Campaña medicina rural

Sábado, 28 Enero 2023

La fractura de cadera es la de mayor impacto en la calidad de vida y la de mayor riesgo de mortalidad

02/10/2009

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por el incremento de la fragilidad de los huesos y por el riesgo de fractura afectando de manera "silenciosa" a la masa ósea y haciendo que el hueso pierda densidad y calidad. Las fracturas son la consecuencia más devastadora de esta enfermedad

Madrid, 3 de octubre 2009 (medicosypacientes.com)

Las fracturas osteoporóticas y en concreto las de cadera constituyen un problema de salud pública responsable de un aumento de la mortalidad, discapacidad funcional y costes adicionales de atención sanitaria. Los costes directos de las fracturas osteoporóticas en Europa se espera que aumenten desde los 31.700 millones en el año 2000 hasta los 76.700 millones en el 2050. En el caso de las mujeres mayores de 45 años, la fractura osteoporótica, y especialmente la de cadera, provoca al año más días de hospitalización que los generados por patologías con mayor impacto mediático como los infartos de miocardio, cáncer de pulmón o la diabetes.

“Las fracturas de cadera constituyen la consecuencia más devastadora de la enfermedad y provocan dolor crónico, reducen la mobilidad y aumentan el riesgo de muerte” afirma el Dr. Josep Blanch, consultor del Servicio de Reumatología del IMAS- Hospital del Mar. “Resulta fundamental que los médicos ofrezcan a los pacientes un tratamiento que les garantice la misma protección en todas las localizaciones, incluso en la cadera”.

No sólo es importante tratar a la paciente frente al riesgo de fracturas de cadera sino que también es clave tratarlas de manera efectiva. Entre los tratamientos para combatir la osteoporosis, el más utilizado es la familia de los bifosfonatos, aunque no todos han demostrado la misma eficacia según este estudio.

Estudio observacional sobre 210.000 pacientes con osteoporosis

La revista Osteoporosis Internacional ha publicado el estudio "Real World Effectiveness Study", en el que se recogen datos de más de 210.000 pacientes con osteoporosis con el objetivo de evaluar si la reducción en la incidencia de fracturas demostrada en los ensayos clínicos puede ser trasladada a la práctica clínica diaria.

Este estudio ha empleado una metodología única ya que ha comparado, dentro de cada grupo de tratamiento, la incidencia de fracturas durante los tres primeros meses del tratamiento (período control) con la incidencia de fracturas observada durante todo un año de tratamiento. Tras un año de tratamiento, se observó una reducción significativa del riesgo de fracturas clínicas vertebrales en los tres grupos de bifosfonatos orales, en comparación con los primeros tres meses de tratamiento, intervalo que se considera el período control.

Se trata de un estudio observacional en más de 210.000 mujeres de EEUU mayores de 65 años que ha evaluado la efectividad de los tres bifosfonatos más prescritos; risedronato, alendronato e ibandronato. El objetivo ha sido determinar si la reducción de la incidencia de fracturas observada en los ensayos clínicos puede ser trasladada a la práctica clínica diaria.

Impacto de la osteoporosis

La Osteoporosis es una enfermedad caracterizada por el incremento de la fragilidad de los huesos y por el riesgo de fractura afectando de manera “silenciosa” a la masa ósea y haciendo que el hueso pierda densidad y calidad. Las fracturas son la consecuencia más devastadora de la enfermedad y pueden darse en cualquier parte del cuerpo. Una mujer de 50 años tiene alrededor de un 40% de riesgo de sufrir una fractura osteoporótica. En la actualidad la osteoporosis provoca 1,6 millones de fracturas de cadera en todo el mundo cada año. Entre aquellas pacientes que han sufrido una fractura de cadera, aproximadamente 1 de cada 5 morirá durante el siguiente año y un 40% será incapaz de caminar de manera independiente un año después.