sábado, julio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosJesús Balbás, abogado: "Debería haber una mayor sensibilidad a la hora de...

Jesús Balbás, abogado: “Debería haber una mayor sensibilidad a la hora de jubilar a los médicos”

El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León organiza esta tarde una mesa redonda en el Colegio de Médicos de Segovia sobre "El médico ante la jubilación". Su moderador, el abogado Jesús Balbás, repasa en esta entrevista los principales aspectos que se van a abordar sobre un tema "con bastantes aristas", a su juicio. Por una parte, el retributivo y la rigidez a la hora de aplicar criterios para prolongar la permanencia en activo, ante lo que considera que "debería haber una mayor sensibilidad a la hora de jubilar a los médicos"

Esta mesa redonda, que se celebra a partir de las 17,30 h., se enmarca dentro de la celebración de la festividad de la Virgen del Perpetuo Socorro, patrona del Colegio de Médicos de Segovia. En ella participarán, el subdirector general de gestión de prestaciones del INSS, César Luis Gómez Garcillán; eñ director gral. de Mutual Medica, Enric Tornos, y el presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Tomás Toranzo

 
-Un abogado para moderar lo que opinen sobre la jubilación un subdirector del INSS, un director de una mutua para médicos y el presidente del sindicato… ¿Cómo espera que sea el debate? ¿Cree que habrá consenso?
 
-En realidad no creo que sea una cuestión de consenso; más bien de lo que se trata es de conocer la visión particular de cada uno de ellos sobre un tema global. La jubilación es un tema de bastantes aristas; la primera es la laboral, que es la que tratará el presidente del sindicato, y que comprende la regulación que hace de la jubilación, sobre todo, la Administración Pública, ya que la mayoría de los médicos trabajan para ella. Por otro lado, de lo que hablará el subdirector general del INSS será de la regulación de la prestación económica a la que todos tenemos derecho, en función de los años que hayamos cotizado y trabajado en un sistema público de pensiones, y por último, la visión del director general de una mutua se referirá más a la posibilidad que todo el mundo tiene de complementar la prestación básica a la que tenemos derecho en el sistema de Seguridad Social.
 
Por estos motivos creo que ninguna de las posturas es contradictoria, sino que las tres exposiciones se complementan perfectamente.
 
-Como dice, abordar el tema de las pensiones será inevitable; precisamente gran parte de la profesión médica considera que la diferencia entre lo que perciben en activo y sus pensiones es demasiado considerable… ¿Cuál es su opinión al respecto?
 
-El conflicto en este asunto es el desequilibrio que existe entre la retribución mensual que percibe un trabajador y el tope mensual en su base de cotización. De ahí precisamente surge que, en muchos casos, los profesionales se planteen en un momento de su vida laboral complementar dicha pensión con otro tipo de prestaciones de carácter complementario, como los planes individuales de ahorro.
 
-Como abogado, ¿ha visto muchos casos de médicos que hayan acudido a tribunales para intentar emplazar su jubilación hasta los 70 años, como ocurre en otras Comunidades Autónomas?
 
-Sí, la mayor parte de ellos; sobre todo al principio de cambiar la ley. Conozco muchos casos de médicos que acudieron a tribunales para intentar prolongar la permanencia en el servicio activo.
 
Aquí en Castilla y León se dieron dos posiciones absolutamente contrarias; la primera en Valladolid, donde la sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en Valladolid dio la razón a los facultativos que reclamaron. Se trató de un tema exclusivamente formal, ya que la sala entendió que el acuerdo de jubilación no podía ser resuelto por el gerente regional de Salud, sino que la competencia era del consejero de Sanidad. Amparados en ese criterio, anularon las jubilaciones de los médicos de aquellas Áreas de Salud, de aquellas provincias, que estaban bajo la jurisdicción de esta sala de lo Contencioso Administrativo. Una cuestión distinta se vio en Burgos, donde se entendió que el órgano competente era el gerente regional de Salud y que, como no se producía ninguno de los supuestos por los que el Plan de Ordenación de Recursos Humanos de SACyL autorizaba la prolongación de la permanencia en el servicio activo, confirmó las jubilaciones declaradas.
 
A dicha controversia ha venido a poner fin el Tribunal Supremo, declarando firmes las sentencias de Burgos y ratificando, de alguna manera, que el órgano competente es el gerente regional de Salud. A partir de ese momento, los médicos jubilados ya no han optado por litigar, sino que han aceptado su jubilación; unos mejor y otros peor.
 
-¿Considera que habría que revisar algunos aspectos legales sobre la jubilación médica?
 
Pienso que sí; todo puede estar sujeto a reforma. A mí me parece que sí sería oportuno. Nuestro Plan de Ordenación de Recursos Humanos habla de la prolongación de la permanencia en el servicio activo a aquellos médicos que hayan cumplido 65 años en tres supuestos; cuando practican técnicas relevantes para la asistencia sanitaria o lideran proyectos de investigación, o cuando hay carencia de personal sustituto en la especialidad en la que el profesional se jubila. 
 
Hay veces que la aplicación de esos criterios es excesivamente estricta. Liderar un proyecto de investigación es algo más objetivo, pero practicar técnicas relevantes no tanto. A lo mejor no deberíamos estar pensando en técnicas punteras, sino en alguien que ha liderado un Servicio y que es un profesional referente para médicos de su propio entorno. En esos casos quizás debería haber una mayor sensibilidad a la hora de jubilar o no a los profesionales.
 
-¿Cuál es el dilema legal más importante que presenta la jubilación?
 
-En mi opinión el principal dilema está en saber conciliar exactamente la marcha de profesionales experimentados, de profesionales que han dado lo mejor de sus años a la propia organización, con la garantía de incorporación de nuevos profesionales, que tienen que ir curtiéndose con experiencia y con los años. Ahí me parece que está precisamente el dilema; en saber conciliar la marcha de activos, porque son verdaderos activos. 
 
A los 55, 56, 60, 61 años un médico es referente si es un buen profesional. El dilema es conciliar la marcha de éstos con la incorporación de nuevos. Y es precisamente esta cuestión la que adquiere una enorme relevancia en el actual contexto de demografía médica, que supone que en los próximos años va a darse una situación de imposibilidad de relevo en algunas especialidades, según acreditan recientes estudios impulsados, tanto por sindicatos profesionales como por la propia organización colegial.
 
Ésta es ciertamente una de las principales cuestiones que plantea la profesión a la hora de la jubilación; que se está prescindiendo de médicos útiles y de gran experiencia. Pero supongo que, tanto para bien como para mal, no se puede generalizar, especialmente por cuestiones físicas…
 
Evidentemente; sí, lleva razón. En cualquier caso, lo que es cierto es que siempre se exige una revisión de la capacidad funcional del profesional que se dedica a trabajar en el Sistema Sanitario. Hay una revisión por parte de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales que es determinante para poder permanecer en el servicio activo. Además, la Organización Médica Colegial ha puesto en marcha mecanismos como la validación periódica de la colegiación donde el mantenimiento de la capacidad funcional para seguir desempeñando la profesión constituye uno de los principales ítems. 
 
Con respecto al hecho de que se esté prescindiendo de médicos útiles y de gran experiencia, se trata de una cuestión difícil de contestar, porque es verdad que muchos médicos son absolutos referentes en una visión ‘micro’, en una visión que comprende el hospital o la propia unidad donde prestan servicios. Hay especialistas que, precisamente, por lo buenos que son, por lo mucho que han dado al Sistema, son verdaderos ejemplos, y es difícil decir a una persona en qué momento se tiene que marchar, pero también es cierta otra cuestión: que, en cualquier caso, la jubilación tiene que llegar antes o después.
 
 
Se adjunta Programa en PDF.
Relacionados

Adjuntos

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares