miércoles, julio 17, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosDra. Ferrer: "El Código de Deontología debe ir revisándose en un proceso...

Dra. Ferrer: “El Código de Deontología debe ir revisándose en un proceso continuo e ir incorporando los temas cruciales”

La Dra. Sandra Ferrer, presidenta de la Comisión de Ética y Deontología del COM Balears y miembro de la Comisión de Ética y Deontología Médica de la OMC, aborda en esta entrevista a Médicos y Pacientes las principales líneas del Congreso que se celebrará en Palma el próximo octubre.

¿Qué destacaría como objetivo principal de este encuentro?

Como objetivo principal me gustaría que fuese un espacio de encuentro entre profesionales de la Medicina que consideramos la Deontología como uno de los ejes centrales de nuestro servicio a los pacientes. Es un honor para el Col·legi de Metges de les Illes Balears que ese entorno sea en el mismo corazón de Mallorca, ofreciendo un foro de discusión de los temas candentes en Medicina desde el punto de vista de la ética y deontología médicas.

¿Cuáles serán las principales temáticas de este Congreso?

Reflexionaremos sobre los retos en la formación con los médicos de hoy en materia de Ética y Deontología, tanto en un entorno universitario como en el posgrado, analizando métodos que nos ayuden a encarnar en ellos unas actitudes, responsabilidades y compromisos propios del modo de ser médico.

También nos acercaremos a los modos que tienen los pacientes de expresar su sufrimiento en situaciones del final de vida y qué herramientas podemos utilizar los médicos para tratar de acompañarles a recorrer uno de los procesos de mayor impacto en sus vidas y las de sus familias.

La seguridad del paciente como tema pionero dentro del nuevo Código de Deontología Médica (CDM), también será una mesa de contenido interesante en materia de notificación de los incidentes y eventos adversos vinculados a la asistencia sanitaria como obligación deontológica de los médicos así como la labor determinante de los directivos y de las instituciones sanitarias en la misma.

El lema de esta edición es ‘La mirada ética y deontológica de la inteligencia artificial’, ¿cuáles son los principales retos en este ámbito?

Creo que las tecnologías que en la actualidad tenemos a nuestro alcance tienen un potencial de mejora en muchos aspectos de la vida de nuestros pacientes que debemos reconocer y aceptar, pero sus retos éticos son innegables. Una vez que forman parte de nuestra profesión, debemos poder garantizar la seguridad de nuestros pacientes, la confidencialidad, la equidad y la transparencia en su uso. Tenemos un desafío como garantes del paciente en que dichos requisitos se cumplan.

Pero como dice el Código de Deontología Médica al referirse por ejemplo a la telemedicina en su Artículo 81.3, “nuestras intervenciones deben estar siempre presididas por su base científica, profesionalidad, veracidad y prudencia”.

¿Cómo afecta la inteligencia artificial a la ética y deontología médicas?

El capítulo 24 del CDM integra muy bien las principales consecuencias que la inteligencia artificial y las grandes bases de datos sanitarios pueden tener sobre la ética médica.

Aunque en la toma de decisiones, los datos que ofrecen las bases de datos sanitarias pueden servir de ayuda al procedimiento diagnóstico del paciente, no por ello difuminan la obligación deontológica del médico de poner todos los instrumentos necesarios al servicio del paciente.

El médico es el que debe llevar a cabo un control de los procesos que sean finalistas para exigir que en materia de inteligencia artificial se cumplan los estándares éticos que aseguren la transparencia, la reversibilidad y la trazabilidad de los procesos.

¿Cuáles son los retos más urgentes en ética y deontología?

La relación médico paciente ha experimentado un cambio en los últimos tiempos, ha  evolucionado del modelo tradicional presencial a otro modelo donde, con la inclusión de la telemedicina y el uso de la tecnología, hace que la interacción se pueda producir de otro modo. La relación médico-paciente constituye el gold standard del acto médico y, por lo tanto, es fácil deducir que merece el máximo cuidado porque sobre ella se construye la confianza donde las máquinas o tecnologías no son capaces de llegar. La telemedicina es un recurso que debe proteger los valores éticos profesionales y por tanto se debe garantizar la calidad moral y técnica de las prestaciones, fijando claramente las responsabilidades deontológicas.

La ética de la documentación clínica existente en las grandes bases de datos sanitarias también es un tema de trascendencia ética donde el nuevo Código de Deontología Médica se ha pronunciado. Implica consideraciones fundamentales relacionadas con la privacidad, el consentimiento, la responsabilidad y la seguridad del paciente.

La ética y la deontología médicas deben ser capaces de detectar los cambios que se van produciendo en la sociedad y en la Medicina con el fin de ir pronunciándose sobre los conflictos éticos derivados.  Por ello, el Código de Deontología debe ir revisándose en un proceso continuo y si se hace necesario, pronunciándose mediante la elaboración de declaraciones con el fin de ir incorporando aquellos temas cruciales.

¿Qué van a aprender los asistentes a este evento?

Un congreso de deontología médica es el lugar donde dar a conocer el trabajo que se realiza en las comisiones de deontología de España y en otros grupos de trabajo. Es un momento para establecer sinergias, líneas de trabajo comunes y unificar criterios en el modo de plantear la autorregulación profesional.

Confío y espero que sus asistentes vuelvan a sus destinos con esa mirada deontológica  sobre cada uno de los temas que tratemos y a su vez les sirva de impulso para seguir impregnando de deontología su puesto de trabajo. Hay mucho en juego en cada acto médico que realizamos estemos en el lugar que estemos, y, a pesar de las dificultades con las que contamos, la práctica de la deontología nos capacita para llegar a ser médicos virtuosos que a nuestros pacientes y equipo de trabajo les gusta tener cerca.

España tiene un Código de Deontología que está a la vanguardia a nivel mundial, ¿qué destacaría de este? ¿Cuáles son las principales fortalezas o novedades de este texto?

Destacaría en primer lugar todo el trabajo de elaboración que ha habido detrás para poder crear un manual que sea una ayuda real al médico en su práctica diaria. Todo ello pone de manifiesto el trabajo desarrollado tanto por el Consejo General y la Asamblea General, por las juntas directivas de los colegios, las comisiones de deontología y los propios colegiados, en la elaboración del nuevo código.

Por otra parte, destacaría la necesaria independencia que existe entre la Ética, la Deontología y el Derecho. Por la ética respondemos ante nuestra conciencia, mientras que por la ley respondemos ante un tribunal. Y por la Deontología, la profesión médica se auto exige unos principios de conducta que van más allá de la ley y donde la corporación colegial posee competencias de autorregulación. Pero, a su vez,  como la Organización Médica colegial representa una corporación de derecho público tiene en cuenta en la disposición final 1 del CDM: “el médico que actúa amparado por las Leyes del Estado no puede ser sancionado deontológicamente.”

Desde el punto de vista de contenidos, las principales novedades que ofrece el código son los capítulos de seguridad del paciente (capítulo X), la telemedicina y la tecnología de la información y la comunicación (capítulo XXIII) y la deontología de la Inteligencia artificial y bases de datos sanitarios (capítulo XXIV).

Como fortaleza que identifico en el nuevo Código es que es un código adaptado a las necesidades sociales actuales que estamos viviendo en el ámbito de la salud y responde de un modo sencillo a los interrogantes que como médicos nos encontramos precisamente en los temas más desconocidos en nuestro sector, precisamente por su reciente aparición a un ritmo vertiginoso.

Y por último destacar que la principal razón de ser de un código de esta envergadura son nuestros pacientes, a los que les debemos tanto, y como dice el preámbulo del presente Código: “debe servir para confirmar el compromiso de la profesión médica con la sociedad a la que presta su servicio”.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares