lunes, mayo 27, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

No menu items!
InicioOMCDr. Serafin Romero: "El gran reto es mantener la corporación como referente...

Dr. Serafin Romero: «El gran reto es mantener la corporación como referente de pensamiento profesional»

«Mantener la corporación como referente de pensamiento profesional» es el gran reto que se plantea el Dr. Serafin Romero, actual secretario general de la Organización Médica Colegial, y candidato único a la vicepresidencia de la corporación médica que el próximo sábado celebrará elecciones a este cargo, así como a  la Secretaria General y a la Vocalía de Medina Privada por Cuenta Ajena

Madrid, 3 de julio 2014 (medicosypacientes.com)

«Mantener la corporación como referente de pensamiento profesional» es el gran reto que se plantea el Dr. Serafin Romero, actual secretario general de la Organización Médica Colegial, y candidato único a la vicepresidencia de la corporación médica que el próximo sábado celebrará elecciones a este cargo, así como a la Secretaria General y a la Vocalía de Medina Privada por Cuenta Ajena.

El Dr. Romero, Médico de Familia en ejercicio en la UGC de Posadas (Córdoba), se presenta a la Vicepresidencia de la OMC con un bagaje de trece años de experiencia en las corporaciones médicas, primero como Secretario y Presidente del Colegio de Medicos de Córdoba y, posteriormente, como Secretario General de la OMC, puesto que ha desempeñado desde julio de 2009.

-Después de su experiencia profesional por las corporaciones médicas, su paso a la Vicepresidencia ¿es más un peldaño en el escalafón jerárquico de la corporación o un compromiso con la actual Comisión Permanente?

-Esto no es una carrera profesional; es un cambio de puesto que responde al compromiso con la profesión que voluntariamente he aceptado. No entiendo que ser Vicepresidente sea más que ser Secretario o que ser miembro de la Permanente del CGCOM sea más que ser Presidente de un Colegio de Medicos. Lo considero como una etapa más en el trabajo y en el tiempo que llevo dedicado a la profesión, pero no un peldaño de verticalidad.

-¿Cómo valora el hecho de que para secretario general del CGCOM haya cinco candidatos y para el cargo de vicepresidente una única candidatura? El aliciente de competir sin rivales está en los votos ¿Con qué número de apoyos le gustaría contar?

-En primer lugar, hay que poner en valor que está organización es democrática y que cualquier médico se puede presentar a las elecciones. El que haya cinco candidatos a la Secretaria es señal de que tenemos una organización que está viva. Y el hecho de que se presente un solo candidato a la Vicepresidencia, no es porque no tengamos más candidatos que pudieran optar a ese compromiso. De la misma Asamblea del CGCOM podría salir cualquier candidato competente.

Sobre el hecho de acudir sólo a estas elecciones prefiero pensar que pueda ser un aval y me siento por tanto muy alagado y satisfecho pero, por otro lado, puedo entender que el mérito no es individual y que desde la Asamblea se haga una apuesta por la continuidad en el equipo de la Permanente al producirse una baja tan sensible como es la del Dr. Ricard Gutiérrez que es una persona que  ha dejado un sello en este equipo de trabajo,  difícil  de sustituir.

El hecho de ir a elecciones, aún presentándote solo,  marca el resultado que consiga. Es un verdadero reto ver cuántos votos vas a conseguir o no. Sea lo que sea, la representación legal la tendré pero la legítima será la del apoyo que consiga en las urnas, que espero que sea el máximo. Y, si no fuera así, tendría el reto de trabajar más para recuperarlo.

-Con su amplio conocimiento durante estos años en el CGCOM, ¿cuál va a ser su hoja de ruta como vicepresidente, además de actuar en funciones del Presidente que es lo que marca los Estatutos?

– En primer lugar, me gustaría potenciar el órgano de gestión de la OMC que es el Consejo General y dinamizar  e innovar en sus formas de actuación, tanto la Asamblea como el Pleno. Y, sobre todo, conseguir que la organización se convierta en un referente de pensamiento profesional.

Otro de los retos que me he marcado es llevar a la práctica el desarrollo del Área Profesional. De especial premura es la implementación de la Validación Periódica de la Colegiación.

El seguir manteniendo mi compromiso personal de  servicio a los Colegios y a sus Juntas Directivas, de coordinación con los Vocales Nacionales y de mantenimiento y potenciación de la estructura intermedia que es la Asamblea de Secretarios junto al Secretario General serán otras de líneas a desarrollar.

En resumen, mis objetivos son cumplir con las funciones que emanan de los Estatutos y que esencialmente son de apoyo al Presidente; potenciar el Consejo General como órgano de gobierno de la OMC, desarrollar el área profesional, servir de puente de los presidentes y vocales nacionales, impulsar y coordinar el trabajo de las vocalías  y  seguir dinamizando las fundaciones de la casa.

-En los cinco años al frente de la secretaria general del CGCOM ha puesto en valor este cargo dentro de las corporaciones médicas. ¿Qué destacaría o con qué acción se siente más satisfecho de su labor en la corporación?

-Quiero señalar que mi experiencia previa como Secretario en un colegio provincial ha resultado esencial para realizar el trabajo en la Permanente del CGCOM y también que mi acceso al cargo coincidió con un momento muy importante para la organización como fue la llegada de un nuevo Presidente con una amplia trayectoria profesional de defensa de los médicos y de la profesión.

Nuestra gestión ha estado determinada por una cuestión básica: la colegiación obligatoria, un problema que venimos arrastrándolo desde hace años. Yo me siento muy satisfecho de haber contribuido, junto al equipo de la Permanente y, sobre todo, con toda la Asamblea, en dar credibilidad y consolidar un explicativo sobre la necesidad de una colegiación universal, algo que aún no se ha conseguido del todo, aunque decisiones como las del Tribunal Constitucional y el borrador de la Ley de Colegio  Profesionales nos hace ver que hemos ganado la batalla.

También me siento contento de haber puesto en valor el trabajo que hace todo el tejido organizativo del Consejo General y poder identificar a los distintos profesionales que lo hacen posible, una labor que me propuse cuando llegué y creo que ahora tanto la Asamblea como las juntas directivas y los colegios conocen más de cerca.

-Sobre colegiación obligatoria, la Ley de Colegios y Servicios Profesionales ¿resolverá por fin este aspecto?

-En primer lugar, hay que señalar que se está demorando excesivamente la determinación sobre qué profesiones son de colegiación obligatoria cosa que hace más de dos años y medio tenía que haberse producido. Otra cosa es el desarrollo de una Ley de Servicios Profesionales que el Gobierno actual ha tenido a bien plantear ya que la Ley en vigor es del 1974.

Creo firmemente en la colegiación, algo que no es discutible y no quisiera plantearme un horizonte sin colegiación universal para todos los médicos de este país porque eso implicaría estar fuera de Europa. Estoy convencido que esto saldrá adelante. A nosotros, nos quedará el gran reto de elaborar unos Estatutos acordes con esta nueva realidad legislativa y social.

-La corporación cuenta con tres fundaciones dedicadas a la protección social de los médicos y sus familias (FPSOMC), la formación (FFOMC) y la cooperación para el desarrollo (FRCOMS) ¿Independientemente de su esencia, cuál es su percepción sobre la evolución que han experimentado?

-Como médico, me siento muy satisfecho de la Fundación Patronato de Huérfanos y Protección Social, que es como un diamante en bruto que estamos intentando pulir. Igual ocurre con la Fundación para la Formación que da soporte formativo a muchísimos médicos. Y pusimos en marcha la Fundación Red de Colegios Solidarios porque los médicos venimos haciendo desde tiempos inmemorables cooperación y voluntariado y consideramos que era preciso crear una red paraguas en una fundación para todos.

A todas ellas estamos intentado profesionalizarlas para mejorar su gestión, pero, ante todo, convertirlas en un proyecto de todos los Colegios de Medicos.

-En los últimos años, la corporación también se han puesto en marcha varios Observatorios: crisis, agresiones, prescripción, demografía y formación, ¿sus trabajos han dado los resultados deseados?

-Dentro de ese objetivo de seguir siendo un referente para la profesión médica, los observatorios que hemos ido poniendo en marcha a lo largo de estos años han realizado una labor muy importante. El de agresiones se ha convertido en un referente a nivel nacional e internacional; el de demografía médica ha aportado datos sobre las necesidades de profesionales; el de la prescripción médica, que nació con el objetivo de reivindicar el acto de prescripción y la cualificación que hay que tener para ello, ha ido girando hacia una mejora en el uso racional de medicamento. Y, el más reciente, el de la formación médica acaba de presentar esta semana los datos de su ingente actividad formativa de la que, en 2013, se han beneficiado más de 50.000 médicos en todos los Colegios de de España.

Quiero señalar también que la OMC se ha convertido en un referente de las migraciones médicas españolas, a través de datos sobre los certificados de idoneidad que expide a los médicos que salen a trabajar fuera de España.

– En este escenario de dificultades por el que atraviesa el SNS, ¿cuáles son los desafíos y qué papel debería de cumplir al Organización Médica Colegial?

-El gran desafío que tenemos desde hace unos años y en la actualidad es seguir manteniendo un modelo de Sistema Sanitario público que no podemos perder.

Nos hemos pronunciado sobre el peligro, inclusive, el riesgo que corremos de tomar medidas especialmente económicas que puedan producir una quiebra importante del modelo actual y por lo tanto vamos a denunciar cualquier medida que pueda llevarlo a esa quiebra.

Hemos expresado nuestros compromisos con la sostenibilidad, unos compromisos que se vieron refrendados en el acuerdo histórico con el Ministerio de Sanidad en un momento nada fácil y que puso en valor, una vez más, la responsabilidad de la profesión médica porque entendíamos que había que hacer un esfuerzo por la búsqueda de encuentros, en la búsqueda de un pacto con la Sanidad.

La herramienta de ese compromiso es el profesionalismo médico, que no es otra cosa que el conjunto de principios deontológicos de conductas y valores, que suponen anteponer al paciente por encima de cualquier otro interés; centrar en él nuestras actuaciones; buscar la excelencia profesional, el mejor desarrollo profesional, las mejores competencias de los profesionales que trabajan, y comprometernos en ser eficientes con los recursos que ponen en nuestra mano, algo que no deja de ser lo que ahora se denomina gestión clínica.

-Los recortes están afectando, en algunos casos, a la calidad asistencial. ¿Cuáles son las líneas rojas que no se deben traspasar para que se mantenga la calidad de la asistencia?

-Hay dos líneas rojas que no debemos traspasar: una, el pensar que modelos privatizadores van a ser mejores que el modelo público que tenemos, cuando ningún estudio ha demostrado que sea más eficiente, de menor coste y vaya a dar los mismos servicios que el SNS. Y, la otra, es no bajar del 6% del PIB que tenemos destinado para Sanidad porque cualquier disminución va a conllevar una pérdida de calidad.

Está claro que nuestro Sistema Nacional de Salud necesita  reformas estructurales importantes y valientes porque  tenemos un Sistema estructurado desde lo organizativo y desde lo asistencial con modelos de largo recorrido, pero que actualmente se sostienen mal, especialmente, en el tema de la atención a la cronicidad. También hay que tener en cuenta el aspecto socio-sanitario porque gran parte del coste que tiene la Sanidad es imputable al ámbito de los servicios sociales.

Y, lógicamente, tenemos que cambiar un poco la relación de confianza. O damos un paso decidido en confiar en los profesionales o difícilmente se puede gobernar un Sistema como éste dependiendo de cómo vaya la economía y cambiando cada cuatro años de gestores. Y, por otro lado, no se puede confiar si los profesionales no asumimos las responsabilidades. Tenemos que dar un paso al frente porque las cosas no van a ser igual a como han sido; y para eso, o asumimos la responsabilidad del cambio o lo harán otros. Y si lo hacen otros, posiblemente, el cambio irá a peor.

-El Gobierno destinará a sanidad en 2015 el 5,3% del PIB. Con esos cambios y la corresponsabilidad de los profesionales ¿se evitaría esa línea roja que has señalado?

-El Sistema ha perdido la «grasa» y cualquier medida restrictiva más en el ámbito de lo asistencial, tocará «músculo y nervio» y esto repercutirá en los ciudadanos y acabará generando profesionales pocos motivados e insatisfechos porque no hay que olvidar que nuestro Sistema sigue manteniendo la calidad porque tenemos unos profesionales que están respondiendo con profesionalismo. Pero si limitan pruebas diagnósticas o se limita el tiempo para  acceder a otro nivel de especialidad,  o no se sustituyen jubilaciones o largas ausencias, esto será inviable.

Hay que hacer reformas estructurales, entre ellas, mejorar la inequidad   entre el presupuesto destinado a hospitales y a  Atención Primaria. Hay que tocar estructura con afán reformista, sin hacer revoluciones.

En Atención Primaria ya no se puede recortar más porque estamos en el borde de la línea roja. Ha llegado la hora ya de las grandes reformas y no pedir más esfuerzos a los profesionales. Ahora, el esfuerzo tiene que venir de la Política, a través de un gran Pacto por la Sanidad de una vez por todas, para que podamos definir el modelo para los próximos treinta años porque en lo asistencial, ya no se puede tocar más.

-Cuál es su mensaje para los que tienen que votar el sábado?

-En la carta que he enviado a todos los miembros de la Asamblea he solicitado su apoyo para un proyecto de todos. Nos jugamos el futuro de la corporación y yo creo en el gobierno de todos. Por eso pido el máximo apoyo en aras de la mayor cohesión que nos permita la mejor gestión de la institución.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares