lunes, mayo 27, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

No menu items!
InicioEspeciales MYPDr. Manel Balcells: "En Cataluña hemos sentado las bases para transformar el...

Dr. Manel Balcells: «En Cataluña hemos sentado las bases para transformar el sistema sanitario comenzando por mejorar las condiciones laborales de los profesionales

La revista Profesión Médica entrevista al Dr. Manel Balcells, consejero de salud de Cataluña, para hacer balance de su año y medio al frente de las políticas de salud tras el reciente anuncio de convocatoria de elecciones en la Comunidad Autónoma para el próximo 12 de mayo.

El consejero aborda la necesaria transformación de los sistemas de salud para adaptarse a las nuevas necesidades de sociedad y pacientes. “Este cambio debe de comenzar con la mejora de las condiciones de los profesionales, como ya hemos hecho en Cataluña y debe de continuar con una reducción de tareas burocráticas en favor de las asistenciales para los facultativos”, asegura.

Tras un año y medio al frente de la consejería y una vez superada la pandemia. ¿Cuáles son los problemas y retos más grandes a los que se enfrenta Cataluña en el ámbito de la salud?

Tras año y medio hemos abordado temas importantes en el ámbito de la salud que eran necesarios y urgentes y que, por supuesto, suponen un primer paso para la transformación de nuestro sistema. En este año y medio el Govern, a través del Departament de Salut, ha mejorado las condiciones laborales de 140 00 profesionales de la salud en menos de un año. Durante el 2023 se han cerrado dos grandes acuerdos, el de los trabajadores del Institut Català de la Salut (ICS) con el III Acord del ICS y el III Conveni laboral del Sistema Sanitari Integral d’Utilització Pública de Catalunya SISCAT). Entre los dos se han destinado cerca de 800 millones de euros, casi todo el incremento del presupuesto.

Después de la pandemia del COVID19 el Sistema de Salud de Catalunya se ha encontrado con diferentes retos. Por un lado, la tensión que han vivido los profesionales, por el otro hemos observado que el modelo debe cambiar tras las lecciones aprendidas de estos últimos años.

Por ello, el reto de la transformación del modelo, nuestra máxima prioridad, pasa por la capacidad del sistema para dar respuesta a las necesidades, las demandas y las expectativas de salud de la ciudadanía. El envejecimiento de la población; el aumento de personas con problemas de salud crónicos o el riesgo de padecerlos; el abordaje de las desigualdades en salud provocadas por múltiples variables; una atención más cercana a las personas y a la comunidad, que llegue a toda la población independientemente del lugar dónde viva o de la situación socioeconómica con la misma calidad y accesibilidad.

Durante el 2023, hemos implantado un Plan de Mejora de la Accesibilidad al sistema, en marcha desde marzo pasado y dotado con 110 millones de euros, que está obteniendo ya los primeros resultados, no sólo en el incremento de la accesibilidad a la atención primaria, sino también en la agilización de pruebas diagnósticas y en la mejora de las listas de espera. A éste, se le suma el Plan de acción para mejorar la atracción y fidelización de los profesionales al sistema de salud, dotado con 40 millones de euros.

En este año y medio el Govern, a través del Departament de Salut, ha mejorado las condiciones laborales de 140 000 profesionales de la salud.


Déficit de profesionales. ¿Cómo está situación en Cataluña? ¿Realmente existe ese déficit y cuáles serían las medidas para ponerle solución?

En cuanto a profesionales estamos desplegando el Plan de acción mencionado anteriormente, el cual nos ha permitido consolidar nuevos roles profesionales en la atención primaria y comunitaria y aumentar en 135 las plazas de grado en medicina y 600 las de enfermería.

No solamente es una cuestión de déficit. Tenemos que redefinir los roles de los profesionales y tenemos que ser capaces que aquellos roles que se dedican a la asistencia tengan cada vez más tiempo en sus agendas para hacer asistencia y dedicarse menos a tareas burocráticas.

Atención primaria está siendo la gran quiebra del SNS. ¿Qué soluciones propone? ¿Cómo está su Comunidad Autónoma respecto al resto del Estado?

No hablaría de quiebra. La atención primaria, como el conjunto del Sistema de Salut de Cataluña necesita una transformación que se imbrique desde la primaria. En Cataluña abordaremos una transformación que pivotará desde la primaria y las relaciones y circuitos que se establecen tanto con la atención hospitalaria o la intermedia. Transformaremos el sistema y en esa transformación también se tiene que tener en cuenta el papel de todos y cada uno de los profesionales sanitarios.

Tenemos que prepararnos y mirar al futuro sabiendo que la sociedad ha cambiado y está cambiando. Por ello deberemos de redefinir y transformar la atención primaria para atender la nueva realidad de los usuarios de nuestro sistema sanitario.

Tenemos que redefinir los roles de los profesionales y ser capaces de que aquellos que se dedican a la asistencia tengan cada vez más tiempo en sus agendas para hacer asistencia y dedicarse menos a tareas burocráticas

¿Es posible hacer cambios, especialmente en AP, para liberar a los profesionales de tareas burocráticas y promover la labor puramente clínica?

Por supuesto que sí. La definición del papel y los roles de los diferentes profesionales sanitarios es básica para poder implementar cambios que liberen a los profesionales de tareas burocráticas que quitan tiempo para la labor asistencial. Dichos cambios pasan por derivar esas labores a roles más administrativos, por ejemplo. Tenemos que eliminar de la tarea asistencial la realización de trámites o emisión de documentación que no tiene por qué ser asumida por el personal asistencial.

¿Puede haber una buena sanidad sin un sólido sistema sociosanitario? ¿Lo tiene Cataluña?

El sistema sociosanitario, la atención intermedia, tiene que estar integrada en el sistema de salud. Es primordial que en la atención sanitaria se tengan en cuenta todos y cada uno de los aspectos que condicionan nuestra salud. Por eso, el envejecimiento de la población hace que nos tengamos que plantear un sistema de salud con una buena atención intermedia pero también con una buena atención domiciliaria, así como la colaboración e integración de la atención social, con la participación de todos los estamentos que en sí mismos tienen la atención social entre sus responsabilidades.

La salud mental se ha alzado como uno de los grandes retos a abordar en sanidad ¿Qué opinión le merece la estrategia del Ministerio? ¿Qué va a haber Cataluña al respecto?

La salud mental es una de las prioridades, no tan sólo del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, sino también del Govern de la Generalitat. Por ello se ha implantado el Pacto Nacional de Salud Mental que es el instrumento interdepartamental e intersectorial de la Generalitat de Cataluña que, alineado con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), impulsa la salud mental desde todos los ámbitos de la acción del Gobierno y la sociedad. Es una iniciativa del Gobierno de la Generalitat de Cataluña para dar respuesta como país a las necesidades de las personas ante un contexto de problemática de salud emocional y mental de elevada complejidad que se ha visto agravado a causa de los efectos de la pandemia. La problemática de la salud mental va más allá de la red de recursos de salud mental del Departamento de Salud y está afectando a nivel social.

Así mismo, desde el Departament trabajamos en diferentes acciones enfocadas entre otras en la salud mental de los jóvenes con programas como el del Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA), un plan dotado con una inversión de 8,4 millones de euros que prevé el aumento de plazas hospitalarias exclusivas para personas con un diagnóstico de TCA y que se desplegará progresivamente hasta 2025.

Además, interdepartamentalmente hemos realizado ya diferentes guías para el abordaje del suicidio, tanto en colegios e institutos, así como en universidades o en prisiones. Evidentemente, la problemática de la salud mental nos preocupa y nos ocupa y por ello es una de nuestras prioridades.

Deberemos de redefinir y transformar la atención primaria para atender la nueva realidad de los usuarios de nuestro sistema sanitario

El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) nació en Cataluña ¿Cómo valora su evolución e importancia en el cuidado de los profesionales? ¿Qué iniciativas además del PAIME tienen para cuidar de los profesionales desde la administración?

En 1998, se formalizó un convenio entre el Departament de Salut, el Servei Català de la Salut y el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, con el fin de crear un Programa de atención integral al médico enfermo. Dado que las instituciones firmantes son conocedoras de que dentro del colectivo médico existe un grupo de profesionales con riesgo de sufrir trastornos de conducta, hecho que puede comportar repercusiones para la salud de la población, recomienda la implementación de los mecanismos especiales de tratamiento adecuados.

Este programa se puso en marcha para procurar una atención específica a los médicos que se encuentren bajo riesgo de sufrir trastornos de conducta debido a la adicción al alcohol o a otras drogas, o bien a causa de psicopatologías distorsionadas de la realidad, dadas las problemáticas especiales que pueden ocasionarse en estos casos y que aconsejan la adopción de un mecanismo de protección de la salud diferenciado.

El Colegio Oficial de Médicos de Barcelona ha impulsado y desplegado el Programa y es quien lo gestiona, dotándolo de la estructura técnica y organizativa necesaria para su buen funcionamiento, siendo hoy un programa que da atención integral a todos los profesionales médicos y a los diplomados universitarios en enfermería/auxiliares técnicos sanitarios (DUE/ATS), bajo la cobertura, por tanto, del Consejo Catalán de Colegios de Médicos y del Consejo Catalán de Colegios de Enfermería. La colaboración del Departament de Salut y del Servei Català de la Salut se concreta en las tareas de seguimiento del programa y en coadyuvar su financiación.

Usted fue el primer consejero de salud que visitó la nueva ministra de sanidad, Mónica García ¿Qué espera de su mandato?

En primer lugar, como es sabido nuestra relación con el Ministerio tiene y debe ser bilateral. Nuestra visita tuvo un tema central como es el compromiso para la recalificación profesional de los profesionales sanitarios para este 2024. A su vez, que el Gobierno español hiciese efectivo el pago de la deuda pendiente de los fondos de cohesión de 50 millones de euros.

Fue una reunión positiva en la que hubo un buen clima. En cuanto a la recategorización de los profesionales se trabajará para que también en este 2024 a parte de ésta se acompañe con la preceptiva remuneración económica que comportarían dichos cambios.

Igualmente, en cuanto a los que estuvimos tratando con la ministra la política farmacéutica es otro de los grandes temas. El gasto farmacéutico es elevado y desde Cataluña no tenemos acceso a la regulación ni a la negociación de los precios. Solicitamos el traspaso, una cuestión que no se ha solventado. Pese a ello Cataluña podrá participar de forma efectiva en la comisión que decide los precios de los medicamentos. Hasta la fecha tan sólo éramos meros observadores.

En Cataluña hay casos relevantes de promotores de pseudociencias y “soluciones milagrosas”, ¿suponen un peligro para la salud? ¿Qué medidas se pueden tomar desde las administraciones y desde las propias profesiones sanitarias?

Por supuesto que suponen un peligro para la salud y por ello debemos denunciarlo y combatir desde las administraciones cualquier presencia en la sociedad. En Cataluña, y bajo mi mandato como conseller hemos denunciado a este tipo de personajes que son estafadores. No pueden jugar con la voluntad de personas que, en su gran parte, son vulnerables.

Las administraciones tenemos que denunciar y perseguir a esos promotores, impidiendo la realización de actividades de promoción y de comercialización de productos que tan sólo pueden provocar daño en la salud de la ciudadanía.

Lamentablemente observamos cómo alguno de estos promotores tiene sus seguidores y por ello tenemos que trabajar en evidenciar que tan sólo juegan con la vulnerabilidad de las personas que les siguen. Tenemos que ser implacables con ellos.

Las pseudociencias suponen un peligro para la salud y por ello debemos denunciarlo y combatir desde las administraciones cualquier presencia en la sociedad

¿Es el cambio climático una grave amenaza para la salud global? ¿En qué medida nos está afectando y cómo combatirlo desde las políticas sanitarias?

El cambio climático verdaderamente es un problema global que tiene consecuencias para la salud. Por eso tenemos que abordarla con iniciativas como las políticas One Health. La estrategia One Health es central en las políticas de Salut. Estamos trabajando con el Govern un acuerdo para crear una Mesa Intersectorial e Interdepartamental al respecto. El objetivo es impulsar políticas con una perspectiva integral y holística entre la Administración de la Generalitat de Cataluña. Ésta debe tener en cuenta las responsabilidades sobre salud humana, salud animal y salud ambiental y de los ecosistemas e implicar a los gobiernos locales, las entidades sociales, las profesionales y las científicas de los diferentes ámbitos para desarrollar una herramienta institucional y un entorno para impulsar proyectos de país de forma coordinada y colaborativa. Todo ello orientado por las directrices de la Comisión Europea, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y la OMS.

¿Cómo definiría el sistema de salud y qué cambios necesita?

El Sistema de Salut en Cataluña necesita cambios, que ya se están llevando a cabo, y que parten de la premisa de poner a las personas al centro del sistema. Como comentaba anteriormente nuestro sistema necesitaba de una transformación para adaptarse a los retos futuros y a las necesidades de las personas. Con la atención primaria como eje central del sistema, liderando el proceso asistencial, con una atención hospitalaria menos congestionada en las urgencias y una atención intermedia más centrada en la cura y no en la hospitalización, en definitiva, un Sistema de Salut cuya transformación vaya evolucionando hacia cooperación, hacia la creación de alianzas territoriales que le haga capaz de trabajar en colaboración y con instrumentos de planificación, tanto estructural como asistencial, que ya se han ido concretando en Planes estratégicos iniciados este pasado 2023.

En Cataluña, hemos sentado las bases para iniciar esta transformación, este cambio. Primero lo hemos hecho con una acción necesaria: las mejoras laborales de los profesionales de nuestro sistema

Existe mucha documentación sobre los problemas y soluciones del SNS pero no se está implementando ¿A qué achaca la inacción?

Las transformaciones, los cambios en el sistema son complejos. A veces no se trata de inacción. Cualquier punto de partida tiene que ser firme porque el sistema de salud, en este caso el de Cataluña, es complejo y es enorme. Es como mover un gran transatlántico, para moverlo no basta con un pequeño movimiento y éste no será inmediato cuando se observe y se materialice.

En Cataluña, como he dicho hemos sentado las bases para iniciar esta transformación, este cambio. Primero lo hemos hecho con una acción necesaria: las mejoras laborales de los profesionales de nuestro sistema. A partir de aquí y tras haber pasado la pandemia y un desgaste importante de los profesionales, una vez reconocidos con mejoras laborales, tenemos que prepararnos para aplicar las transformaciones que nos lleven a un sistema de salut para, en Catalunya, 10 millones de personas.

Los datos de los que dispone la Organización Médica Colegial en su conjunto reflejan que el estado de salud de los médicos empeora y están quemados. ¿Qué se puede hacer a corto, medio y largo plazo para revertir esta situación?

Tras la pandemia la situación se ha agravado en los profesionales sanitarios. Hay programas e iniciativas como hemos comentado anteriormente como el PAIMM pero debemos trabajar en abordar la situación también desde las funciones y desde las tareas que desarrollan.

Hay que estudiar la redistribución de tareas para focalizar a los profesionales sanitarios que deban hacer asistencia, en que puedan ejercerla y realizarla en su máximo durante la jornada laboral. Tenemos que mejorar, como ya hemos hecho, las condiciones laborales del sector porque tenemos que reconocer la labor que realizan para que, en primer lugar, tengan el reconocimiento laboral en su amplio concepto desde la remuneración a otras condiciones.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares