viernes, abril 19, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCEl presidente de la OMC pide ante el Ébola una acción coordinada...

El presidente de la OMC pide ante el Ébola una acción coordinada internacional que implique información, formación y recursos

 

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendín, expuso ayer miércoles, en rueda de prensa en la sede de la corporación, la reciente resolución de la Asamblea General de la Asociación Médica Mundial (AMM) sobre la enfermedad del Ébola, en base a la cual pide una acción conjunta internacional que implique información, formación y recursos

 

Madrid, 16 de octubre 2014 (medicosypacientes.com/S.P.)

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendín, expuso ayer miércoles, en rueda de prensa en la sede de la corporación, la reciente resolución de la Asamblea General de la Asociación Médica Mundial (AMM) sobre la enfermedad del Ébola, en base a la cual pide una acción conjunta internacional que implique información, formación y recursos.

El Dr. Rodríguez Sendín fue testigo en Durban, Sudáfrica, del compromiso adquirido por la AMM que integra 106 asociaciones médicas nacionales, y representan a más de 10 millones de médicos en todo el mundo, de que todos los países y sus autoridades tengan conocimiento de esta Declaración en la que se definen una serie de estrategias y recomendaciones para poner freno a la propagación de este virus entre la población mundial. «Se pide, en este sentido ?remarcó ante los medios de comunicación- una acción coordinada y solidaria entre países, a lo que pueden contribuir dichas recomendaciones», ya que como lamentó, «todavía no se está respondiendo adecuadamente».

En el caso de España considera que su respuesta debe estar coordinada con la que se ofrezca desde las organizaciones internacionales OMS y UE. Desde la Organización Médica Colegial, como destacó el Dr. Rodríguez Sendín, «vamos a volcar todos nuestros esfuerzos en trabajar y colaborar con las autoridades, además de estar muy pendientes de la situación pese a estar próxima al control, y ante la posibilidad de que apareciese algún caso nuevo, como está sucediendo en otros países como EE.UU.», de ahí, según subrayó, «la necesidad de intervenir en el origen del problema».

En la rueda de prensa participaron, además del presidente de la OMC, otros miembros de la Comisión Permanente, como su vicepresidente y secretario general, Dres. Serafín Romero y Juan Manuel Garrote, respectivamente, acompañados del coordinador del Área Internacional de la OMC, el Dr. José Ramón Huerta.

El presidente de la OMC destacó, durante su intervención, la gravedad del Ébola a nivel mundial, al estar provocando una cantidad de muertes extraordinaria,  como es el caso de Liberia, donde han fallecido un 10 por ciento de los sanitarios nativos mientras los casos se han multiplicado por cinco en los últimos tres meses, además de estar diezmando los escasos recursos  que poseen los países africanos más afectados, además de Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry.  La injusticia está a flor de piel, en opinión de Rodríguez Sendín, «porque sirve hasta para tapar los escándalos económicos, como por ejemplo algunos que asolan a nuestro país como el de las tarjetas negras de Bankia».

Rodríguez Sendín mostró, además, su preocupación por que la solidaridad pueda verse afectada, «ya que ?como dijo- nuestros cooperantes pueden resultar afectados, siendo los que, a nivel mundial, están dando la respuesta más ajustada a los problemas de estos países».

Precisamente, lo que la AMM ha propuesto, según remarcó, es que «entre todos podamos ofrecer una respuesta organizada, principalmente, en el lugar donde se encuentra el foco, como es África», lamentablemente, como remarcó, de momento, «ésta todavía no se ha producido». Respuesta que, como señaló, no debe basarse tanto en la caridad que, en cierto modo, es lo que se está haciendo sino en ajustarla a las necesidades que se tienen para poder afrontar el virus». «Igual que se responde a acciones militares donde hay dinero y ánimo de lucro, aunque también se intentan salvar vidas, en el caso que nos ocupa se debería actuar con contundencia, inteligencia y sobre todo, organizadamente», señaló el Dr. Rodríguez Sendín.

Sin embargo, y según datos, a los que se refirió el presidente de la OMC, aportados por Médicos Sin Fronteras, hasta la fecha sólo ha llegado a las zonas afectadas un 20 por ciento de los recursos necesarios descritos por las Organizaciones Internacionales, «muchas promesas pero hechos, recursos, y recursos humanos escasos, hasta ahora». «Son cantidades económicas irrisorias en comparación a lo que gastamos, por ejemplo, en recursos militares». Es por ello que desde la AMM, recordó, «se ha instado a los países a que se pongan a trabajar urgentemente y den las respuestas más ajustadas en base a los recursos que se manejan». Y es que como remarcó Rodríguez Sendín, «los virus no entienden de democracia, de buenas intenciones sino de buenas pruebas y de respuestas científicas justificadas para poderlos combatir».

Formación a los profesionales, esencial

Otra cuestión clave, desde su punto de vista es la formación adecuada a los profesionales, «un apartado extraordinariamente importante». Los profesionales tienen que estar especialmente formados porque el que no está preparado ni siquiera puede pensar en la enfermedad. Por eso, y de acuerdo con la AMM, hay que estar adecuadamente formado, en función de los niveles asistenciales y de los momentos del sistema nacional de salud en el que estamos». En este sentido, considera que «los mejores entrenamientos los proporciona la realidad».

La información a la opinión pública con claridad y sin alarmar sobre las prácticas básicas es, asimismo, fundamental para el control de la infección. Ahora bien, criticó que ésta se use de forma sensacionalista «como se ha hecho con las imágenes de la auxiliar de enfermería afectada. No tiene ningún sentido ni tampoco utilidad para la sociedad española».

En el caso de España, tenemos que tener la suficiente tranquilidad, sin bajar la alerta, que no es lo mismo que estar alarmado, a lo cual puede contribuir la experiencia que hemos acumulado a lo largo de esta semana, gracias en buena parte a los compañeros que están atendiendo tanto a Teresa Romero como a las otras 15 personas que se encuentran en observación. «No parece muy razonable ?dijo-  que, en vez de agradecer su generosidad,   se ponga en cuestión a Teresa Romero que se ha prestado como voluntaria para atender a los pacientes» y añadió que «Los accidentes siempre ocurren por algo y de este tipo de situaciones, más que lamentarnos, lo que tenemos es que aprender».

El presidente de la OMC celebró, por otra parte, la idea de haber puesto en marcha el Comité Científico para la gestión del virus del Ébola, al que reconoció como «autoridad adecuada para ofrecer información a la sociedad y con la que nos alineamos desde nuestra corporación».

Con respecto a los protocolos establecidos para el control de la enfermedad, opinó que si bien son muy importantes como mecanismo de trabajo, también es cierto que «es difícil prever todo lo que puede acontecer en torno a ellos dado que en un primer momento responden a condiciones estándar, pero después hay que ajustarlos a cada situación y condiciones. Es por ello que, a su juicio, «hay que ajustarlos con un mínimo nivel de creatividad».

Aprovechó, por otra parte, para demandar centros y estructuras administrativas suficientes, destinados a velar y cuidar de la salud pública, los cuales han desempeñado un importante papel en nuestro país. «No parece adecuado que se minimice la Salud Pública y se desmonten sus sistemas». A ello, añadió la necesidad de «aumentar el conocimiento de la autoridad sanitaria sobre las estrategias y decisiones en torno a la Salud Pública».

Asimismo, abogó en base a lo recomendado por la AMM, por que se empleen recursos públicos de los países desarrollados para poder avanzar en la investigación tanto en terapias farmacológicas como en vacunas para hacer frente a la enfermedad.

Sobre el uso de terapias no aprobadas
en la infección por el virus del ébola

La Asociación Médica Mundial, como explicó el Dr. Rodríguez Sendín, ha apoyado, además, con firmeza lo suscrito en el párrafo 37 de la versión revisada del año 2013 de la Declaración de Helsinki, destinada a la investigación con seres humanos, que dice textualmente: «Cuando en la atención de un enfermo las intervenciones probadas no existen u otras intervenciones conocidas han resultado ineficaces, el médico, después de pedir consejo de experto, con el consentimiento informado del paciente o de un representante legal autorizado, puede permitirse usar intervenciones no comprobadas, si, a su juicio, ello da alguna esperanza de salvar la vida, restituir la salud o aliviar el sufrimiento. Tales intervenciones deben ser investigadas posteriormente a fin de evaluar su seguridad y eficacia. En todos los casos, esa información nueva debe ser registrada y, cuando sea oportuno, puesta a disposición del público».

Esta resolución, perfectamente aplicable al caso que nos ocupa, surge a raíz de que hayan surgido voces críticas sobre la utilización de medicamentos que todavía estaban en fase de investigación.

Finalmente, y al hilo de preguntas de periodistas, el presidente de la OMC optó por no valorar las responsabilidades políticas que pueda haber por la gestión de la crisis y se limitó a asegurar que «no se trata tanto de valorar comportamientos de nadie como de buscar soluciones a los problemas hasta ahora identificados». «Nosotros sólo estamos para felicitar a nuestros compañeros médicos, y al resto de los profesionales sanitarios por su comportamiento ejemplar».

Se adjunta resoluciones de la AMM sobre el Ébola y sobre el uso de terapias no aprobadas en la infección por virus del Ébola

 


Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares