sábado, mayo 18, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosEl Consejo Gallego de Colegios Médicos considera necesaria la “profesionalización” de la...

El Consejo Gallego de Colegios Médicos considera necesaria la “profesionalización” de la figura del tutor MIR

El Consejo Gallego de Colegios Médicos organizó la II Jornada Autonómica de Formación MIR y Grado en Medicina en la que participaron, entre otros, el representante Nacional de Médicos Tutores y Docentes, Dr. Francesc Feliú, representantes de las Comisiones de Docencia, de las Unidades Docentes de los hospitales y centros de salud de Galicia y una estudiante del CEEM

Los expertos señalaron que la formación en Medicina es un continuo que comienza en la facultad, sigue en el periodo de residencia MIR y se prolonga a lo largo de la vida profesional como formación continuada. Por este motivo, los Colegios de Médicos como garantes ante la sociedad de una práctica profesional de calidad, “deben considerar la formación de los médicos como una de sus más importantes tareas y velar por que se desarrolle en las condiciones necesarias de calidad y eficiencia”, aseguraron. 

Por ello la Organización Médica Colegial (OMC) ha puesto en marcha una Vocalía Nacional de Médicos Tutores y Docentes. Y los Colegios Médicos provinciales tienen ya o tendrán en breve una Vocalía o Representación de Médicos Tutores y Docentes.

El Consejo Gallego de Colegios Médicos transmite que desde el punto de vista profesional y deontológico, todo médico está obligado a transmitir su conocimiento y su práctica asistencial en la formación de los MIR y los estudiantes de medicina y que el sistema nacional de salud y todos los servicios públicos autonómicos del estado, consideran que la labor del médico incluye tanto la actividad asistencial como la docente e investigadora.

Sin embargo, el consejo lamenta que, en general, el “discurso” no se traduce en “hechos” y los gestores no implementan las condiciones para que las dos últimas tareas pueden desarrollarse sin recurrir al voluntarismo y la “generosidad vocacional” de los profesionales más implicados en la docencia y la investigación.

Por tanto, considera que “es necesario el reconocimiento curricular a todos los efectos (concursos de méritos, OPEs, jefaturas…) de los Tutores MIR y los colaboradores docentes de las Facultades de Medicina”.

La corporación colegial estima necesaria la “profesionalización” de la figura del Tutor MIR con unos criterios unificados para su acreditación en todo el Estado y su reconocimiento como tal en cualquier centro asistencial del país. También deben garantizarse unas condiciones mínimas para el desarrollo de la actividad docente de los Tutores MIR, concediendo el tiempo necesario para ello y, en su caso, la correspondiente retribución del tiempo complementario a la jornada laboral que esta actividad implique.

Varias comunidades autónomas ya han normativizado la Docencia en los Servicios públicos de Salud, definiendo la figura del Tutor MIR en todos los aspectos antes reseñados. En Galicia aún no se ha hecho. “Esperamos que en el plazo más breve posible lo haga nuestra Consellería de Sanidade. Idealmente con los criterios lo más unificados posible con el resto del Estado”, explican.

La valoración final del MIR debería incluir aspectos complementarios al mero “aprobado”, que contemplaran, en los casos en los que así se considere por las Comisiones de Docencia, la especial dedicación, formación y competencias del residente, más allá del cumplimiento del programa formativo de la especialidad. 

Ese reconocimiento de los especiales méritos del residente, basado en criterios bien definidos, debe tener valor curricular a todos los efectos y “es imprescindible la actualización de los Programas Formativos de determinadas especialidades, claramente obsoletos en algunos casos. Las Comisiones Nacionales de Especialidad deben generar canales de comunicación y coordinación con las Unidades Docentes de los Centros asistenciales que forman residentes”.

El Consejo Gallego de Colegios Médicos asegura que “la figura del Jefe de Estudios debe tener la consideración que merece en los centros asistenciales del SERGAS, participando como los Jefes de Servicio en las Comisiones Asistenciales de los centros y siendo consultado, como ellos, en la toma de decisiones asistenciales de las Gerencias que, como tales, tienen siempre implicaciones en la Docencia”. 

Y llega a la conclusión de que “es necesaria mayor coordinación entre la Facultad de Medicina y los centros asistenciales públicos que reciben estudiantes en prácticas. La logística, la acogida, los objetivos docentes y la dedicación que los futuros médicos precisan para su formación en todos los aspectos que ésta implica, deben definirse con más claridad. Todo ello debe ser conocido y asumido por todos los agentes implicados en la formación de los alumnos. Para que esas condiciones puedan darse, al igual que en las Tutorías MIR, debe concederse a los colaboradores docentes el tiempo necesario para ello”.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares