de la Salud   

Este documento, desarrollado por la Oficina Regional de la OMS para Europa, proporciona los últimos datos disponibles sobre la situación actual y los cambios a lo largo del tiempo en el monitoreo del consumo de tabaco, los impactos en la salud, la prevalencia del uso del tabaco, la respuesta de los sistemas de salud a la epidemia de tabaco y la El papel de los derechos humanos y la política de salud en el aumento de la conciencia de las circunstancias y los efectos del consumo de tabaco.

 
El informe enfatiza la necesidad de que los Estados miembros intensifiquen la acción preventiva, desde las intervenciones de salud hasta la comercialización, la política fiscal y una regulación más fuerte. Los países deberían considerar la inclusión del control del tabaco en la agenda de desarrollo sostenible y abordarlo desde una perspectiva de derechos humanos. Esto puede ayudar a abrir las puertas a nuevos socios y expandir la comunidad de control del tabaco más allá de los ministerios de salud y las organizaciones de salud pública. Tales vías para el control del tabaco podrían alentar el uso de instrumentos poderosos y previamente infrautilizados que generan apoyo para las medidas de control del tabaco.
 
Su objetivo no solo es dar una idea de las tendencias del uso del tabaco y las perspectivas de su control futuro, sino también ser una herramienta de promoción para alentar el diálogo entre los responsables políticos, los profesionales de la salud, los usuarios del tabaco y otras partes interesadas.
 
Así, revela tendencias que subrayan la necesidad de una acción firme en el control del tabaco. Entre los datos cabe destacar que 9 de cada 10 muertes (incluidas las muertes prematuras) por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón en la Región de Europa están relacionadas con el tabaco. En otras palabras, el 90 por ciento de los cánceres de pulmón podrían evitarse eliminando el consumo de tabaco.
 
Asimismo, el 18 por ciento de las muertes por enfermedades no transmisibles (ENT) fueron atribuibles al consumo de tabaco en 2018 en la Región de Europa, lo que significa que casi 1 de cada 5 muertes prematuras por ENT podrían evitarse eliminando el consumo de tabaco. Y la proporción de muertes por ENT debidas al tabaco fue 4 veces mayor en los hombres (28%) que en las mujeres (7%), «lo que debería reflejarse en las estrategias de prevención y control sensibles al género».
 
Además, el 27 por ciento de las muertes por cáncer se atribuyeron al consumo de tabaco en 2018; la prevalencia del consumo de tabaco entre adultos y niños sigue siendo alta, pero parece estar disminuyendo, «aunque no de manera uniforme».
 
A nivel mundial, cada año, el tabaco mata al menos a 8 millones de personas. Una evaluación de la OMS estimó que el 12 por ciento de todas las muertes entre adultos de 30 años o más podría atribuirse al consumo de tabaco; no obstante, entre 2000 y 2016, las tasas de prevalencia disminuyeron del 27 al 20 por ciento. Sin embargo, el ritmo es lento, por lo que el compromiso mundial de reducir el consumo de tabaco en un 30 por ciento para 2025 no será posible. Si la tendencia continúa, el mundo sólo logrará una reducción del 22 por ciento para 2025.
 
«Si bien es alentadora, la disminución del consumo de tabaco no es suficiente para alcanzar el objetivo de reducción del 30 por ciento establecido en el Plan de acción para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles en la Región Europea de la OMS 2016-2025. Esto será factible, pero solo si los países lo hacen», advierte el informe.
 
«Existe un gran potencial para mejorar la salud mediante la implementación de políticas que sabemos que son efectivas, como el aumento de impuestos, el uso de empaques simples, la prohibición de publicidad y la eliminación del humo de segunda mano. Si los países no toman medidas, perderemos la oportunidad de utilizar el control del tabaco como una palanca importante para mejorar la salud pública», señaló Kristina Mauer-Stender, directora de Programas para el Control del Tabaco en la OMS/Europa.
 
«El informe de tendencias revela algunas oportunidades clave para la acción, por ejemplo, abordar el control del tabaco en países donde las mujeres aún no han empezado a fumar», añade la experta, quien apuesta por aumentar la conciencia sobre el impacto negativo del tabaco en la salud pulmonar de las personas y las soluciones rentables y factibles que pueden ayudar a reducir el riesgo para la salud pulmonar que presenta el tabaco.
 
La OMS insta a los países a luchar contra la epidemia de tabaco mediante la plena implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) y la aplicación de medidas efectivas de control del tabaco, incluidas las medidas de política «MPOWER» recomendadas por la OMS, por ejemplo, reduciendo la demanda de tabaco mediante impuestos, creando lugares libres de humo y dando apoyo para dejar de fumar.
 
Asimismo, alienta a los padres y líderes comunitarios a tomar medidas para salvaguardar la salud de sus familias y comunidades informándoles y protegiéndolos de los daños causados por el tabaco.Este año la OMS destaca la gran escala de muertes por enfermedad pulmonar relacionada con el tabaco, así el Día Mundial Sin Tabaco 2019 lleva el lema ‘No permita que el tabaco le quite el aliento’, y una campaña que destaca que más del 40% de todas las muertes relacionadas con el tabaco se deben a enfermedades pulmonares como el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la tuberculosis.
 
«Millones viven con cáncer de pulmón, tuberculosis, asma o enfermedad pulmonar crónica causada por el tabaco», ha explicado el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien recuerda que «los pulmones sanos son esenciales para llevar una vida saludable. Hoy, y todos los días, puede proteger sus pulmones y los de sus amigos y familiares al decir no al tabaco».
 
En 2017, el tabaco mató a 3,3 millones de usuarios y personas expuestas al humo de segunda mano debido a afecciones relacionadas con los pulmones. Además, 1,5 millones de personas mueren por enfermedades respiratorias crónicas; 1,2 millones de muertes por cáncer (traqueal, bronquio y pulmón); se produjeron 600.000 muertes por infecciones respiratorias y tuberculosis; y se estima que más de 60.000 niños menores de 5 años mueren de infecciones respiratorias bajas causadas por el humo tabáquico.
 
Se adjunta el informe íntegro en PDF
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares