sábado, mayo 18, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioFundacionesProtección socialEl Burnout, una de las patologías emergentes que afectará a la salud...

El Burnout, una de las patologías emergentes que afectará a la salud mental de los médicos en la próxima década

En el marco de las VI Jornadas Clínicas del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), celebradas en Córdoba el pasado fin de semana, tuvo lugar un foro de debate para abordar “La capacidad de respuesta de la Red PAIME ante las patologías emergentes” y en la todos los participantes coincidieron en que el burnout, el síndrome de desgaste profesional, es una de las enfermedades nuevas que afectarán a los médicos en la próxima década

Este debate fue moderado por Dra. Manuela García Romero, vicepresidenta segunda de la Fundación para la Protección Social de la OMC y Coordinadora Nacional del PAIME; y en ella participaron la Dra. María Isabel Peñalver, psiquiatra clínica del PAIME del Colegio de Médicos de Murcia; el Dr. José Miguel Pena; psiquiatra y coordinador clínico del PAIME del Colegio de Médicos de Málaga; Dr. Xulián Mozo, coordinador de la Unidad de Hospitalización de la Clínica Galatea; y la Dra. Mónica Leira, psiquiatra clínica del PAIME del Colegio de Médicos de Madrid.

La Dra. Manuela García Romero, coordinadora nacional del PAIME, inició el turno de intervenciones aludiendo a que la pandemia “ha significado una antes y después para todos, sobre todo los que hemos visto la muerte tan de cerca”. En este sentido, y, según cifras que desglosó, los datos nacionales del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) hablan por sí solos con un aumento, en estos dos últimos años, de un 37% los profesionales con enfermedad mental y/o adicciones atendidos en este programa. “La parte buena, es que, de ellos, un 64%, accedieron de forma voluntaria, lo que demuestra que fuimos capaces de vernos mal y pedir ayuda”, dijo.

La mayor incidencia de médicos que acudían al programa fue para el grupo de edad de menores de 30 años, por géneros, las mujeres, y por especialidad, la anestesiología seguida de la psiquiatría, según expuso la experta quien también hizo referencia a estudios de la corporación que evidenciaban que un 30% de los médicos consideraban que su salud mental había empeorado tras la pandemia y que necesitaban ayuda, pero solo un 17% lo había pedido y se baría acercado al PAIME.

El aumento del insomnio en un 27%, la toma de ansiolíticos en un 30% y un 60% de burnout o fatiga crónica, son otros datos que reflejó la Dra. Manuela García Romero para contextualizar la situación. “En resumen, la salud percibida de los profesionales ha empeorado y aunque se observa cierta mejoría cuando la presión asistencial y social va disminuyendo no llega a la situación más alta de la que partíamos. Es enriquecedor y fundamental conocer qué ha pasado durante el 2022 y qué está ocurriendo: qué nuevas patologías se acercan al PAIME, qué nuevos casos y profesionales atendemos, y, sobre todo, conocer si somos capaces de dar respuesta”, explicó.

El Dr. Xulián Mozo, coordinador de la Unidad de Hospitalización de la Clínica Galatea, centró parte de su intervención en el “Chemsex como nueva patología emergente en los médicos”. El chemsex hace referencia a un tipo de consumo de drogas y patrón de comportamiento sexual concreto relacionado con aplicaciones para encuentros, nuevas formas consumo y drogas. Esta práctica se da entre relaciones entre dos hombres.

“Esta práctica es la tormenta perfecta porque los hombres que tienen sexo con hombres tienen más vulnerabilidad para tener más mala salud mental y en el entorno sanitario, aún más, debido al estigma que todavía existe”, añadió el experto quien aseguró que se da con más frecuencia en médicos. “Los médicos tienen mucho más riesgo que el resto de los pacientes de chemsex, porque es una figura muy deseada para estos ambientes, por la accesibilidad a fármacos, saber actuar en caso de complicación. Los médicos están muy expuestos a estos mecanismos adictivos”, explicó.

Para el Dr. Mozo, el Chemsex afecta siempre a la praxis médica y, por ello, es tan importante que en las terapias y cuando entran en el PAIME, se haga una atención integral. “Hay que trabajar en paralelo el tema adictivo y hacer un abordaje emocional complejo de la persona teniendo en cuenta el estigma, la carga que esa persona lleva, el reconocimiento de su sexualidad… etc.”

Por su parte, la Dra. María Isabel Peñalver, psiquiatra clínica del PAIME del Colegio de Médicos de Murcia, puso en relieve que están apareciendo “nuevas conductas adictivas y nuevas formas de consumo, no tanto como nuevos tóxicos”.  

En su opinión, están emergiendo una serie de drogas que son consumidas por los médicos, ya que forman parte de la sociedad. Entre ellas citó el cannabis y nuevos cannabinoides, las drogas estimulantes para el chemsex por vía inyectada y que tienen efectos devastadores para la salud mental, las anfetaminas, el éxtasis, nuevos opiáceos, el fentanilo con nuevos opioides, y la ketamina, entre otros.

“También hay nuevas adicciones como a las nuevas tecnologías. Esto supone que los que nos dedicamos a tratar las adicciones nos hemos tenido que adaptar muy rápido a esta nueva realidad”, dijo la experta quien añadió que los pacientes que llegan al PAIME es la punta de iceberg “porque llegan cuando ya ha habido un problema laboral”. Es por lo que insistió en la importancia de la prevención.

El Dr. José Miguel Pena, psiquiatra y coordinador clínico del PAIME del Colegio de Médicos de Málaga, hizo referencia los resultados de varias tesis doctorales con encuestas a los médicos antes de la pandemia “donde ya aparecía el burnout y se relacionaba altas tasas de burnout en médicos que habían sufrido agresiones”. Ya en 2016, la salud mental médicos era peor que la de la población general y la médica sufría peor salud mental que los varones, según dijo.

Tal y como explicó, los casos burnout se tratan en Málaga en grupos. “Todos comparten la situación y como se sienten con respecto a la realidad. La mayoría que acuden son médicas de Atención Primaria. Es muy eficaz”. En su opinión, “los médicos nos hemos creído que el centro de nuestra actividad es el paciente, todo por el paciente y la profesión sin cuidarnos a nosotros, y el precio ha sido el burnout”.

Finalmente, la Dra. Mónica Leira, psiquiatra clínica del PAIME del Colegio de Médicos de Madrid, dio a conocer que la patología más frecuente entre los médicos residentes son los trastornos del tipo ansioso depresivo en un 80%, y los trastornos por uso de sustancias en médicos residentes en un 10%, entre otros, en los que destaca, nuevamente, el Chemsex. “Las prácticas de chemsex de profesionales médicos producen alteraciones a nivel cerebral cognitivo. Aunque empiezan usando las drogas solo en las sesiones de Chemsex, acaban siendo adicciones, porque son sustancias muy adictivas”, dijo. Para la atención a estos pacientes hay que tener en cuenta su contexto y situación personal previa como es la necesidad de integración grupo social, identificar dificultades, “porque todo afecta de forma transversal al funcionamiento personal y laboral de la persona”.

Otro de los temas que destacó fue el riesgo de consumo y abuso de anestésicos en residentes. “Ni los tutores de residentes y responsables de docencia alcanzamos a ver la complejidad que hay. Los médicos residentes siguen teniendo problemas equiparados a hace 10 años sufren por las guardias, por la dificultad de equilibrar la vida personal y profesional. Lo bueno que ahora se formula el malestar mejor”, explicó.

Para la experta es un problema estructural. “Los referentes de nuestros médicos residentes son médicos cansados y desgastados, que sufren Burnout, no tienen en mayoría referentes saludables para construir su identidad profesional, y no hay espacios en los hospitales y residencia para atender esa necesidad”, añadió.

Las terapias de grupo y un abordaje multinivel para médicos que sufren Burnout son algunas de las soluciones que abogó. “No podemos solo responsabilizar a los médicos de que se rompan es un problema de estructura”, concluyó.

Como conclusiones se extrajeron que el Chemsex, el burnout y los síndromes adaptativos son las nuevas patologías emergentes, así como hay que poner especial atención en las segundas victimas que son los médicos que han sido agredidos o médicos que han perdido a los pacientes.

Los expertos abogaron por un compromiso con la prevención y promoción de la salud desde la facultad de Medicina y la etapa MIR dotando de herramientas y habilidades para el autocuidado. Asimismo, consideraron que el médico enfermo con problemas del chemsex, el burnout y la aparición de nuevos tóxicos y de conductas adictivas formen parte de la cartera de servicios del PAIME.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares